Un “virus” llamado asesinato

Mientras el Estado no brinde protocolos de seguridad para prevenir contagiarse de este “virus” llamado asesinato, veremos cómo las ideologías políticas nos consumen, limitando nuestros derechos.

Opina - Conflicto

2020-06-06

Un “virus” llamado asesinato

Columnista:

Katty Saurith Camargo

 

En Colombia por más de 50 años hemos dormido en la misma cama con el conflicto armado, la desigualdad social, el desempleo, la crisis de la salud y los Gobiernos con intereses más allá de lo social.

Y pese a todo esto, desde 2016 también compartimos la habitación con un “virus” que mata tanto como la COVID-19, pero que no se esparce por la vía respiratoria, sino que ataca a quienes buscan el fin altruista de la defensa de los derechos humanos en uno de los países más peligrosos del mundo para realizar esta tarea.

Me pregunto si el Estado colombiano también estará igual de preocupado por eliminar este “virus” de muerte del mismo modo en que se ha encargado de  “trabajar” para vencer a la COVID-19. 

¿O será que ese otro “virus” no es de su interés y nos están ocultando qué hay detrás de ello, así como Duque pasó desapercibido ante los medios las cantidades de cédulas falsas que se beneficiaron de los 160 mil pesos de Ingreso Solidario?

Después del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las FARC, y gracias a los pocos esfuerzos de este Gobierno en reconocer lo alcanzado en los diálogos, los contagiados del “virus” del asesinato han aumentado dramáticamente.

En lo que llevamos de 2020, el “virus” ha eliminado a más de 100 líderes sociales, excombatientes reincorporados y defensores de derechos humanos, según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz). Además, de acuerdo con El Espectador, podrían haber más casos por verificar.

¿Será que los que “incitan a la paz” son las causas para no lograr derrotar la violencia? ¿O a quién culpamos? 

La linda “realidad” de mi país, me sobrelleva al sarcasmo mientras observamos los homenajes póstumos y las notas de prensa que exaltan a los cadáveres de nuestros líderes sociales que perdieron la batalla contra los “derechos humanos” en el completo abandono y olvido de la sociedad y el Gobierno.

Y muchos nos preguntamos, ¿cuántas soluciones ha brindado el Gobierno a esta problemática? ¿O es que todo esto se opaca con el reciclado reconocimiento que se hace desde redes sociales cada tanto a los líderes desaparecidos o asesinados?

Mi pueblo colombiano, mientras el Estado no brinde protocolos de seguridad para prevenir contagiarse de este “virus” llamado asesinato, veremos cómo las ideologías políticas nos consumen, limitando nuestra opinión y nuestros derechos, pero sobre todo, la vida de nuestros líderes sociales.

 

( 1 ) Comentario

  1. Yo creo que al estado Colombiano no le interesa el tema, algo se esconde y se esconde bajo el gobierno, no sabemos los intereses oscuros, pero es imposible que tanto llamado que hacen las ong´s al tema, y le pongan oidos sordos, ¿Será que el virus llamado asesinato es del gobierno?, pregunto, porque, como pueden ver al presidente le comentan pero no hace nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Katty Saurith
Comunicadora Social – Periodista en formación, Universidad Pontificia Bolivariana seccional Bucaramanga.