Recursos públicos para dilapidar

Ocupar el deshonroso título de país más corrupto, es consecuencia de la existencia de una élite de señoritos que llega por rosca y, sin méritos, a los altos cargos del Estado. 

Opina - Política

2020-02-21

Recursos públicos para dilapidar

Columnista: 

Carlos Alfredo Crosthwaite Ferro

 

El pasado 2 de septiembre, la Sala Segunda de Decisión del Tribunal Contencioso Administrativo de Risaralda, en fallo de única instancia, reconoció mi derecho de acceder a la información solicitada mediante petición presentada a la Cámara de Comercio de Pereira relacionada con los gastos de pasajes aéreos, alojamiento, y restaurante de los viajes nacionales e internacionales, gasolina, gastos y avances con las tarjetas empresariales del director ejecutivo y, del personal directivo y administrativo de dicha entidad gremial, entre enero de 2014 y julio de 2018.

El Tribunal Contencioso concluyó que las Cámaras de Comercio cumplen la función pública del registro mercantil, prestada en condición de agentes particulares, pero advierte que los recursos percibidos por esta labor son ingresos públicos a título de tasa, cuyo único destino es la recuperación parcial o total de los costos en que incurre por la labor que desarrollan, no acrecientan el patrimonio propio de dichas entidades, ni constituyen para estas título adquisitivo de dominio sobre dichos recursos. O sea que el pago de las exorbitantes tarifas que industriales, comerciantes y prestadores de servicios hacen por el registro mercantil y registro único de proponentes y su renovación anual son recursos públicos y, por tanto, los ciudadanos tenemos derecho a conocer el monto que recaudan y su destino.

En la respuesta obtenida por orden del Tribunal se conoce, entre otras cifras, y las cuales iré relacionando detalladamente en escritos que sobre este particular informaré en las próximas semanas, que en el periodo solicitado, al Dr. Mauricio Vega Lemus, su director ejecutivo en ese entonces, se le cancelaron por viáticos en viajes nacionales $31 millones de pesos y, en viajes internacionales, $156 millones de pesos. Adicionalmente, en este mismo lapso el Dr. Vega con cargo a la tarjeta de crédito empresarial gastó $88 millones de pesos por tiquetes aéreos y $164 millones por concepto de gastos de alojamientos y restaurantes en estos viajes. 

Entre los desplazamientos internacionales efectuados por Vega Lemus, están visitas a China, circuito por Londres, París y Bruselas, Barcelona, Boston en 2 ocasiones, Torino, Cancún, Washington en 2 momentos, Miami 3 veces y, en una de ellas, para entrevista en CNN con Ismael Cala, Las Vegas 2 visitas, Buenos aires, Madrid en 3 ocasiones, Dubai, Madrid, Ixtapa, Frankfurt, León, Sidney, y Estambul, todo un ejecutivo viajero. En esta última visita a la capital de Turquía asistió para “indagar sobre el impacto económico y social que el proyecto World Trade Center generó en ese país”, proyecto inmobiliario para financiar con recursos privados y, en el cual, nada tiene que ver la Cámara de Comercio, solo las ganas de justificar viajar y viaticar a costilla de los empresarios de la región. 

La Contraloría General de la República, en respuesta a una petición para que revisara el manejo de los recursos públicos de la Cámara de Comercio, expidió el pasado 20 de noviembre un Informe de Actuación Especial de Fiscalización, en el cual relacionó 13 hallazgos administrativos, entre los cuales deben mencionarse: inconsistencia en los gastos de viaje, legalización extemporánea de los anticipos e inclusión ilegal de millonarios gastos por elementos de uso personal, ausencia de documentos que soporten los viajes al exterior, manejo irregular de tarjetas empresariales para retiro de millonarios recursos en efectivo en cajeros electrónicos, aumento de más del 50 % del salario del presidente Vega Lemus en el periodo 2012 al 2018, bonificaciones a los altos empleados de la Cámara por $769 millones y, un beneficio extralegal, de un salario y medio pagadero con la prima de Navidad.

Ocupar el deshonroso título de país más corrupto, es consecuencia de la existencia de una élite de señoritos que llega por rosca y, sin méritos, a los altos cargos del Estado, no a servir a la ciudadanía, sino a vivir a expensas de ella, para tal fin se instauran impuestos y contribuciones onerosas con cargo a su trabajo y esfuerzo.  

 

Fotografía: cortesía del fan page de Mauricio Vega Lemus.

( 0 ) Comentarios

  1. Prueba comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carlos Crosthwaite Ferro
Ingeniero civil. Dirigente político reconocido en Pereira y el departamento por su defensa de los derechos de los ciudadanos.