Mejor construir puentes que muros

La autopista Suroriental es un espacio absolutamente público, se construyó con los impuestos de la caleñidad y no está bien, que un espacio público sea cerrado para el disfrute de unos pocos.

Opina - Cultura

2017-12-19

Mejor construir puentes que muros

A escasos 6 días del inicio de la Sexagésima Feria de Cali, las redes y las calles bullen por la indignación de lo que han dado en llamar “el muro de la infamia”, levantado en la autopista Sur Oriental, disque para garantizar la seguridad de los bailarines y de quienes ocuparán las graderías, bien porque compraron la boleta o ya porque se la obsequiaron.

El tema despertó indignación desde el gobierno de Jorge Iván Ospina que cerró, pero dio boletas gratis; luego para atender damnificados del invierno, si mal no recuerdo, se hizo un cobro simbólico: los asistentes debían llevar un producto no perecedero… arroz, azúcar, lentejas, fríjoles, enlatados… en fin, cualquier cosa que pudiera servir a las personas que todo lo habían perdido.

Durante el gobierno de Rodrigo Guerrero el cobro paso a ser en dinero contante y sonante, y en la administración de Maurice Armitage, se alargó el recorrido del salsódromo, se hizo de noche y se levantó lo que la gente indignada, ha dado en llamar, “el muro de la infamia”.

Los argumentos van y vienen en defensa y en contra del famoso muro, pero algunos apuntan al centro de lo que de verdad, debiera ser la esencia de la discusión.

  1. Las fiestas las paga quien las ofrece, salvo que se trate de una “pachanga” organizada con algún propósito específico: recaudar fondos para una campaña política; para un viaje; para la compra de un objeto costoso que le robaron a un amigo, etcétera… razones para organizar un bingo bailable hay muchas. Pero las fiestas, llámense matrimonio, 15 años, bautizo, primera comunión, cumpleaños, las paga quien las ofrece… a ningún invitado se le cobra por ir a la fiesta, y si no tengo para hacer fiesta, pues entonces no la hago… ah, y una cosa más, si no soy invitada, no voy, de colada no quiero estar.

2. Los eventos particulares o privados se realizan en espacios privados o particulares. El festival de Orquestas se hacía en el Estadio Olímpico Pascual Guerrero y era gratis… y si alguna vez cobraron, hasta donde recuerdo el valor no superaba los 5 mil pesos.  El Estadio por ser propiedad de un estamento público, es público también, pero dejamos de hacer festival de Orquestas que fue reemplazado por el súper concierto, y a ese sólo van quienes tienen capacidad adquisitiva o quienes tienen buenas relaciones con prensa del evento, manager o artistas.

La autopista Suroriental es un espacio absolutamente público, se construyó con los impuestos de la caleñidad y no está bien, que un espacio público sea cerrado para el disfrute de unos pocos. La ciudadanía que no vive la feria, se ve afectada en la movilidad, en los accesos a sus viviendas, en el acceso a centros asistenciales, pero bueno, la feria era para la ciudad y su comunidad, propios y visitantes, entonces pues era el disfrute de muchas personas contra los derechos de unos muy pocos afectados.  Hoy se trata del disfrute de unas muy pocas personas vs la exclusión de la masa que ya no puede disfrutar de su salsódromo, evento inaugural de la feria, y que tendrá que resignarse a las cuadras finales del recorrido, hasta donde los bailarines llegan agotados.

3. Si el que hace la fiesta quiere ofrecer un espacio VIP a los invitados de honor, podría ser que organizara unas graderías, sin barreras visuales; así los dueños de la vía, los dueños de esta casa llamada Cali, podrán apreciar el espectáculo central de una feria, que poco a poco nos está siendo arrebatada, con la anuencia de legisladores que aprueban leyes privatizadoras hasta del espacio público, imponiendo ánimo de lucro en todo lo que era nuestro, para beneficio de unos pocos.

Afirman que la feria es incluyente porque el 95% de los eventos es gratuito… no señor, la gente quiere ir a su acto inaugural, llamado salsódromo, y esa afirmación como en la gramática, “confirma la regla”, es decir “la excepción de la norma confirma la regla”… si el 95% de la feria es gratuita, ello sólo puede significar que el 5% está privatizado y por tanto es excluyente.

4. ¿Discurso de clase? ¿Campaña política? Es posible que algunas personas quieran pescar en río revuelto, pero eso no le quita la razón a la indignación que hoy agita a las clases populares, que no pueden darse el lujo de comprar esas boletas, a esos costos, para ellos y sus familias.

5. No son los comentarios de quienes estamos en contra de la privatización de lo público y la exclusión ciudadana, quienes incitamos a la violencia, son ustedes, señores y señoras administradores de la “cosa pública”, quienes provocan la indignación con sus actos inconsultos, no planeados y que se deciden en función del lucro, no de la seguridad de los asistentes, ni de la garantía de sus derechos.

Apuñalear un caballo era un acto de violencia al que acudían los excluídos, viendo jinetes en equinos cuya atención costaba más que el salario que ellos se ganaban, eso si acaso tenían salario.  Los bailarines son gente del pueblo que el pueblo admira, pero si al pueblo le presentan unos bailarines cansados y agotados, no falta el desadaptado sí, que arroje espuma o intente agredir a los artistas.  Son sus actos los que aumentan las brechas, y por eso estamos diciendo que es mejor construir puentes que muros.

6. Llamar a la ciudadanía a bloquear la salida del salsódromo con una muralla humana que será atropellada por el ESMAD, no me parece buena idea; convocar a hacer fiestas populares, barriales, revivir la verbena popular en los barrios, tiene los riesgos de una comunidad que ya no es tan cívica como antes; invitar a derribar el muro es incitar a la violencia, así que la mejor de todas las convocatorias, es no ir adonde no hemos sido invitados, eso demuestra que sí tenemos dignidad y que no estamos dispuestos a dejar que la sigan pisoteando. Si a usted le gusta “colearse” en las fiestas, entonces vaya a mendigar un huequito para que le dejen ver.

7. Siempre será mejor, construir puentes que levantar muros.

( 7 ) Comentarios

  1. Excelente!!! No lo pudiste explicar mejor. Toda mi admiración!!!

  2. ReplyOTTO GONZALEZ SANDOVAL

    UNA EXCELENTE RADIOGRAFIA , FELICITACIONES

  3. Excelente nota…

  4. Acabas de explicar lo q he venido diciendo en mi protesta contra el “muro de la infamia” y la “feria excluyente”

  5. ReplyCarmen Alicia Sarmiento Mora

    Gracias a todos por sus comentaros

  6. Para el que.tenga oídos, oiga, para el que sepa leer entienda y si no ha sido invitado a una fiesta excluyente, arribista, no vaya, para eso hay música en la radio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Alicia Sarmiento
Periodista, abogada de la Universidad Santiago de Cali y libre pensadora.