Se me cayeron las gafas

El coronavirus es hoy el protagonista de los medios, pero, ¿qué sucede con quienes no hemos olvidado la compra de votos de Duque, las investigaciones de Uribe o los casos de Odebrecht?

Opina - Corrupción

2020-03-27

Se me cayeron las gafas

Columnista: 

Lady Orozco 

 

El futuro de esta enfermedad mundial cada vez nos asusta más. El ver las calles desoladas, el tráfico casi inexistente y, no escuchar al vendedor ambulante, nos genera inquietud, y no es para menos. Nadie sabe cuándo se podrá salir de esta situación, pero más allá de eso, nada nos asegura que lo haremos bien librados.

El conflicto está en que, a pesar de toda esta situación, los líos políticos no se han solucionado de manera mágica. No es que sean más o menos importantes que lo que estamos viviendo, pero están y no se pueden ignorar.

Ahora resulta que Duque sacó un decreto que beneficia a los bancos, pero, ¿por qué se da esto? No podemos pasar de largo el hecho de que estas instituciones han sido las más cuestionadas y las más involucradas en cuanto a casos de corrupción. Uno de ellos es Odebrecht, escándalo que salpicó a Sarmiento Angulo, quien salió librado como por arte de magia, ¿o de Duque?

El enlace entre Iván Duque y estas organizaciones nos demuestra que no fue por arte de magia, sino por movimientos de leyes y, después de todo, esta crisis hasta nos ha ayudado a verlo cada vez más claro.

¿Por qué ayudar a los bancos mientras las personas que viven del diario siguen pasando necesidades?, claro, debe ser sencillo estar en cuarentena sabiendo que su salario seguirá llenando cada uno de sus bolsillos y que cuando toda esta crisis pase la gente habrá olvidado que usted debería ser investigado por la compra de votos, porque quizás, también tiene sus manos untadas de amistades como las del ‘Ñeñe’. La gente habrá olvidado todo y los banqueros seguirán de su lado como hasta ahora lo han hecho.

¿Sabe por qué no se van a acordar?, porque los medios también están cobijados por su mano, esa que parece frenar hasta el más grande rayo del apocalipsis que vivimos actualmente, lástima que no pueda detener los contagios. Señor presidente, ¿realmente tenemos ese número de casos o también está decidiendo qué dicen o no los médicos?

Señor Duque, nos hemos quitado las gafas por más de que los medios nos las quieran empañar y fijar cada día. Entendemos que usted es un niño aún intentando aprender a gobernar, creyendo que es igual de sencillo que jugar con un balón. Pero no podemos olvidar que eso no le da ninguna potestad para ponernos como su ensayo-error, al menos, pídale ayuda a la alcaldesa que parece más presidente que usted.

Señor Duque, permítame recordarle que el Decreto 444 del 2020 solo está ayudándole a los banqueros a llenarse más y más los bolsillos de plata. Es cierto que estamos frente a una pandemia que parece oscurecer todas las salidas, pero no permitamos que eso nos nuble las problemáticas que vienen desde Gobiernos anteriores. Hagamos que se nos caigan las gafas que nos quieren poner los medios nacionales, los problemas no se han desaparecido.

¡Necesitamos a un Gobierno para el pueblo y no uno protector de los grandes gigantes económicos!

Nadie sabe cuánto durará esta contingencia, nuestros casos llegaron a un gran número por su resistencia a cerrar los aeropuertos, las terminales y a decretar cuarentena obligatoria. Si bien es cierto que esto también depende de la cultura de los ciudadanos, dígame: ¿cómo se quedan las personas encerradas muriéndose de hambre, mientras usted le sigue llenando los bolsillos a los grandes?, ¿cómo no se mueven los adultos mayores si tienen que ir personalmente a reclamar sus medicamentos?

Solo espero que aprendamos de esto, pero sobre todo, que este país entienda que algo que ocurre de imprevisto no puede tapar lo que viene sucediendo. En cuanto a usted, señor Duque, espero que entienda que un médico a veces puede salvar más vidas que un juego con un balón.

 

( 1 ) Comentario

  1. ReplyAlfonso Escobar Acosta

    De acuerdo. Por cuenta de la pandemia no podemos olvidar lo ilegitimo de este gobierno que no es más que una vergüenza mundial. Siento vergüenza ajena por cómo se orquestó la compra de votos en la que están involucrados políticos de la costa como los Char. Y que decir del Ñeñe Hernández lavador de dineros del narcotráfico y amigo entrañable de Iván Duque, Uribe y de todo el Uribato que hoy lo desconocen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lady Orozco
Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Pontificia Bolivariana en Medellín. Escritora con diferentes poemas publicados en el libro de Sinergias de España. Columnas publicadas en diversos medios de comunicación.