Medellín le apuesta al arte y la cultura

81 artistas, entre los 60 y 82 años, comenzaron a recibir desde el mes de abril una pensión vitalicia, tras haber participado en una convocatoria organizada por la Secretaría de Cultura Ciudadana.

Infórmate - Sociedad

2019-08-23

Medellín le apuesta al arte y la cultura

Autora: Natalia Rodríguez Giraldo

 

En el barrio San Javier, al occidente de la ciudad de Medellín, vive Mónica Tatiana Giraldo Cano, una joven de 30 años de edad que desde pequeña sintió una gran pasión por la música, el baile y la escritura.

A los 5 años perdió la visión, pero esto no fue un impedimento para alcanzar sus sueños. Gracias a su esfuerzo y al apoyo de su familia logró salir adelante. Pudo estudiar e incluso aprender a cantar y a tocar un instrumento musical: el piano, que por cierto, interpreta de una forma majestuosa. La carencia de un sentido no ha sido un obstáculo para ella. De hecho, tiene muy claro que: “las limitaciones no son físicas, son mentales”.

El arte la sedujo también a través de la escritura, tanto así, que empezó a crear cuentos, poemas y hasta canciones. Cuando terminó su bachillerato optó por estudiar una técnica en masoterapia, la cual culminó satisfactoriamente el 12 de agosto de 2010.

Mónica ha trabajado haciendo masajes, actividad que por cierto disfruta, pero sin lugar a dudas, lo que más la hace vibrar es el arte. La música y la escritura han sido sus grandes compañeras, a través de las cuales, ha logrado expresar sus pensamientos, emociones y sentimientos.

En 2017 exploró otra manifestación artística, el teatro, gracias a la Corporación La Rueda Flotante con la que ha tenido la oportunidad de actuar y cantar ante públicos de diferentes lugares del país.

Su amor por las letras y su gusto por los temas relacionados con la discapacidad la llevaron a crear un proyecto, con el cual participó en una convocatoria que se realiza en la ciudad. Su principal objetivo era dar a conocer los procesos de Lectura, Escritura y Oralidad (LEO) de la población con diferencias visuales y auditivas de Medellín.

“El programa de Convocatorias de Estímulo para el Arte y la Cultura, es el mecanismo que tiene la Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Medellín para promover, fortalecer e incentivar la creación, circulación e investigación de los artistas de la ciudad. Este año se han hecho cuatro fases, incluyendo una que es para el fortalecimiento de los escenarios teatrales, cuyos estímulos van más o menos en 16.500 millones de pesos”, señaló Santiago Vélez Salamanca, coordinador de la Convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura.

Mónica se enteró de este programa gracias a Daniel Urrego, un compañero invidente que participó en la Convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura 2017. Él la animó a presentarse al año siguiente, además, la contactó con una persona que podía colaborarle en todo el proceso.

“Juan Pablo Gómez me ayudó a llenar el proyecto y a diseñarlo. Él puso toda la herramienta. Lo presentamos sobre el sistema braille para dar talleres y de ahí, fue que surgió la idea de escribir un libro, a través del cual quería dar a conocer el talento que brilla en medio de la oscuridad de mi ceguera”, afirmó Mónica.

La propuesta de ella se convirtió en el proyecto ganador de estímulos del Plan Ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad de Medellín (PCLEO) de la Convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura 2018, la cual se viene desarrollando desde hace 16 años, y ha logrado tener una gran acogida por parte de los artistas nacionales (que hayan vivido en los últimos tres años en Medellín), e incluso también de extranjeros, (siempre y cuando hayan residido en la ciudad durante los últimos cinco años).

El estímulo que se ganó Mónica fue de 10 millones de pesos. “El dinero que va pasando la Alcaldía hay que justificarlo por escrito. Fue invertido en los lugares de los talleres, los materiales, los algos de los invitados, los pasajes, los libros, etc.”, manifestó Mónica.

Entre julio y septiembre de 2018, dictó cinco talleres, cada uno de ellos de dos horas, a través de los cuales realizó diversas actividades en torno a la enseñanza del braille (sistema de escritura y lectura táctil).

“Muchas personas en situación de discapacidad le tienen pereza al braille. La idea de los talleres era hacer que sintieran interés por él, porque sigue siendo nuestra escritura.

En el caso de las personas videntes era hacerles entender que el braille como sistema, más no como idioma, está al alcance de cualquiera. La forma de enseñarlo fue muy didáctica: con cartulina, plastilina, a través de poemas, haciendo abecedarios y poniéndolos a buscar letras, a formar su nombre, que todo no quedara solo en teoría”, puntualizó.

Mónica les informó a los asistentes que el producto final de los talleres sería un libro y que los que desearan podían participar en su elaboración. De esta manera fue como logró recopilar varios textos de ellos, junto a unos de su autoría, los cuales salieron publicados en una obra de 53 páginas que tituló Con otra mirada.

“Hay muchas personas en condición de discapacidad a las que nos interesa el arte y la cultura. El que quiere puede, y una limitación no va a vencer la oportunidad de lograr las cosas que uno sabe que puede alcanzar. Vale la pena apostarle a estos proyectos de la Secretaría de Cultura Ciudadana”, expresó.

Mónica es solo una de las tantas personas que se han beneficiado con este tipo de programas que le apuestan a proyectos artísticos, con los cuales, se logra una importante contribución a la transformación social y cultural de Medellín.

Considero que la transformación social que ha vivido la ciudad tiene mucha implicación por los actores culturales que han aportado para eso. Creo que el arte y la cultura son las manifestaciones naturales que genera el hombre para pensarse a su tiempo, para pensarse a su sociedad, para pensarse sus entornos y sus contextos”, concluyó Santiago Vélez Salamanca.

Según el informe de Rendición de Cuentas 2019 presentado por la Alcaldía de Medellín, la administración actual destinó para la Secretaría de Cultura Ciudadana un presupuesto de 525.219 millones de pesos, el más alto desde su creación en el año 2002, lo cual se evidencia al comparar las cifras anteriores. En el periodo 2012 – 2015 se destinaron 436.878 millones de pesos en dicha dependencia y, del 2008 al 2011, un total de 367.956 millones de pesos.

Este incremento ha permitido que más artistas hayan podido visibilizarse e incluso materializar sus proyectos. Además, 81 de ellos entre los 60 y 82 años, comenzaron a recibir desde el mes de abril una pensión vitalicia, tras haber participado en una convocatoria.

Para este año se espera que 3 millones 200 mil personas participen en los eventos artísticos y culturales de la capital antioqueña, la cual se ha convertido en todo un referente nacional e internacional que atrae cada vez más visitantes.

Actualmente Medellín hace parte de la Red de Ciudades Creativas de la Unesco, gracias a su apuesta por el arte y la cultura.

 

 

Foto cortesía de: ACI Medellín

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Natalia Rodríguez Giraldo
Periodista de la Universidad de Antioquia con interés en el arte, la cultura y el desarrollo social.