Los militares piden poder con sus manos manchadas de sangre

Hay muchas cosas que me cuestionan del Ejército de este país; pero siento que ya están cruzando la línea (suponiendo que no lo hayan hecho antes con los falsos positivos). ¿Cómo es posible que sean capaces de pedir participación en el Congreso?, ¿con qué cara logran hacerlo? 

Opina - Política

2021-08-26

Los militares piden poder con sus manos manchadas de sangre

Columnista:

Lady Orozco

 

Los señores del Ejército pidieron ser parte del Congreso vendiéndose como víctimas del conflicto armado colombiano. Parece un chiste sacado del libro de Duque, ese donde están los de los 7 enanitos o la tal economía naranja que nunca logró explicar

Llegó el momento en el que aquellos que tienen sus manos manchadas de sangre se pintan como los salvadores de la patria y llegan a pedir poder, más del que les han otorgado para decidir sobre la vida de los campesinos y la gente del pueblo. Todo este discurso de venir al Congreso quieren justificarlo comparándose con los exmilitantes de las FARC. Señores militares, ¿son ustedes conscientes del abismo de diferencia que existe entre un grupo al margen de la ley y ustedes? Yo sé, sé que el paramilitarismo pudo distorsionar un poco esa separación, pero retomémosla. 

En teoría, según el artículo 217 de la Constitución Política de Colombia: «… Las Fuerzas Militares tendrán como finalidad primordial la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional y del orden constitucional». Pero parece que ustedes lo olvidaron, no digamos que todos, pero a mí ya no me suena la idea de unas manzanas podridas, sino de una institución putrefacta, porque no hablamos de unos cuantos:

En el Ejército hay 401 oficiales investigados, principalmente coroneles, mayores, capitanes y tenientes. También son investigados 823 suboficiales, 2908 soldados y otros 23 uniformados cuyo rango no ha sido establecido, que se encuentran bajo la lupa de las autoridades. Entre los coroneles que han sido procesados por estos hechos se encuentran el excomandante del batallón La Popa, coronel Publio Hernán Mejía, condenado a 19 años por su participación en estos hechos, y el excomandante de la Fuerza de Tarea Conjunta de Sucre, coronel Luis Fernando Borja Aristizabal, quien ha confesado su participación en, por lo menos, 57 ejecuciones extrajudiciales perpetradas en Sucre. (Tomado de El Espectador)

No es hora de venir a pedir poder cuando han masacrado y torturado a miles de colombianos. ¿Vienen a decir que las Farc hicieron lo mismo?, ¿saben cuál es la diferencia?, ¡que ellos eran un grupo ilegal y no los que estaba a cargo de cuidar a los ciudadanos! Ellos no se pintaban como los héroes de la patria  en una foto después de matar a campesinos engañados con un ofrecimiento de empleo. ¡Ellos confiaron en ustedes y esa es la gran diferencia!

No puedo negar que cada una de sus palabras siempre me cuestionan, pero siento que, como dije antes, hay unas que no logro ni siquiera dimensionar. ¿Dónde puede caber tanta insensatez? 

Por su parte, el también coronel (r) Óscar Ricardo Colorado cuestionó la participación política de los exFarc, al señalar que «el sistema está diseñado en este momento para excluir militares, policías y verdaderas víctimas, y sólo permite presencia de victimarios. Como solicitud deben existir mínimo cuatro curules para miembros de la Fuerza Pública». (Tomado de Caracol Radio)

No sé en qué parte dejaron la vergüenza, si es que algún día la tuvieron, pero no sigan pidiendo más poder cuando tuvieron las vidas de muchas personas en sus manos y las cegaron solo para dar resultados y colgarse insignias que hoy no le importan a nadie, al menos a nadie sensato. La ciudadanía ya no confía en ninguna de sus palabras y sus manos siguen y seguirán manchadas de sangre. ¡Dejen de compararse con las Farc cuando ustedes juraron defender a la patria y lo único que hicieron fue asesinar a los que creyeron en ustedes! ¿Cómo son capaces de dormir y seguir como si nada?

Recuerden que nunca nos cansaremos de decir: ¿quién dio la orden?, pero también nos preguntamos, ¿quién decidió cumplirla?

 

( 2 ) Comentarios

  1. Lady Orosco parce que las manos de guerrilleros como santrich, petro y demas estan benditas y solo se han dedicado a repartir bendiciones y hostias.

    • La verdad ellos también merecen ser criticados, y eso no le quita relevancia al tema que opina Lady , pero estamos hablando de los que protegen la patria y juran por dios, pues me ofende un poco más la verdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Johana Orozco Ortiz
Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana en Medellín. Escritora con diferentes poemas publicados en el libro de Sinergias de España y Caza de Versos, en México. Columnas publicadas en diversos medios de comunicación.