TOP 10: mentiras del uribismo cuando era oposición

Aquí un top de mentiras dichas por el uribismo y que, para colmo, poco fueron desmentidas por los grandes medios de comunicación.

Opina - Política

2019-11-28

TOP 10: mentiras del uribismo cuando era oposición

Columnista: Ían Schnaida

 

El partido Centro Democrático, liderado por el expresidente Álvaro Uribe, nació en medio de la oposición que creó el político antioqueño contra el Gobierno Santos (2013) por haberle traicionado y escoger al pueblo por encima de sus caprichos antagónicos de guerra —por lo que fue tildado de comunista y guerrillero.

Hoy que están en el poder nuevamente, el uribismo se enfrasca en pedir exactamente todo lo que ellos jamás dieron siendo oposición. Piden mesura para hablar y actuar, piden tranquilidad, piden detener las marchas y piden respeto por el presidente —sí, los mismos que le decían “Chucky” a Santos.

Los mismos que hoy llaman a no mentir, cuando lo que mayoritariamente se ve es información real; pero así siguen enmascarando realidades de fake news. 

Aquí un top de mentiras dichas por el uribismo y que, para colmo, poco fueron desmentidas por los grandes medios de comunicación. ¿Tanto les convenían? 

 

Dijeron que Santos le entregaría el país a las FARC y Timochenko sería presidente

El uribismo se dedicó a decir que el Gobierno Santos lo que buscaba con el Acuerdo de Paz era entregarle el país al terrorismo, que pondrían a las FARC a dirigir el Congreso y les darían directamente la Presidencia de la República, por lo que no se realizarían elecciones presidenciales. 

Realidad: Santos llamó a elecciones, las más seguras en décadas, y fue el uribismo quien se alzó con la victoria. ¿Será porque también salió la gente a votar verraca?

 

Dijeron que los pensionados aportarían dinero para el sostenimiento de las bases guerrilleras

El jefe de campaña de ‘NO’ en el plebiscito, Juan Carlos Vélez, dijo en una entrevista que sectorizaron los mensajes para que la gente le diera un no rotundo a la Paz con las Farc. Una de las más exitosas mentiras fue decirle a los pensionados que les sacarían 7 % de su pensión para mantener a los desmovilizados y que, con el tiempo, subiría a 9 %. ¿Se imaginan lo que es eso para un adulto mayor que se pensionó a fuerza de lidias y lo que recibe es una miseria? 

Realidad: no se tocó ni se pensaba tocar ese rubro para la implementación del Acuerdo de Paz. Eso sí, tampoco sabemos qué pasó con tantos millones de dólares y euros que entraron y siguen entrando para la implementación, que parece abandonada a la deriva. 

 

Dijeron que le pagarían 1’800.000 mensuales a cada miembro de las FARC

En un país con bajos salarios, donde miles de personas superviven con 300 mil pesos al mes —sin ser considerados pobres—, decirle a la gente que a un exguerrillero le van a pagar casi dos millones de pesos mensuales es plantar la semilla para el caos. Al día de hoy aún hay gente creyendo que ese dinero se les da a los desmovilizados. 

Realidad: la renta básica fue de $740.000, por dos años. Y acabamos de cumplir el tercero desde la firma. 

 

Dijeron que la ideología de género volvería homosexual a todo niño del país  

El temido rayo homosexualizador de los Acuerdos de Paz fue la cereza del postre, pues viviendo en medio de una sociedad altamente aparente, que en público es homofóbica y en la oscuridad monta transexuales a la camioneta, no fue sino hablar de la “mariconización” de nuestros mejores para que hasta las iglesias pegaran el grito en el cielo —ya después de todo salieron a decir que el uribismo los engañó. Cuando la leche estaba derramada. 

Realidad: estamos en medio de una sociedad diversa y plural, así no se acepte como tal. Y en medio de la persecución que se ha instaurado contra la diferencia —que no es tan diferente—, las personas de sexualidad diversa fueron víctimas del conflicto solo por el hecho de ser “no heterosexuales”, como dice el expresidente Uribe, y eso tenía que reconocerse en los Acuerdos. 

 

Dijeron que Santos compró el Nobel 

Había que quitarle peso internacional a la paz y al Gobierno Santos, así que cuando Noruega decidió que el expresidente y las Farc recibieran el Nobel de paz, en representación de las víctimas, lo más fácil fue decir que lo compraron. Sin ninguna vergüenza. 

Realidad: parece mentira tener que explicarle a la gente que en el primer mundo las cosas no funcionan como acá, donde prácticamente todo es susceptible de ser comprado. 

 

Dijeron que subiría el dólar si no ganaban la presidencia

Alberto Bernal, el economista del uribismo, suscitó pánico económico al decir que si ganaba Petro el dólar subiría a 5.000 pesos, mientras que con Duque estaría por debajo de los 2.700 pesos. 

Realidad: el dólar se ha mantenido al alza desde que el uribismo está en el poder, no baja de 3.400. 

 

Dijeron que Petro cerraría iglesias 

En la segunda vuelta y ante el rápido crecimiento de Gustavo Petro en la favorabilidad del electorado, el uribismo emprendió la tarea de atacar a su contrincante con mentiras descabelladas, pero que calaron en las mentes fieles y desinformadas de sus seguidores. Y, por supuesto, con ayuda de algunos sacerdotes y pastores bien politizados y libres de impuestos.  

Realidad: Petro jamás propuso tal desfachatez, que claramente sería un ataque a la libertad de culto; pero el mensaje sirvió para asustar al electorado. 

 

Dijeron que nos convertiríamos en Venezuela

Una de las que más funcionó fue el bendito Castrochavismo, que se instauró en la mente de los colombianos con un ferviente terror a que les explopiarían la tierra —si es que la tenían—, a verse obligados a huir de su país por el colapso de la economía, a tener presidentes atornillados en el poder —como si esta realidad nos fuera tan lejana. 

Realidad: ahora que ganó el uribismo sí que nos estamos convirtiendo en una dictadura disfrazada de democracia. El desempleo reina, no hay salud digna, el derecho a la protesta es violado —y asesinado—, el derecho a la educación es un mal chiste y, por si fuera poco, no hay suficientes garantías para ser opositor, como sí las tuvo siempre el uribismo. Ah, y el Gobierno está consultando a la Corte IDH si la reelección indefinida es un derecho humano protegido. Claro, como no pudieron torcer más articulitos de la Constitución…

 

Dijeron que subirían el mínimo y bajarían impuestos 

Muchos colombianos votaron, engañados, por una mejora en el salario mínimo y en el agobiante pago de impuestos, que vagamente se ven reflejados en la calidad de vida. 

Realidad: una vez en el poder, el uribismo hizo una subida corriente del salario mínimo, cumpliendo por obligación la propuesta, pues evidentemente cada año hay un alza, pero no fue lo prometido, pues en realidad el ciudadano de a pie no ha sentido un alivio entre sus ingresos y sus obligaciones. Quienes sí han sentido ese alivio son los empresarios, que contrario a lo prometido por Duque, recibieron la reducción de impuestos pero no han aumentado la contratación y la generación de empleo. 

 

Dijeron que apoyarían la lucha contra la corrupción 

Cuando salió la Consulta Anticorrupción, que promovió la hoy alcaldesa electa de Bogotá, el uribismo pidió que esta no se votara el mismo día de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, sino que pidió que esta consulta fuera citada posterior a esto, contando con el apoyo y respaldo del CD; pero tal apoyo nunca se vio. 

El uribismo ganó la Presidencia, la Consulta Anticorrupción perdió por pocos votos, en gran parte, de cuenta de las mentiras que difundieron en redes los seguidores uribistas, como que “los promotores de la Consulta recibirían 5.000 pesos por cada voto”. En todo caso, el presidente Duque quedó con la tarea de dar trámite de urgencia en el Congreso a los puntos de la Consulta, mojaron prensa nuevamente, pero jamás sucedió. Los proyectos se fueron hundiendo poco a poco, como se hundieron los más de 11 millones de votos que sacó la Consulta.

La mentira ha sido el arma de batalla del uribismo. Y hoy, cuando se les dice la verdad, quieren hacernos creer que estas son las mentiras. Quieren hacerle creer al país que se marcha porque Petro lo dice, como si el resto de Colombia necesitara que un político le diga qué hacer y qué pensar. Ingenuos. Mucho.

¿Cuál considera que se quedó por fuera y no podía faltar?

 

( 8 ) Comentarios

  1. ReplyLuis Fernando Cardona A.

    Las mismas mentiras estan empleando para enfrentar el paro; que van a rebajar los aportes de los pensionados del 12 al 4%! Lo que van a hacer es reducirlo gradualmente( 2 puntos porcentuales cada 3 años), de esa manera sera una misera rebaja a 12 años; que van a programar 3 dias al año sin IVA! Eso lo hacen continuamente las grandes cadenas y hasta ahora nada cambia en favor de los mas vulnerables.

  2. Faltó otra: Que acabaría con las EPS Malas y dejaría las buenas (como si hubieran buenas). Pues ahí están todas campantes.

  3. El Uribismo tiene la caracterizacion del pueblo colombiano: analfabeta funcional, creyente religioso, solo ve telenovelas y no noticieros serios, poca capacidad de análisis, emotivos frente a discursos veintejulieros, se creen de otros círculos sociales y de estratos ….se las dejo ahí..

  4. Siempre sostuvieron que combatiriian la corrupcion y en los ministerios nombraon varios corrupto , igual el altos cargos representativos anivel internacional como en la OEA y el la embajada de los EE UU,

  5. Que aprobaria el Fraking es fue otra gran mentira. El uribismo es una sarta de mentiras engañando al pueblo

  6. Como todo lo de los políticos sin fundamento ni bases
    Ideologícas como el centro democrático de uribe que todos su componentes políticos y humanos son como los havitantes de NeuYork ninguno es neuyorkino son todos los deshechos de los partidos
    Mejor dicho como los viajes de Colón, su tripulación pura. Lumpe en el centro democrático de uribe

  7. Qué buena síntesis del catálogo de mentiras del partido gobernante. La estupidez de este partido insiste siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ian Schnaida
Periodista de la UdeA / Fundador y Director de La Oreja Roja / Estratega de Redes Sociales y Asesor de Posicionamiento Digital.