Mediante una empresa tecnológica, Semana invitó con SMS a leer la columna pro Uribe de Vicky

INFOBIP es una compañía croata con presencia en Colombia que presta servicios de procesamiento de datos a través de plataformas tecnológicas especializadas que analizan información contenida en medios electrónicos como: mensajes de texto (SMS),correo electrónico, chat, whatsapp, etc*.

Opina - Medios

2020-06-11

Mediante una empresa tecnológica, Semana invitó con SMS a leer la columna pro Uribe de Vicky

Columnista:

Juanita G. Pérez

 

El mundo digital en Colombia estuvo bastante movido en estos últimos días, y es que tres hechos noticiosos —que analizados individualmente no revisten ninguna relación, pero que al ser vistos bajo la misma óptica muestran un patrón— fueron tendencia en Colombia.

El primero de ellos tiene que ver con la llegada de un mensaje de texto SMS en el que se invitaba a leer la última columna de Vicky Dávila, el segundo hace referencia a una adquisición hecha por la Policía Nacional y el tercero cuenta sobre un proyecto de decreto que al final no salió… supuestamente.

Tras analizar estos sucesos, he aquí los hallazgos. 

 

La columna de Vicky vía SMS y correo electrónico

Durante estos días, a varias personas les llegó una invitación desde el código de mensaje de texto SMS 85686 para leer la última columna de Vicky Dávila titulada El plan contra Uribe (columna que recibió varias críticas por ser un derroche de lisonjas y zalamería por parte de la “opinadora” Dávila hacia el “presi” Uribe).

Las preguntas que muchos tuiteros se hicieron fueron las siguientes:

¿Por qué se les invitaba vía SMS a leer una columna que no les llamaba la atención hacerlo desde Twitter —que es donde originalmente Dávila hace sus mayores esfuerzos de publicidad para sus escritos—?

Y, la otra pregunta más delicada, ¿de dónde sacó Vicky Dávila y/o Publicaciones Semana los números telefónicos celulares y los correos electrónicos para el envío de los mensajes de texto SMS que invitaban a leer la columna?

Sobre la primer pregunta, al averiguar sobre el código SMS 85686, este aparece registrado a nombre de la empresa INFOBIP Colombia S.A.S. con NIT 900438922-1 y ubicada en la carrera 11B #97-56 Oficina número 602, en Bogotá.

INFOBIP es una compañía croata  con presencia en Colombia dedicada a la prestación de servicios de procesamiento de datos a través de plataformas tecnológicas especializadas que procesan información contenida en medios electrónicos tales como: mensajes de texto (SMS), mensajes de correo electrónico, chat, mensajes de voz, whatsapp, etc*.

Sin embargo, al hacer una búsqueda sobre el código de SMS 85686, se halla que este tiene varias quejas por el envío vía mensaje de texto SMS de SPAM y de datos fraudulentos y/o que incitarían a la defraudación a usuarios de telefonía celular.

Sobre este asunto particular la empresa INFOBIP, en comunicación sostenida con La Oreja Roja, señaló que sus servicios son prestados a clientes de diferentes sectores y son ellos quienes utilizan las  plataformas de INFOBIP para comunicarse con sus usuarios*.

«Son nuestros clientes quienes de manera directa y autónoma generan los contenidos e informaciones que envían a través de nuestras plataformas. INFOBIP no administra bases de datos de usuarios finales receptores de los mensajes, no decidimos a quien enviar un mensaje, pues quien lo hace es nuestro cliente de manera independiente usando para ello sus propias bases de datos», señaló Silvia Ardila, una de las representantes de la empresa*. 

Sobre la segunda pregunta, queda en el aire una sensación de sospecha justo cuando Semana decide inaugurar este “formato” publicitario en una coyuntura tan delicada como la actual, no solo por los desesperados intentos del uribato para desviar la atención de sus asuntos, sino también por la polémica en el país por la recolección de datos de los ciudadanos por parte del Gobierno a través de aplicaciones para enfrentar la COVID-19 como CoronApp.

A su vez, contestando desde su perspectiva la segunda pregunta, la representante Ardila aclara que: No sabemos de dónde se obtuvieron esas bases de datos, pues tal como indicamos INFOBIP no maneja bases de datos de usuarios finales, solo brindamos conectividad a través de nuestra plataforma tecnológica*.

Ardila recalca que INFOBIP nunca envía información a los destinatarios o receptores finales de los mensajes, no tiene contacto directo con ellos y no responde por ningún contenido enviado, toda vez que la empresa croata no genera contenidos ni decide a quien enviarlos.

La representante también explica que:

No obstante, queremos aclarar que el enfoque de nuestra actividad es netamente tecnológico, por ende, dentro de los principios empresariales que orientan nuestra gestión está el no permitir el uso de nuestras plataformas para el envío de mensajes que tengan contenido político y es una de nuestras exigencias en los contratos. Por eso también estamos investigando este tema, y de ser necesario, adoptaremos las medidas pertinentes para evitar situaciones similares en el futuro*.

 

A lo anterior se suma una situación bastante curiosa y llamativa.

Por medio del proceso número FTIC-CD-835-2020, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) realizó la publicación de un contrato de Compraventa —a través de Contratación Directa— con Publicaciones Semana para Contratar la suscripción de dos ejemplares de la Revista Semana en forma semanal, para el Despacho de la Señora Ministra y la Oficina Asesora de Prensa, así mismo dos ejemplares de la Revista Dinero en forma quincenal, para el Despacho de la señora Ministra y la Oficina Asesora de Prensa de la Entidad. El contrato por 988 000 pesos iría hasta el 31 de diciembre de 2020.

El asunto causa curiosidad por varios motivos: por un lado, resulta increíble que una ministra no pague de su propio bolsillo sus propias revistas; por el otro, la cantidad de revistas resulta tan pequeña que realizar un contrato para ello es por lo menos ridículo; y en tercer lugar, resulta muy llamativo que sea el Ministerio de las TIC, el más tecnológico y digital, el que solicite un contrato para 12 revistas mensuales que, según el contrato, se supone que son impresas ¡Impresas!

 

¿Quieres entender el patrón? Lee ¿A quién analizará el analizador de la Policía? y El decreto censurador que no fue, ¿pero que será?

 

*: Esta columna ha sido actualizada con la información enviada por la empresa INFOBIP —a través de una solicitud de retractación de nuestra columna original— la cual consideramos oportuna incluir para que el lector también tenga a su disposición el punto de vista de la compañía croata, honrando así nuestro compromiso periodístico.

( 2 ) Comentarios

  1. Quisiera contactarlos y hablar sobre artículo. ¿Cómo puedo hacerlo?

Responder a Sivia Ardila Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Juanita G. Pérez
Escribo porque así soy libre. Hago periodismo porque así soy útil.