Por qué ser flaco se volvió una pesadilla

Si les da pena comentarle a alguien de su exceso de peso, pues también sientan pena de hablarle a los flacos de su falta de kilos.

Opina - Sociedad

2017-11-09

Por qué ser flaco se volvió una pesadilla

En la vida de una persona muy delgada, más si es una mujer, esta conversación no se da solo una vez, se da tantas veces, que se pierde la cuenta:

  • ¡Oye! ¿Cómo haces para ser tan flaca?
  • No sé, soy así. (Después de la pregunta, la persona delgada ya está incómoda).
  • ¿En serio? Yo pensé que tenías un desorden alimenticio. ¿Estás bien?
  • ¡Sí claro! Si me lo han dicho muchas veces, pero para nada, es más, como mucho y me encanta.
  • ¡Uy! Vea pues. Pero cuídate.

La persona delgada claramente se siente mal, así tenga niveles de autoestima saludables, porque le dijeron que parece enfermo de un trastorno que, además, es un drama para quienes lo padecen y sus familias, y no se debe tratar a la ligera.

Esa conversación la sostuve muchas veces, respondiendo siempre con amabilidad, escondiendo que me sentía mal, fingiendo que me daba igual. Pero hoy, me doy cuenta que la respuesta no debió ser esa. La conversación debió fluir así:

  • ¡Oye! ¿Cómo haces para ser tan flaca?
  • No sé, soy así. (Después de la pregunta, la persona delgada ya está incómoda).
  • ¿En serio? Yo pensé que tenías un desorden alimenticio. ¿Estás bien?
  • Bueno, la verdad si lo tengo. (La persona delgada ve en su interlocutor gestos de pena, incomodidad, empatía y hasta miedo).
  • Oye, discúlpame…
  • Solo quería ver cuál era tu reacción al decirte que tenía un desorden alimenticio. Si no somos amigos, es claro que lo preguntaste porque sabes o crees que no lo tengo. ¿Cuál es tu intención al hacer sentir mal a otros?

¡Así debemos responder!

La situación de las personas delgadas es demasiado injusta. ¿Cuál es el problema con los flacos?

Hace varios años, las intérpretes pop estadounidenses Nicky Minaj y Meghan Trainor lanzaron dos canciones que fueron un éxito mundial, y que defendían la voluptuosidad, las curvas y las mujeres que de delgadas, no tienen nada. Las canciones son It’s all about the bass y Anaconda. Lo impactante del asunto que no se habló de que las canciones aplastan, insultan y dejan por el piso la imagen de una mujer delgada.

Letras como “He said he doesn’t like them bony he want’s something he can grab” (El dijo que no le gustan huesudas, le gusta tener algo que agarrar) o “A boy likes a Little more booty to hold at night” (A un chico le gusta tener un poquito más de trasero que agarrar en la noche), no recibieron casi crítica y fueron completamente aceptadas. ¿Pasaría esto si la canción hablara mal de las personas gordas?

Marcas que se apalancan en campañas de Mujeres Reales y en su publicidad solo salen mujeres con unos kilos de más, también están excluyendo a un grupo de mujeres. ¿O es que modelos como Kendall Jenner o Gigi Hadid son de mentiras?

Es completamente injusto que a una persona con unos kilos de más, no se le pueda decir nada. Con ellos no se puede tener una conversación donde se le pregunte, ¿estás comiendo de más? ¿tienes herencia de obesidad en tu familia? ¡haz más deporte!, porque se ofenden, sus amigos se ofenden, y todos te señalan como un superficial. Ah, y si eres flaco, te dicen que no tienes carne, que no eres deseable, y te ponen apodos peyorativos como espagueti o vara de premio, que tienes que aguantar con una carcajada.

¡RESPETEN A LOS FLACOS! Si les da pena comentarle a alguien de su exceso de peso, pues también sientan pena de hablarle a los flacos de su falta de kilos.

Dejen de hablar del aspecto físico de los demás, eso, es lo que más fácil y rápido cambia en una persona. Si nos fijamos más en las capacidades, sentimientos positivos, sueños y fortalezas de los demás, podemos formar equipos de éxito para todos los planos de nuestras vidas.

Analicen cuando tengan la espinita o ganas de “hacer sentir mal”, muchas veces, uno no se da ni cuenta. Piensen antes de hablar.

Y flacos, vamos a cambiar esto, vamos a responder asertivamente. Nuestro peso no puede determinar cómo nos sentimos en sociedad.

Ya no soy flaca porque el metabolismo me ha cambiado, pero me traumaron tanto que mi arroba en twitter, es mariaflacucha. Ahí recibo comentarios.

 

( 5 ) Comentarios

  1. Lo amé <3 es una opinión aceptable y muy cierta. He visto casos en los que se le critica fuertemente a las personas por hacer comentarios acerca de las personas con unos kilos de más, mientras que los que tienen comentarios negativos para los flacos son idolatrados. ¡Los gordos nos son los únicos que merecen aceptación! Todos somos personas y ninguno debería ser denigrado.

  2. A mi me decían patas de garza.

  3. Es verdad estar flaca no es un problema y si cuando nos dicen esos comentarios nos hacen sentir mal pero no es que tengamos problemas si somos así es por genética

  4. Cuando era menor las enfermeras (que si tenían un poco de sobrepeso) me trataban horrible por ser delgada, me sxusaron de tener bulimia y pidieron a mi mama que me vigilara más.

  5. A mi todo el mundo me dice que flaca estas, masbque todo mi familia que es que mas me duele ???

Responder a Diana Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

María José Hernández Madrid
Soy una bogotana que ha tenido la fortuna de vivir en varias ciudades de Colombia. Soy comunicadora social y periodista. Amo las letras y necesito decir lo que pienso. Me apasiona la música como nada más en el mundo. Eso soy.