Somos un país de hijueputas

El llanto del hijo de María del Pilar es el reflejo de la impotencia de quien no entiende cómo la muerte se naturalizó en nuestra sociedad.

Opina - Sociedad

2019-06-23

Somos un país de hijueputas

Autor: Daniel Castro

 

La historia de María Del Pilar Hurtado es la misma de más de 700 colombianos y colombianas que desde la firma del acuerdo de paz han perdido la vida por su activismo, por su forma de pensar y de actuar.

El asesinato de esta mujer de 35 años es un doloroso hecho que nos enluta como nación, el llanto de su hijo de escasos 9 o 10 años de edad es el reflejo de la impotencia de un ser humano que aún no entiende como las amenazas y la muerte se naturalizó en nuestra sociedad, la reacción de este niño es el sentir de muchos ciudadanos y ciudadanas indignados e indignadas que saben que los políticos y gobernantes de esta patria boba, esperan expectantes el próximo partido de la Selección Colombia en la copa América, mientras los paramilitares se pasean a sus anchas matando a diestra y siniestra.

Este es un país de hijueputas donde el Gobierno de turno mira para donde el vecino, mientras aquí le matan su gente en medio de un nuevo baile rojo que poco a poco alcanza cifras increíbles; este es un país de hijueputas que salieron a votar indignados contra la paz; un país de hijueputas donde el presidente se va a pasear por el mundo hablando de paz, mientras que internamente usa un discurso beligerante que incita al odio y a la violencia.

Este es un país de hijueputas que critica y restringe libertades, un país donde este artículo puede ser censurado por la palabra que adorna cada uno de sus párrafos, pero que no censura ni rechaza la muerte y la violencia, un país que no logra garantizar lo más elemental de la condición humana, la vida, tal cual lo ordena la Constitución Política de su país.

Este es un país que no sabe que el artículo 11 de su Constitución dice: El derecho a la vida es inviolable y por eso andan por ahí sus ciudadanos enfermos incumpliendo uno de sus preceptos más importantes; para los que leen esta columna, no sé si ya se dieron cuenta de que esta columna se escribe bajo la indignación de un ciudadano que rechaza la violencia, de un colombiano que hace parte de una nueva generación que anhela poder pasar la página de la guerra y construir un verdadero estado social de derecho.

De verdad que el asesinato de líderes sociales y de cualquier ciudadano o ciudadana, no solo es una situación reprochable, también es un momento indignante al ver cómo nuestra “honorable” clase política se hace la de la vista gorda ante una realidad que cada día genera más dolor en nuestra patria.

Ante este fenómeno no queda sino recurrir a la solidaridad, no queda sino hacer un llamado a la movilización social para que los violentos vean que quienes quieren y valoran la vida saben que está por encima de cualquier diferencia ideológica o de credo, por eso los invito a organizarnos y movilizarnos para que los hijueputas sepan que aún hay gente que cree en que este país puede ser mejor y que vamos a luchar por él cómo lo sabemos hacer, sin miedo y en paz.

Y sí, escribo este artículo con la indignación que me produce saber que hay un niño huérfano más en nuestro país por la indiferencia de las y los ciudadanos y la complicidad de una clase política plagada de HIJUEPUTAS.

( 15 ) Comentarios

  1. Así es, aquí la clase política es una banda corrupta y criminal que solo le importa y defiende sus intereses personales, políticos y de los capitalistas que patrocinan sus campañas para que hagan leyes que los blinden y defiendan solo a ellos y que cada vez les bajen más los impuestos para que lo que dejan de pagar los pague la cada vez más maltrecha clase media y obrera, por eso estoy de acuerdo con el titular de este articulo, no se puede ser más hifueputa que la clase política de este pais

  2. Indignada y de acuerdo con tu artículo!

  3. ReplyRosario Carrizosa Palou

    Muy doloroso, duelen las entrañas al sentir el dolor de ese niño inocente y de sus hermanos, ¿que será de ellos?
    Y la indolencia de nuestros políticos y clase dirigente enfurece!!
    De acuerdo con usted hay que movilizarnos y defender la vida y las diferencias!!!

  4. Comparto totalmente tu opinión lo que escribes es un reflejo de cómo nos sentimos la mayoría de colombianos Gracias por tomarte el tiempo de escribir y compartirlo

  5. El país debe estar de luto por partida doble el asesinato de un ser humano que pensaba diferente y la muerte de la inocencia,los sueños y las esperanzas de un niño que representa a todos los niños del país que lloran su desgracia ante una sociedad sin corazón y un sistema depredador , opresor y corrupto. Paz en la tumba de María del pilar , solidaridad con su familia ayuda integral para sus hijos (económica y sicológica) y socialización y orientación terapéutica para todos los niños de escuelas y colegios para que nos perdonen como sociedad indolentes y que asimilen que esto no es el deber ser ni el deber hacer.

  6. La tristeza más grande es que al líder que ahora llaman el innombrable es al que le devia pasar todo esto junto con toda su familia pero a él si lo protejen pero tarde que temprano le llegará su merecido tendrá el y su familia y toda su descendencia vivir escondido cómo ratas porque no podran mirar nunca con la cara levantada ,siempre les tocará vivir como los cerdos mirando el estiercol y la mierda porque hacía el cielo nunca podrán mirar pagarán estoy seguro que pagarán son mis deseos y dr que los de muchos los colombianos.

  7. ReplyOlga Patricia Tamayo Hoyos

    Me identifico totalmente con el articulo, somos un pais de hijueputas indiferentes, han naturalizado el asesinato(o masacre social como dice el doble hp de uribe), hacen un minuto de silencio por la muerte de un personaje jm. Que murio de muerte natural, se les olvido el minuto de silencio por los asesinados. Este articulo lo hemos querido escribir much@s. Pais de muerda que esta mut mal habitado…….

  8. La posible censura sería por decir la verdad no por la palabra en si. Y es tan cierta ésta verdad ya que Colombia está plagada por seres viles, ruines asquerosamente indolentes rebosantes de hijueputez.

  9. Que impotencia se siente ante los criminales, sean estos quienes ordenan o los que aprietan el gatillo, pero nos queda la alternativa de protestar masivamente o hacerlo a través de las redes para que los políticos, incluido el pelele entiendan que Colombia esta convertida en un gran charco de sangre y que en sus voluntades esta poner remedio ordenando y exigiendo a las autoridades cumplir su deber-.

  10. Que buena descripcion de un país sumergido en la indiferencia y el egoísmo.

  11. ReplyJulian arias sanchez

    Excelente articulo,así es debemos salir a protestar contra estos políticos corruptos y deshonestos que nos miran como si fuéramos cosas que nos pueden utilizar como se les da la gana.

  12. Replyjose Adonay Osorio Msrin

    tiene toda la razón . Este país es de tantos hijos de putas que solo esperan cada dos años para vender el voto al mejor postor que como siempre son las peores carroñas de la burocracia colombiana. y s los lideres sociales a los que denunciamos la corrupción nos detestan que por ser sapos y no dejar trabajar …Tiene razón este es un país de hijos de putas

  13. ERA SIMPLEMENTE UNA MUJER Y CON ESO BASTARÍA PARA CONVOCAR A UNA PROTESTA.
    PERO ERA UNA MUJER POBRE,… DE ÉSAS QUE MERECEN SER POBRES,…. !!AH!! Y ADEMÁS ERA NEGRA Y MADRE,… Este domingo iremos a las Iglesias y cuando el sacerdote nos diga esa pendejada de «AMARNOS LOS UNOS A LOS OTROS», de pronto nos acordaremos de MARÍA y diremos «QUE DIOS LA TENGA EN SU GLORIA», esa GLORIA QUE SEGÚN ALGUNOS NO MERECÍA TENER AQUÍ.
    Yo salamente puedo decirles a todos a aquellos que QUIEREN LA PAZ DESPUÉS DE SACIAR SU ODIO Y SU VENGANZA,… QUE DIOS LOS PERDONE SI ES QUE TIENEN UN DIOS,…. YO LES PIDO PERDÓN PORQUÉ HOY,… HOY, HOY,… HOY NO LOS PUEDO PERDONAR

  14. Los hijueputas como dices tú son los que defienden y sostenen en el poder a los hijueputas gobernantes y se aferran ha ser miserables por secula y seculorun

  15. Estoy completamente de acuerdo. Porque asesinan a los líderes sociales personas comunes y corrientes con sentido de compromiso y de solidaridad, que a diferencia de la mayoría de nosotros levantan su voz y buscan y exigen justicia para una comunidad olvidada y vulnerada en todos sus derechos. Ejemplo evidente, el caso de María del Pilar quién la asesino? Blanco es gallina lo pone ! caciques regionales incluso algunos miembros de nuestras instituciones son n quienes contratan o más bien ordenan a sus grupos armados a arrasar a su propio pueblo, porque el poder es para eso para pisar al vulnerable y demostrar la supremacía del dinero , del poder politico .Mientras esto ocurre en nuestros pueblos, aquí n las grandes ciudades los que medio pensamos no nos organizamos para exigir a esos que nos representan en el gobierno y para lo que les pagamos de nuestros impuestos ( no es gratis) que trabajen y muestren resultados para que nos aseguren el derecho a la vida, la salud, al Pan de cada día, al respeto, a la educación, derechos básicos que todos como ciudadanos de este pais soberano tenemos . Si, si tenemos algo de compromiso con nuestro país Debemos salir masivamente a las calles y exigir exigir a grito vivo. Resultados.

Responder a Johana Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Daniel Castro
Activista por la Paz y la Vida, columnista y estudiante de vigésimo noveno semestre de Economía que cree que sí podemos ser un país con justicia social.