¿Quién salvará la industria textil en los gobiernos locales que llegan?

Medellín debería ser el ejemplo e inicio de la renovación política que merece; y, sobre todo, merece la atención de quienes pueden sacar adelante al país y a la ciudad en materia económica y laboral.

Opina - Economía

2019-09-23

¿Quién salvará la industria textil en los gobiernos locales que llegan?
Autora: Lina Díaz Toro
 
 
Es bien sabido por todos que las tasas de desempleo siguen en aumento; el gobierno actual, desentendido totalmente de la crisis que se avizoraba por los cambios en las dinámicas económicas internacionales, no hizo sino prometer en campaña y ahora tiene en una incertidumbre total a la economía, a la industria y, por ahí derecho, al empleo en el país.
 
Las propuestas de los candidatos que se rigen por la ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) son idílicas con el momento que estamos pasando, generadoras de esperanza, y atraen a primera vista, prometiendo un mejor panorama para las poblaciones, clásico; pero hay una situación a la que hay que darle mayor visibilidad e importancia, porque generaría el empleo que necesitamos, ayudaría a la soberanía de la economía basada en la productividad de nuestras industrias, sin temor ni necesidad de los productos internacionales.
Más específicamente tratándose de la industria textil, que desde hace varios años ha entrado en crisis, gracias a las importaciones asiáticas y actualmente africanas que entran como Pedro por su casa a nuestro país, dejando un total de 600 mil personas sin empleo y un riesgo de unas 850 mil más.
El afán de la Cámara Colombiana de la Confección por hacer entender al gobierno del presidente Duque que es importantísimo atender el paquete de medidas que se basan en la reducción de aranceles, el porcentaje del IVA diferencial para las confecciones, y establecer el monotributo para el sector textil, está pasando de agache por el Congreso, mientras el contrabando y las importaciones siguen en aumento; peor aún, el desempleo en su mayoría afectando a mujeres cabeza de familia, es decir, las mujeres y las familias desprotegidas.
 
 
¿Qué pasará entonces con los gobiernos locales que vienen? ¿Atenderán esta problemática de la crisis de la industria textil?
 
Si miramos por ejemplo a Medellín que ha tenido una relevancia fundamental en la economía del país y, más aún en el sector textilero, alerta que quien puntea en las encuestas para la Alcaldía (Alfredo Ramos Maya del Centro Democrático), tiene sus propuestas encaminadas hacia la prolongación de la supuesta efectividad que prometió en campaña el actual gobierno nacional y promete usarlo como hoja de ruta para el desarrollo de la ciudad. ¡Alerta! porque la industria textil será ignorada y, las mujeres por ahí derecho, ya que un gobierno local que se quiera regir y soportar en los fracasos que ya pesan sobre la espalda del presidente Duque, solo será la perpetuidad absurda de querer mantener en el poder al que señala y respalda un líder político como Álvaro Uribe Vélez.
 
Ojalá los incautos, susceptibles a las jugadas en medio de campañas de desprestigio frente a los demás candidatos, no lleguen a las urnas a dar su voto por «el de Uribe». No, por favor, no más de eso, Medellín debería ser el ejemplo e inicio de la renovación política que merece; y, sobre todo, merece la atención de quienes pueden sacar adelante al país y a la ciudad en materia económica y laboral.
 
 

( 1 ) Comentario

  1. Muy relativo y sesgado el artículo, según esto la única opción que queda es votar por el segundo en las encuestas??? Expreso mis dudas frente a quien como candidato hace promesas incumplibles, entre ellas bajar el costo de los servicios públicos,, quien en sus inicios despótrico de epm y de Hidroituango, adicional no respetará la hoja de ruta del Metro??? No señores por ese lado tampoco es…..

Responder a RUBEN FIGUEROA Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lina Díaz Toro