Artículo

Nuevo caso de decapitaciones en el Bajo Cauca atemoriza a sus habitantes

Dos hombres fueron decapitados en la vereda El Toro, del municipio antioqueño de Caucasia. Este crimen se suma a otro de similares características ocurrido en diciembre. Pese a la presencia de las autoridades, la comunidad está atemorizada.

Por Cristian Álvarez Balbín - - 46637 0
Nuevo caso de decapitaciones en el Bajo Cauca atemoriza a sus habitantes

Autor: Cristian Álvarez Balbín.

  Esta semana el defensor de Derechos Humanos Jesús Alean Quintero denunció otro dantesco hecho que enluta dos familias de Caucasia. De acuerdo con Quintero, Jimmy Antonio Baquero y Belisario Villegas, fueron decapitados, sus extremidades superiores cortadas y sus cuerpos incinerados en cercanías de la finca Las Acacias situación que tiene a los habitantes de la vereda El Toro —a dos horas del casco urbano de dicha municipalidad— horrorizados; según se recoge de la nota emitida por la emisora Caracol Radio y de la denuncia del defensor.
"Nuevamente al estilo de carteles mexicanos decapitan dos personas, comunidad en total temor y sometida bajo el silencio", denunció Quintero en su cuenta de Twitter .
En el lugar de los hechos hicieron presencia tropas del Ejército adscritas al batallón Rifles con sede en Caucasia, sin embargo, la Policía Judicial está coordinando la seguridad con el Ejército para ingresar a la zona y poder hacer el levantamiento de los cuerpos y la identificación plena de los cadáveres, los cuales ya completan 24 horas de ser dejados en tan inhumanas condiciones, según relata Quintero. Este nuevo hecho deja muy atemorizados a los habitantes del Bajo Cauca, quienes el pasado mes de diciembre reportaron otro caso similar en el municipio de El Bagre. En ese momento se acusó a la banda criminal los Caparros de cometer ese atroz crimen. Vale la pena recordar que actualmente, pese al gran despliegue de fuerzas militares y policivas, en la zona se mantiene una disputa criminal entre el Clan del Golfo y los denominados Caparros por el control del territorio y las rentas ilegales, situación a la que se suma la innegable presencia de carteles mexicanos que también pugnan por el control de la zona.  


Comparte: