Maestros en riesgo

La Secretaría de Educación de Medellín, deja ver entre líneas, una desvalorización de la condición humana.

Opina - Política

2020-03-20

Maestros en riesgo

Columnista

Marco Fidel Gómez Londoño 

 

Si una circular también es aquello que parece no tener fin porque acaba en el punto en que empieza, es decir, que da vueltas y vueltas y vueltas, digo, que este es un buen ejemplo de una circular. Esta semana la Secretaría de Educación de Medellín emitió una cuyo asunto rezaba: Medidas transitorias para trabajo en casa en las semanas de desarrollo institucional y que ayudarán a garantizar la seguridad de la comunidad escolar. En una de las vueltas de la circular puede leerse: Será responsabilidad de cada directivo docente el definir la metodología presencial, semi presencial o de trabajo en casa de los docentes durante estas dos semanas de desarrollo institucional.

Un lector con buena comprensión de lectura encontrará la no concordancia entre el asunto y el fragmento tomado de la circular. Puede inferirse que es una circular (vuelvo con la palabra) en que se dan directrices para trabajar en casa, pero con la posibilidad de que el trabajo no sea en casa. Menuda contradicción. O cuando se plantea que estas directrices ayudarán a garantizar la seguridad de la comunidad escolar”, obviándose que en las mismas está su negación ¿A qué seguridad hacen referencia con una escuela atestada de maestros (as)? ¿Acaso los maestros (as) no hacen parte de la comunidad escolar? ¿La formación pedagógica del maestro (a) también implica inmunidad? Continúo. 

Decir que será responsabilidad de cada directivo docente”, además de contradictorio, es un absurdo y una desfachatez —por decir lo menos— no solo para quienes ejercen el oficio de la enseñanza, sino también para toda una sociedad que hoy está aterrada por su propia desaparición o la de sus seres queridos. Esta es una decisión que debía ser tomada directamente desde la Secretaría de Educación y no dejarla a la voluntad de los directivos docentes (algunos podrían tomar decisiones tardías o equivocadas). La circular es un símbolo, entonces, de estupidez y de insensibilidad. 

Ya son bastantes las luchas que ha tenido el magisterio antioqueño, la historia así nos lo revela, incluso muchas de ellas pareciera que se repiten, vuelven como olas, a veces con más o menos fuerza: son las mismas, pero siendo otras. El educador brasileño Paulo Freire en Cartas a quien pretende enseñar hace un enunciado interesante: Maestra sí; tía, no. El enunciado Maestra sí pretende reconocer las condiciones y posibilidad del maestro (a) cuya tarea es la enseñanza y que implica asumir una profesión con responsabilidad, mientras que ser tía es vivir una relación de parentesco que no implica, por lo tanto, una profesión. Una maestra-tía sería una reducción de la condición de maestro (a). 

Esta referencia a maestra-tía es una tendencia, como lo plantea Freire, a una desvalorización profesional representada en “transformar a la maestra en un pariente postizo”. La Secretaría de Educación de Medellín, deja ver entre líneas, esa desvalorización de la profesión del maestro (a), pero esta vez va mucho más allá de la mera transformación en aquel pariente postizo: desvaloriza la condición humana, que no es otra cosa que desconocer su finitud. Freire asume que una administración seria, democrática, progresista, no tendría duda en pavimentar las calles, cuidar los caminos, construir escuelas, y yo agregaría, también en cuidar la vida. Y eso, esta administración no lo hace. Así lo demuestra al descuidar las vidas de los maestros (as), que también están hechas de polvo y miedo.  

Razón tiene Leonardo Boff al afirmar que “quien amenaza la vida y acelera la sexta extinción masiva, dentro de la cual estamos ya, es el mismo ser humano”, y luego, citando a Monod, concluye: “somos capaces de una conducta insensata y demente; a partir de ahora se puede temer todo, realmente todo, inclusive la aniquilación de la raza humana; sería el precio justo de nuestras locuras y crueldades”. Un maestro (a), que también representa peligro y posibilidad —en su condición de ser humano— debería rebelarse a la estulticia contenida en esas directrices; la administración, por su parte, debería contemplar su estupidez, a ver si en la contemplación reconoce su error para luego asumirlo.  

 

* Mientras escribo este texto llega a mi celular una imagen de una carta enviada por la Asociación Sindical de Educadores de Medellín (ASDEM) a Martha Alexandra Agudelo, secretaria de Educación de Medellín, en la cual se denuncia a una Institución Educativa por citar a padres y madres de familia para entregar informes de notas parciales. 

 

( 5 ) Comentarios

  1. ReplyLis Neyder Álvarez

    Tío está bueno

  2. ReplyDario Rendon Montoya

    En la escala de valores y profesiones estamos en los ultimos puestos, queda demostrado que a los diferentes gobiernos no les intereza la educacion y mucho menos los maestro, por eso buscan cada dia acabar con fecode y privatizar la educacion.

  3. Gracias la escritura consciente es otra forma de resistencia

  4. ReplyMarco Gómez Valle

    La circular proferida debería ser corregida, así como el presidente de la República de Colombia se equivocó cuando emitió un decreto dejando sin valor las decisiones de autoridades territoriales que pretendieron proteger la vida de sus administrados, ya que dicho acto administrativo deja tres posibilidades para que los directivos docentes decidan a su albedrío y por ende para que la responsabilidad, sea ésta protectora de los actores en el ámbito educativo o de sus vidas, sea exclusiva de ellos y no de quien representa a la administración municipal en el área de la educación. Con esa circular se podría dar fácilmente un caos al interior de las instituciones educativas, en lugar de una coherencia o armonía de trabajos asociados al fin de una buena educación. Acá pareciera que el secretario de educación practicara el texto bíblico relacionado con la responsabilidad de juzgar y castigar a Jesús, Pilatos se lavó las manos y dejó a los judíos que hicieran lo que quisieran.

  5. Muy significativa y necesaria está reivindicación de lxs maestrxs, quienes has sido invidibilidados históricamente y se les ha negado su confirmación de sujetos sentipensantes.

Responder a Patricia alvarez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marco Fidel Gómez Londoño
Profesor e investigador. Universidad de Antioquia. Integrante Grupo de investigación Prácticas corporales, educación, sociedad- currículo (PES).