Yo era uribista

Esa enfermedad llamada Uribismo encuentra su cura y su letal antibiótico en la lectura.

Opina - Sociedad

2018-04-04

Yo era uribista

Aunque este escrito puede representar casi un suicidio moral, dicen que el primer paso para resolver un problema es reconocerlo, solo entonces podremos tomar las medidas necesarias para corregirlo y salir adelante.

Hoy, al mirar hacia atrás, veo con orgullo cómo superé aquella enfermedad degenerativa llamada Uribismo, que por fortuna a diferencia de otras enfermedades, tiene cura, y aunque su tratamiento puede llegar a ser tedioso y molesto es posible vencer aquella gangrena que atrofia el cerebro.

Los primeros indicios de mi enfermedad empezaron a aparecer en forma de ceguera crónica, ceguera frente a aquello que ponía en duda la integridad moral del gran líder, como los recursos que recibió su finca el Ubérrimo de Agro Ingreso Seguro (AIS) por más de 3 mil millones de pesos, escándalo que tiene al exministro Andrés Felipe Arias detenido en los Estados Unidos, así como la compra de votos en el Congreso para la reelección a través de notarías (Yidis-política), como por mencionar uno que otro tropiezo.

La ceguera dio paso a una amnesia selectiva, que hacía pasar por alto eventos como la destitución de la Alcaldía de Medellín en 1982 de Uribe Vélez, durante la presidencia de Belisario Betancur por tener nexos con el narcotráfico, así como el hecho de haber dado licencias a pistas de reconocidos narcotraficantes cuando fue director de la Aeronaútica Civil.

Basta con preguntarle a su fan, el bandido de bandidos, auto-proclamado general de la mafia, alias Popeye, quien dice que Uribe le dio la licencia de la pista de la Hacienda Nápoles a Pablo Escobar, pero manifiesta no atreverse a hablar mucho del tema, pues Uribe manda en Medellín y prefiere no meterse por ahora con él.

La enfermedad llamada Uribismo es tan letal que no tarda en producir alucinaciones que distorsionan la realidad de quien la padece, llegando a percibir eventos dañinos para sí mismo como beneficios. Pues de qué otra forma podría entenderse, el que ciudadanos de clase media y baja aplaudamos a quien promovió la Ley 100, que ha matado a más de 1 millón de personas en Colombia en poco más de 20 años (más que el conflicto armado que dejó alrededor de 250 mil muertes en 60 años), o el cambio del horario laboral nocturno, medida con la cual el magnánimo Uribe hizo que la noche para los trabajadores colombianos iniciara a las 10 y luego en su magnificencia promovió como senador que se bajara una hora, dando como resultado que el pueblo entorpecido de populismo aplaudiera a quien le quitó la libertad y luego lo dejó salir una hora.

La sordera no se hacía esperar, pues las advertencias de tantos congresistas, investigadores y periodistas como Jaime Garzón, sobre lo peligroso que resultaba un tipo de “mano firme y pulso armado”, nunca llegaron a mis oídos o escaparon de ellos como Uribe de sus más de 200 investigaciones pendientes. Ni siquiera las declaraciones de los mismos jefes paramilitares que reconocían al «Cran colombiano» como su líder natural, hacían mella en mi credibilidad. Y para aferrarme a esa credibilidad mi enfermedad me producía espasmos de intolerancia que disparaban insultos a diestra y siniestra a quien osara cuestionar a mi buda antioqueño, no tardé en balbucear en agonía expresiones como «el mejor presidente de Colombia, duélale a quien le duela».

En la fase terminal de mi enfermedad perdí la empatía y la humanidad, llegando a justificar las muertes de personas inocentes ajenas a mi círculo como un daño colateral necesario para el avance del país. Mas de 6 mil muertes de personas que fueron sacadas de sus hogares por la fuerza o con engaños de un nuevo trabajo, algunos de ellos con discapacidades mentales severas, que terminaron asesinados y vestidos de guerrilleros en una fosa común, para dar unas merecidas vacaciones al “valiente” militar que reportaba excelentes resultados.

Ese era mi fin, la enfermedad me había destruido por completo, llegando a justificar el mal y la muerte como eventos necesarios para la defensa de la nación. ¿Qué más bajo podía caer? ¿Qué me diferenciaba ya de un Nazi? Si era cómplice con mi silencio, la vida había perdido todo valor y miles de muertes se habían vuelto paisaje.

“Pero que grande que sos Uribe”. Es que definitivamente es más fácil engañar a alguien que convencerlo de que ha sido engañado, y en esto el expresidente es un mago probado infectando las mentes de millones con la cortina de humo del Castrochavismo que repite sin cesar hasta que aquella mentira se convierte en la realidad de sus víctimas. El carisma y la “humildad” del presidente Uribe lo asemejaban a una especie de mesías que con milagros curaría los males de este pueblo enfermo, al punto de hacer sentir culpable a aquellos que desleales se atrevieran a negarlo. “Traidor, traidor” llamaron a quien no le siguió, al mejor estilo de la Esparta de Leonidas en 300, y ese fanatismo se metió por las venas de quienes con absoluta devoción lo admirábamos.

Afortunadamente, y por gracia de Dios, no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista, y esa enfermedad llamada Uribismo encuentra su cura y su letal antibiótico en la lectura. Doy testimonio de esto con vergüenza, pero también con el orgullo del sobreviviente, que ya postrado en su lecho pudo romper las cadenas de la ignorancia y que con altas dosis de lectura y periodismo salió adelante.

Especiales agradecimientos a mis médicos Jaime Garzón, María Jimena Duzán, Daniel Samper, Daniel Coronell, Carlos Gaviria, Antanas Mockus, Antonio Caballero, entre muchos otros amigos como el doctor Néstor Hincapié Vargas, a quien agradezco haber sido la célula blanca que gestó la cura de mi enfermedad.

No me resta más que invitar a quienes como yo han sufrido este mal, a reconocer el padecimiento que hoy los embarga, y como tantos otros salir con entereza de aquella enfermedad que nos deja ciegos y sordos, sometiendo en el mas puro acto de la ignorancia, nuestro criterio y discernimiento a la opinión de otro, pues hay que reconocer a tal punto la estupidez misma, para terminar diciendo públicamente: “yo voto por el que diga Uribe” o cualquier otro.
Sí señores, yo era uribista, y hoy cuento con alegría que leí y sobreviví.

 

( 69 ) Comentarios

  1. Por fin alguien inteligente, reconocerlo y superarlo es de vallientes !!! Sólo leer os hará libres!!! Y no precisamente leer uno o dos renglones de un meme, sino leer historia, politica, las sentencias de la corte como las de las masacres del aro e Ituango etc,. Genial su artículo

    • Oigan que tontilio es este que escribe este discurcito???
      Empecé a leerlo con interes,pero cuando llegue a donde empieza a llorar por lo de la ley 100 me di cuenta que no sabe NADA, no es mas que otro resentido y lo mas malo..
      IGNORANTE!! QUE MAMERA.!!
      GRACIAS A DIOS dejo de ser Uribista esa es la gente que serca daña y pudre todo!!?
      Yo soy Uribista por aaaaaaños!! Y espero seguir siendolo hasta que muera!!
      Te dejo un saludo PETARDO!!

      • ReplyYo también fuí uribestia

        Otro enfermo!! Pobre man.

      • ????????????????????????????????????MAMERTO, le da miedo seguir leyendo

      • Ahí está, el perfecto uribista que no ve, no escucha, no piensa. O será sarcasmo? No le importa que haya creado un sistema de salud corrupto que se beneficia e enriquece de los dineros del Estado y de los contribuyentes. De las muertes? Esperar que le importen? Si eso es lo que hace duro y macho. El se siente feliz de estar del lado del patrón, cuando reciban Uribe y sus amigos subsidios de miles de millones de pesos – como ya anunció Duque que lo hará _mientras él, el uribista raso, trabaja horas extras sin pago, lo hará lleno de gozo de regalarles a los gamonales, sus señores, el dinero. Sus hijos tendrán uque endeudarse por una educación mediocre, pero el pensará que es su culpa por no trabajar suficiente, mientras los hijos del gamonal serán nombrados a dedo para recibir sueldos millonarios en Colciencias y entidades por el estilo, que él pagará con cada vez que compre mercado y reciba su sueldo. Feliz se sentirá seguro, mientras matan a los hijos de los demás, por que a él, buen uribista, no le pasará eso, él es buen muchacho. Se burlará de las mamás de las víctimas. Se burlará de las víctimas y pedía que uno de los héroes del santuario uribista «le cierra la jeta» a los que denuncian. Todo el que critique, exprese opiniones o haga preguntas, será su enemigo. Nunca se dará cuenta de nada, cerrará los ojos y dirá: creo ciegamente en mi presidente Uribe, y si, es ciego.

      • Este sí es. Q es el típico ciego o idiota idealizado a su gran mesías asesino y manipulador sí lee (q es lo q no saben los uribestias) de pronto razona y cambia de ideología ojalá le toque ir a una clínica y morirce esperando el servicio q deja gracias a la perra ley 100 de su gran hp Uribe

      • Wao. Leerlo es como ver un micropreparado del virus uribista:
        Paciente invadido por el virus debido a su debilidad cognitiva, se aprecia en su ortografía.
        Expresión sintomática: tose insultos sin contexto.
        Me alegra que haya tenido curiosidad por este artículo, sin darse cuenta, está ingiriendo pildoras que lo llevarán a aliviar el malestar y ojalá, expulsar la enfermedad.

      • Si te falta leer más a ver si así mejoras al menos tu ortografía!!… Ojalá te alivies pronto

      • Tontillo, ignorante y petardo es quien, tras mínimo 11 años de estudio, nunca aprendió a escribir de manera correcta. Saludos.

      • La ignorancia y la apatía no te exime de la condena eterna por apoyar esta clase de GENOSIDA.pudile a DÍOS sabiduría por que estás sumido en las tinieblas del engaño.le pido a DIOS se apiade de tu alma y que no se pierda en manos del verdadero hijo del mal Uribe.

      • Disculpe que pena si es tan ilustrado(a), cerca es con «C» no con «S» es la inteligencia de un «intelectual y honrado Uribista «.

      • ReplyGLORIA bUSTAMANTE

        Nor kardu esta en la peor etapa de la enfermedad padece de fiebres delirantes. teme leer el articulo que lo puede sacar de la ignorancia politica. lea por otro lado la biografia real de uribe pero lea. porq esto no se cura CON PANITOS DE AGUA TIBIA. REALMENTE ENTERESE COMO 16 ANOS DE GOBIERNO Y CORRUPCION URIBE SANTOS HAN ACABADO NUESTRA AMDA COLOMBIA YO NUNCA FUI URIBISTA PERO RECONOZCO EL ENFERMO CUANDO LO VEO.

      • Pues… te pintó de un pincelazo y eres el espejo en donde no quiso volverse a reflejar jamás.

      • Otrooooo enfermo jejeje

  2. Gracias a Dios uno se salvó!

  3. Te felicito. Ahora tienes tiempo para despotricar de una persona que tiene el 60% de aprobación. Petro te puede aliviar

  4. Saludo, bien escribe, falto nombrar a Carlos Gaviria Diaz, con esas lecturas, se le quita la pendejada a cualquiera, bueno…

    • ReplyRicardo Gonzalez

      También faltó Ivan Cepeda , quien escribió dos libros esenciales para entender al gran patrón del paramilitarismo, A las puertas del Ubérrimo y Por las sendas del Ubérrimo.

    • Norma toma el mismo tratamiento que tomo esta persona depronto tu tambien te curas.que triste que el 60% de los colombianos esten enfermos.que grado tan alto de ignorancia.lean investiguen no repitan como loros «YO VOTO POR EL QUE DIGA U RIBE»

  5. Recomendadísimo, aquí el joven Alex Florez, un impulsor del movimiento Paz a La Calle que surgió tras la derrota del Sí a los acuerdos en el plebiscito, y quien aún en ese escenario no escondía sus simpatías por el Uribismo, se despacha contra la enfermedad y el fantasma que no lo dejaba ser él mismo, un devoto y ciego seguidor de un personaje que ha hecho un enorme daño a éstas generaciones, a la política y la sociedad colombiana: Alvaro Uribe Vélez. Bienvenido a la política y el debate, Alex, ahora que te curaste una de las peores y más dañinas enfermedades que sufre aún una amplia franja de la población colombiana: el Uribismo. Es un deber ayudar a curar a muchos más para sanar a Colombia.

  6. Que buen artículo Alex. Me atrevo a compartirlo porque como much@s «padecí» de dicha enfermedad, y por lo visto como poc@s utilisé el antibiótico de leer para darme cuenta que la cura estaba en mis manos.

    • Tu lectura no fue muy fructífera!! Quien lee bastante goza de excelente ortografía, y la tuya no es muy buena!!!!

  7. ReplyIDER RIVERA ACOSTA

    Excelente hermano mu buen articulo, yo también sufría de esa enfermedad la cual ya fue superada, saludos.

  8. Con mucha vergüenza admito,yo también defendía a ese señor a capa y espada,hasta que gracias a Dios empecé a leer,se quitó la venda de mis ojos..

  9. PARA PENSAR MUCHO

  10. ReplyCarlos Andrés Duque Acosta

    Hablé con algunos uribistas sobre el debate de ayer. Aceptan cínicamente que no le fue bien a Iván Duque (libreteado, acartonado, inexperto) y que es un monigote, una marioneta sin mayor trayectoria administrativa y política pero que eso no importa, pues, quien va a gobernar realmente es Uribe. Personas medianamente críticas y decentes (dentro y fuera de Colombia) saben que el senador-expresidente es un hombre tramposo investigado en más de 250 procesos judiciales por múltiples delitos. Decenas de testimonios certifican su oscuro proceder. Decenas de sus colaboradores están hoy presos o huyendo de la justicia. Hemos sido testigos de su lenguaje delincuencial (“le doy en la cara maric…”, “nos están escuchando esos hujuep…”, “voten los proyectos antes de que vayan presos”); hemos sabido de sus prácticas mafiosas. Lo más grave y triste, es que hoy su nueva trampa, la de gobernar en cuerpo ajeno, está siendo convalidada por sus seguidores, muchos de ellos, también tramposos, corruptos. A veces siento vergüenza de ser colombiano.

    • Comprate unas gafas y tambien unos audifonos. Porque lo que viste lo acomodaste a tu ceguera y lo que oiste a tu SORDERA!!! DA RISA. SABES QUE??? LUCES NADANDO EN CONTRA DE LA CORRIENTE!! JAJAJAJA Que chistocito..

  11. Yo también fuí uribista, pero por trabajar en Montería 4 días al mes durante muchos años y leer mucho DESCUBRÍ AL BANDIDO que aspiraba a ser emperador. Gracias a DIOS me curé de tan desagradable y vergonzosa enfermedad. Lástima que éste es un país del todo vale, donde se admiran a los mafiosos y políticos corruptos. Por éso VOTARÉ POR PETRO.

  12. ReplyMauricio Fernando Parada

    Puede me alegro que se haya quitado la venda de los ojos,que muchos aún tienen, afortunadamente cada vez menos,todas las justificaciones expuestas y otras son más que validas, el sr Uribe no cometió errores como bien lo proclama, cometió delitos y debería estar preso.

  13. Quien no sabe y conoce la suspicacias que este HP, degenerado a realizado en todo Colombia, ya está bueno, construyamos un nuevo país, en donde cabemos todos, con igualdad, mejor educación, salud, trabajo y recuperación de una mejor vida. Por eso voy con Petro, será nuestro Presidente.

  14. .
    Debería ser mejor explicado a la ciudadanía

    Porque habemos muchos ciegos que fuimos atropellados y engañados. Fué el protagonista de acabar con las pocas garantías laborales que teníamos las familias colombianas . Acabó con el ingreso que sostenía cada familia, minimizandolo a pauperrimo si tenemos aproximados 16 años de congelamiento en el valor del salario mensual . Dañó la economía y el estado familiar .

  15. Su debilidad intelectual y su débil formación no dan para más. Todas sus acusaciones supuestas, dicen, cuentan…
    “ POR LOS HECHOS LOS CONOCERÉIS” Por eso Uribe es el mejor presidente te este país.
    No leas mucho pues mañana serás Fajardista o Vargasllerista.????

  16. Muy buena lectura..tomarla en cuenta a la hora de sufrahar…ojo…n cometamos los mismo erores

  17. Totalmente curada! Buen artículo !

  18. Es sorprendente el grado de obsesión de algunas personas con Álvaro Uribe. Creería que los verdaderos enfermos mentales no son los que siguen a este político sino los que se dedican a escribir este tipo de post.

  19. Nadie cómo Uribe para q le duela el país uando llegó a la presiden ia estabamos secuestrado en manos de la FARC aprendimos a vivir sin miedo a movernos sin el temor al se uestro o la extorsión.Ahora el país q deja Santos es igual o peor q el que encontró El Presidente URIBE.

    • Martha, una vez más, lea, consulte, averigüe para que salga de esa ignorancia supina en la cual está sumergida. Uribe no liberó a nadie de nada antes, por el contrario, empeoró el conflicto. Cómo explica Ud., los falsos positivos??. Si me convence con argumentos reales y legales de inmediato me vuelvo URIBESTIA.

    • Replyvitcor londoño aldana

      Don Juan, Doña Martha, las respuestas de ustedes, ratifican lo dicho por el columnista en su comentario, no rebaten los argumentos de quien los controvierte, simple mente dicen » Nadie cómo Uribe para q le duela el país …………… » y listo siguen campantes a sabiendas que las actuaciones de EL, son punibles.

  20. FELICITACIONES A ALEX FLORES H., pero también le expreso mi gratitud y mi admiración por entregar su testimonio, para lo que no dudo se requiere entereza, coraje y HUMILDAD. Gracias ALEX. Su testimonio debe conservarse en los anaqueles de la HISTORIA PATRIA.

  21. En COLOMBIA muchos AMAMOS LA VERDAD CON TODAS NUESTRAS FUERZAS, y por ello LA EXIGIMOS.
    Por ningún motivo LA VERDAD PUEDE PERMANECER VENDADA, MANIATADA Y MALTRATADA, pes esta es SAGRADA.
    En mi opinión no debemos permitir ni la más mínima mácula a quienes les entregamos toda nuestra confianza para administrar la AMADA PATRIA, nuestro destino, nuestro futuro y el de todos nuestros HIJITOS. CATEGÓRICAMENTE NO. PERENTORIAMENTE ¡¡NOOOO!!.

  22. Alex, lo aplaudo por su valentía y entereza.
    A mi juicio, el problema con Uribe es que la población lo convirtió en un ídolo y él se lo creyó convirtiéndose en un ególatra, se adora a sí mismo y actúa con un cinismo que sorprende; por ello todas las investigaciones y acusaciones que tiene en su contra las califica de calumnias, infamias, etc.., miente con un descaro imperturbable y cree firmemente que él es el Salvador de la Patria. No hay que odiarlo sino compadecerlo.

  23. ReplyLuis Guillermo Villa

    Espero que con la valentía que escribes del Uribismo, saques un tiempo y hagas lo mismo con el M19, financiado por el narcotrafico de Pablo escobar con el objetivo de quemar en el palacio de justicia, los expedientes de los extraditables (claro también de medellin), hagas lo mismo con las FARC y todos los actores armados que ahora tienen participación Política. Las elecciones NO hay que mirarlas como un desarrollo interno, quien sea Presidente va a representar al país ante el mundo y los inversionistas extranjeros. A los inversionistas no les importan nuestros problemas, les importa la estabilidad del país, y por razón hay que leer, lo que paso en Cuba, Zimbabwe, Iraq, Venezuela. Quien no conozca la historia, esta condenado a repetirla.

  24. Hay que estar muy «enfermo» o ser francamente estúpido o ser igualmente tramposo para no entender que sí el expresidente Uribe conoció a tantos de sus colaboradores «como un hombre incontaminado, buena persona, bien referenciado» como en el caso Noguera del DAS, y luego los mismos terminaron enredados en tanta turbiedad, entonces: o bien estas personas no eran tan buenas o, sí lo eran y fue el expresidente quien las dañó, contaminó, enturbió, etc. El señor Iván Duque me parece una buena persona…

  25. ReplyJorge Rehabilitado

    YO TAMBIEN PADECI ESA ENFERMEDAD….por fortuna superada…como?, sencillo…leyendo la historia reciente de la politica en Colombia y evitando a enfermos como Yo…No hay peor sordo que aquel que no quiere oir…y esa enfermedad genera una sordera cronica, y lo peor…. una AMNESIA de la que muy dificilmente se puede recuperar…QUE DOLOR DE PATRIA saber que esos sordos y amnesicos son los mismos que sostienen NO solo a Uribe sino a esa RECUA de politicos corruptos que lo rodean, son los mismos sordos y amnesicos que NO oyen el tronar de las balas de la guerra…los mismos que ponen los muertos en esa guerra a la cual Uribe quiere darle continuidad por medio de sus TITERES Y MARIONETAS..

  26. ReplyMagdalena Pradilla Ordoñez

    No solo es leer, es entender, analizar y concluir. Esta enfermedad produce odio que enferma la sociedad. Tengo fe en los jóvenes que hoy se interesan más por el país y nos ayuden a elegir un ser más humano y transparente. Dios bendiga a Colombia.

  27. Un artículo sin firma no tiene credibilidad. Si a Uribe le comprueban algo de lo que dicen acá me cambio de bando, mientras no.

    • ????? Eso que está ahí, no se ha dicho por nada. Por eso lea, averigüe, invetigue. Se nota que ya está ciego!!

      • Los falsos positivos ya están comprobados, con más de 6000 victimas confirmadas…si sirve de algo 😛

  28. Dice que la medicina es la lectura. Y cita sus fuentes de lectura. Leer solamente autores de pensamiento sesgado y movidos por un odio infinito y declarado, es una verdadera medicina?
    Será que para curar el dolor de pierna la mejor medicina es la amputación?
    Si mañana llegan a sus manos mil artículos de periodistas que nieguen o argumenten todo lo contrario a los tipo Samper o Coronell, esa lectura lo cambiará de nuevo?
    Cuál es la lectura buena y cuál es la mala?

  29. señor Luis G Villa, de todas estas personas que han opinado sobre este escrito, creo ha sido la única con sentido común, sin mostrar ese odio apasionado sobre Uribe, misión que le tomó a Santos 8 años conseguir, y así mantuvo al pueblo entretenido con todas las demandas y denuncias contra Uribe, mientras él jugaba al redentor de La Paz con su con su alianza Castro-Chavismo FARC , todos una legión de Querubines y estoy segura en su demencia él se siente un Santo de estos que canoniza el Vaticano, como para canonizarlo se necesita estar muerto, entonces los compinches de la izquierda le dieron el Nobel de La Paz , la ficticia Paz con hectáreas de Coca y sin reparar daños y sin cumplir con los acuerdos, no pero Uribe debe tener la culpa de esto y todo lo que nos vendrá, con un guerrillero de Presidente o un colaborador a firmar una Paz de Mentiras , lo que lo hace cómplice de Santos y el otro un colaborador del Gobierno se necesita estar más que ciego para no ver que el único que está en la lucha es Uribe, los demás son ñeros o compinches que cuidarán del corrupto y mentiroso Santos

  30. En mi juventud era una rebelde sin causa, descerebrada, dizque revolucionaria con parches del Che Guevara hasta en las piernas, pero si alguien me preguntaban sobre el comunismo, no tenía la menor idea, sólo hubo personas q trataron de insertar en mi el chip de la esclavitud y la ignorancia, simplemente porque me parecía bacano reunirme con un poco de malandros en colegios o salones comunales a ver cómo hacíamos una revolución inexistente, cuando yo tenía en mi casa una buena cama, buena comida buena ropa y estudiaba pero yo quería una Revolución, quería un cambio, un cambio de qué carajos, gracias a Dios que al pasar de los años fui madurando, fui adquiriendo responsabilidades, sabiduria, fui estudiando la verdadera historia del comunismo en el mundo, el total farcazo de esta ideologia basura, los genocidios, la miseria, la muerte, hambre, represión, abusos y entendi que los únicos beneficiados con esa filosofía barata son los que la predican ya q son los únicos que se reparten las ganancias de la explotación de un pueblo prometiendo lo q jamas cumplirán. Agradezco a DIOS que esa droga no se quedó en mi cuerpo sino sería una estúpida comunista, una drogadicta a esa farsa, gracias a Dios por haberme liberado muy joven de esa enfermedad Comunista. La equidad social q estos hampones predican es más fácil desde el capitalismo q desde el comunismo q cercena libertades, reprime los pueblos y acaba con las fuentes de trabajo, no permiten que nadie más que ellos tengan dinero pues la filosofía de Fidel Castro era que entre más pobres más manipulables y más esclavos, por eso mi lucha hasta la muerte contra está ideología mentirosa, tramposa, corrupta, abusiva, inequitativa, la cual de socialista no tiene nada. Esa si es una enfermedad.

    • Ud no se curó de nada.
      Ud misma dice que era devota de una ideología, lo único que hizo fué cambiar de bando, no madurar.
      Con el respeto que se merece, si hubiera madurado estaría hablando de lo fundamental, defender la vida, la democracia y la dignidad.
      Apoyaría su lucha por la equidad social, si tuvera fundamento en lo real, pero claramente no ha entendido que el comunismo es macabro como lo son los bandos que lo enfrentan.

  31. Que buen contenido, saludos Alex.

  32. ReplyOrlando Velez R.

    Quien avala y respalda un gobernante oscuro, poco claro en su etica, una moral laxa, que se brinca la norma y acomoda la autoridad a su conveniencia, es como el familiar del traqueto que pasa de largo su accionar porque le pasa plata a la cucha. No podemos seguir avalando actos delincuenciales con más delincuencia, como nación tendremos que crecer y dejar esas prácticas primitivas.

  33. Esta muy interesante el articulo yo quiero que me digan con buenos argumentos que tipo de lider puede cambiar para bien el pais.

  34. A mí me parece que este fenómeno psicosocial, es tema de psicoanalistas, eso de ver como una persona ha cometido ya tants barbaridades, que sus seguidores les perdonan todo. Aquí mismo en los comentarios hay como tres o cuatro personas que siguen cerrados a la banda con su enfermedad de seguir ciegamente a un líder mesiánico, lo que le llamaría Weber, un líder de perfil carismático. Los sectores académicos o humanistas colombianos lo habían advertido desde hace muchos años: el conflicto colombiano se soluciona con una negociación política, ya que el origen de las guerrillas fue política. Esto fue muy discutido durante décadas en las facultades socioeconómicas especialmente de Universidades públicas, y cuando subió Uribe Vélez, poquísima gente estábamos al corriente de la incongruencia política que estaba a punto de suceder. Santos, y yo no soy su copartidario implemento esa política pedida a gritos por los investigadores sociales desde hace décadas, así le llamen traidor los de la extremoderecha. En todo caso, yo creo que además de una cura vía lectura, está también el hecho de que hay niveles de conciencia humana, o sea una ética muy profunda, que va con cada cual. La de los Uribistas, es de baja moralidad así ellos sigan insistiendo en que el país está peor hoy con Santos que con Uribe, cosa que no es verdad, baste ver qué hace dos años no cae el hospital militar en urgencias por asesinados o heridos en combate. Esto de los Uribistas es de verdad un asunto para psicoanalistas.

  35. ReplyJuan Camilo Herrera

    Excelente artículo, los que lo critican están en fase terminal del uribismo. Yo nunca fui uribista, pero de haberlo sido, con toda seguridad me hubiera curado al leer esto.

  36. Con solo leer la primera parte, me pude dar cuenta que es una persona que está enferma y no sabe leer. Pues lo de la finca el Ubérrimo no tiene que ver nada con lo que está viviendo el ex ministro Andres Felipe Arias. Además si estuviera tan investigado porque no está detenido o porque alguna de esas investigaciones no han dado el resultado que ustedes esperaban.

    Y para los que sienten pena de ser colombianos porque no arrancan con Petro para Venezuela. Si tanto han leído los que ya se curaron, porque no se leen quien fue el asesor económico de Chávez para implementar en Venezuela? Menos mal que los que ya se corrigieron ya se salieron, porque una manzana podrida termina dañando el bulto.

    • ReplyUribista Rehabilitado.

      Quien dijo que Petro es la salvación? Que tiene que ver Petro en esta discusión? Porque recurrir a muletillas para defender a su buda antioqueño redentor? Efectivamente, los comentarios de los uribistas ratifican lo que son. Dependen tan desesperadamente de su culto que hasta están dispuestos a defenderlo a cañon y espada. Las víctimas son justificadas como daños colaterales necesarios para el «avance» de la nación mientras no sean pertenecientes a su circulo. Que va a pasar cuando una de las víctimas sea de los suyos? porque esto aun no acaba aquí.

  37. Es interesante ver la manera como cada comentario uribista refuerza la tesis del columnista. 🙂
    No es la mejor columna en términos editoriales, pero de verdad creo que logra algo que tal vez no han logrado muchos de los documentos argumentados que desenmascaran la verdad de Uribe: Hace que el uribista se choque al verse en un espejo.
    Esta columna, me parece, representa una de las mejores curas que he visto para esta terrible enfermedad que aún sigue carcomiendo voluntades.

  38. Muy bueno quizás que todos nos curemos y rapidito. Gracias

  39. Felicitaciones a Flórez!
    El uribismo es eso: la expresión de la ignorancia política generalizada, del odio y los miedos que le han dejado a Colombia estos 60 años sangrientos, donde una oligarquía ataja a balazos a cualquiera que la contradiga.
    Pero no hay mal que dure 100 años. La esperanza se abre paso…

  40. ReplyJosé Martín Leal

    En algunos comentarios, me parece ver una muestra de lo que es nuestra Colombia. Un país donde aún hay muchos odios, muchos rencores, y eso lleva a algunos a responder visceralmente y con la idea de dañar al otro más que la de argumentar con racionalidad. Para mí, Uribe es el criminal que más daño le ha hecho al país en los últimos 30 años. Sugiero leer desapasionadamente un libro escrito por un periodista del Washington Post, titulado «El señor de las Sombras», para tener una mejor idea de quién es ese expresidente: http://www.archivochile.com/carril_c/cc2012/cc2012-033.pdf. También podríamos mirar en una página del Archivo Nacional de Seguridad estadounidense, donde se ve una lista de narcotraficantes en 1991 en un reporte de inteligencia de la época: https://nsarchive2.gwu.edu/NSAEBB/NSAEBB131/dia910923.pdf. También podrían mirar un expediente sobre el recorrido de ese expresidente en: https://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica/sociopol_globalelite_la37.htm. Quienes lo defienden, lo hacen sin argumentos y sólo con comentarios como «duélale a quien le duela», «los que lo critican no son sino personas llenas de odio» y otras autojustificaciones sin argumentos y sin mayor sentido. Que Uribe haya sido elegido como «El gran colombiano», no fue sino otra artimaña manipuladora del tipo, pues en ese momento era uno de los principales accionistas del canal History channel: http://stolpkin.net/spip.php?article1301. Esto se menciona en un blog del periódico El Tiempo: http://blogs.eltiempo.com/el-analisis-de-emma/2013/06/29/el-gran-colombiano-2013-otra-artimana-de-uribe/. Valdría la pena mirar los cargos contra Uribe en la Corte Penal Internacional: https://cenic.jimdo.com/sociedad/lista-criminales-lesa-humanidad/alvaro-uribe-velez-clh/. Habría que ser ciego, bastante ciego para negarse a pensar que si hay tantos cargos contra un individuo, algo traerá el asunto. También valdría la pena ver que en varias de las acusaciones contra ese tipo, los testigos han ido siendo asesinados: http://www.semana.com/nacion/articulo/la-corte-suprema-investigara-a-alvaro-uribe-por-falsos-testigos/563178. O el testigo que luego de ser amenazado, decidió echarse para atrás, favoreciendo al mesías de muchos: http://www.semana.com/nacion/articulo/yo-ya-no-me-acuerdo-de-nada-testigo-en-caso-doce-apostoles/555375. En realidad, hay bastante información disponible sobre el tipo y sus barbaries. Pero usualmente quien responde contra esas acusasiones, defendiendo a su mesías, responde con memes, o con frases agresivas sin mayor argumentación y eso sí, con mucha ceguera. Por otro lado, creo que a las Farc también hay que juzgarlas y ponerlas en el sito donde una justicia real y honesta deba ponerlas. Colombia necesita paz y no impunidad para cualquiera que haya cometido crímenes. Pero también hay que reconocer que un país que poco a poco y faltando mucho, está dejando atrás la guerra y todas las condiciones que se derivan de ella (intolerancia, pobreza, delincuencia, falta de recursos para inversión, inversionistas que se han ido (inversionistas honestos, para dejar de lado a algunas multinacionales manipuladoras y poco transparentes, claro), y otras consecuencias que solo cuando el país vaya sanando en el largo plazo, se irán notando por su ausencia; la ausencia de conflicto armado, la ausencia de delincuentes que antes se nutrían con la guerra, la ausencia de inseguridad en las calles y carreteras del país, y otras cosas que al alejarse, permiten empezar a respirar un aire más sano y tranquilo que tanto necesitamos los colombianos. Sí estoy convencido de que este país lo arreglamos entre todos, sin un mesías político que venga a decirnos que nos salva, pero sí con la convicción de que abandonemos el odio para poder trabajar por objetivos comunes. Solo cuando empecemos a comprender e incorporar esto a nuestras vidas, podremos empezar a trabajar por una nueva nación, donde se pueda vivir y progresar en paz, bajo mejores condiciones que las que ha vivido cualquiera de nosotros desde los últimos 80 años. Me disculpo por este largo mensaje, pero creo que valdría la pena bajar los brazos que tenemos en actitud de pelea, para usarlos en la reconstrucción de un mejor país.

  41. ReplyLuz Delia Caballero Vega

    Excelente, sí, definitivamente la lectura es el camino, usted describe fielmente el comportamiento de esa enfemedad y de quien la padece, lo difícil es hacer que por lo menos escuchen.

  42. ReplySimón Sarmiento

    En mi opinión el señor Senador y Expresidente sabe cómo hacer uso de las técnicas de manipulación que aplican los dueños del poder para controlar lo que las masas opinan. Ver http://syti.net/ES/Manipulations.html. Lo que pasa es que el sol no se puede tapar con un dedo y la cantidad de malos hechos relacionados con crímenes o abusos de poder son tan grandes, que la estrategia de manipulación se le está volteando en contra.

  43. Pues si se puso a leer a coronell, duzan, Garzón y esos, y tiene una mente débil y moldeable entiendo su cambio. Además es extremista porque piensa que tiene que ser o uribista o de izquierda. Lo que escribe acerca de la ley 100, (que no fue de Uribe) caso yadis,(ya resuelto a favor), GenoCidios(no juzgados ni resueltos), ,,,, sin documentar ni nada, como chisme, hace de su artículo una repetición de lo que cualquier petrista repite como zombie. Le recomiendo que lea recursos primarios, no artículos de periodistas prepago.

  44. Sus médicos fueron Jaime Garzón, María Jimena Duzán, Daniel Samper, Daniel Coronell, Carlos Gaviria, Antanas Mockus, Antonio Caballero, entre muchos otros.
    Mis defensas siempre han estado fuertes gracias a Uribe mismo, a Andrés Felipe Arias, al escándalo de Odebrecht, a la reelección de Uribe, a sus matanzas, a la muerte de tantos testigos en contra de Uribe, a los uribistas mismos y su irrazonable pensamiento cuando creen únicamente en Uribe y tantos eventos nocivos para el país y nosotros mismos. A su partido político que no debería llamarse Centro Democrático, sino Centro Delincuencial.
    Mejor dicho: menos mal que nunca padecí esta horrible enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alex Florez Hernandez
Empeliculado con la Paz, comprometido con la política y apasionado por el Derecho. Cuasi Abogado de la Universidad de Medellín, Representante de los Estudiantes de la misma Universidad y Representante de los Estudiantes de Colombia ante el Consejo Nacional de Educación Superior CESU.