No queremos que se vayan del país, menos cuando vamos a vivir sabroso

Hoy escribo esta columna con las cartas echada y los resultados que nos favorecen a los que creemos en un Gobierno diferente como lo promete ser el de Gustavo Petro. Sin embargo, esta victoria no es egoísta, todo lo contrario. Estamos en un punto en el que la derecha nos ha enseñado a odiar tanto, que solo queremos construir con amor para todos.

Opina - Sociedad

2022-07-25

No queremos que se vayan del país, menos cuando vamos a vivir sabroso

Columnista:

Johana Orozco Ortiz

 

El pasado 19 de junio nos dejó lleno de emociones, algunos con lágrimas y otros con el corazón llenito de felicidad porque llegó a la vicepresidencia una mujer que representa a los nadies de este país y un presidente electo que ha aprendido a conocer las realidades más difíciles. 

El sin sabor de la derecha ha reventado de tantas maneras que sigo sin procesarlas por completo. Uno de los primeros en reconocer la victoria fue Álvaro Uribe Vélez. Debo confesar que me sorprendió el tono pacífico con que lo hizo:

«Para defender la democracia es menester acatarla. Gustavo Petro es el presidente».

Sin embargo, Cabal, una de las seguidoras más fieles al uribismo, sí dejó ver ese odio que ha marcado a esta clase política durante tantos años:

«Aquí estoy y soy oposición. No los voy a abandonar».

Me gustaría preguntarle a usted, señora Cabal, ¿a quién no va a abandonar? ¿Va a seguir acompañando a personas que salen a intimidar con sus armas a los manifestantes que solo están exigiendo sus derechos? Sí, estoy hablando de casos como el de Andrés Escobar:

El polémico Andrés Escobar volvió a aparecer después de un tiempo en redes sociales y esta vez en un video en el que se le ve en una reunión de la precandidata del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, quien estuvo en un hotel en el hotel Torre de Cali, al centro de la ciudad.

A este evento asistieron simpatizantes y militantes del uribismo de la ciudad y se tocaron temas como la defensa personal y el uso de armas, tema por el que fue conocido Escobar quien disparó su arma traumática en medio del paro nacional. Tomado de Infobae.

Después de ver todo eso pensé que las cosas paraban ahí, que habían sectores más radicales que otros para dar sus discursos tras este triunfo de la izquierda, pero aparecen 2 nuevos personajes en esta batalla Juan José Lafaurie y Paloma Valencia, esta última diciendo grandes verdades y una de ellas marcada por la básica creencia de que Uribe es el salvador de la patria.

Juan José Lafaurie: «Es la hora de la derecha, una nueva derecha, que imprescindiblemente tiene que ser sin Uribe».

Paloma Valencia: «Sin el Presidente Uribe ni tu mamá sería senadora, ni Colombia sería república».

Señora Valencia, no sé si Cabal sería o no senadora sin el expresidente Uribe, de lo que sí estoy completamente segura es que Colombia es una república mucho antes de que el líder del Centro Democrático llegara al poder. Es hora de que entendamos que este país no gira en torno de lo que haga o diga ese personaje y un buen ejemplo son los resultados de estas elecciones. 

Pero para que se dé cuenta que los electores de este Gobierno estamos llenos de amor a la patria, como lo dijo Gustavo Petro en un vídeo de hace algún tiempo: ustedes no sobran. Queremos que construyamos juntos un país habitable, pero, sobre todo, digno de vivir para todas las clases sociales, no solo las privilegiadas, esas a las que ustedes siempre han mirado. 

Queremos invitar a todos los que son oposición a que también nos ayuden a hacerle veeduría a este Gobierno y téngalo por seguro que los electores seremos los más vigilantes de cada paso. El tiempo del odio se quedó atrás, es momento de dirigir a Colombia desde políticas incluyentes que nos permitan seguir avanzando sin empobrecer más al pobre y sin expropiar al rico, porque ellos también son necesarios en nuestros territorios. Queremos una economía justa, que cada uno pague de acuerdo a sus ingresos, porque siendo honestos, no todos podemos ser medidos con la misma vara. Cada día anhelamos un país en paz, sin guerras para ninguno, no solo el cese para quienes se van hacia sus fincas de recreo, creemos que la tranquilidad es para todos.

Hoy son oposición y todos velaremos por que sus derechos sean respetados. No queremos que los gaseen, que les tiren piedras o que sean asesinados por el ESMAD. En el Gobierno del amor estaremos atentos a que sus luchas no sean reprimidas como ustedes tanto lo hicieron con las nuestras. 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Johana Orozco Ortiz
Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana en Medellín. Escritora con diferentes poemas publicados en el libro de Sinergias de España y Caza de Versos, en México. Columnas publicadas en diversos medios de comunicación.