Lo que ganaron los partidos alternativos en el Caribe

Los partidos alternativos lograron las siguientes curules en el Caribe: una a la Cámara por Atlántico, ganada por el Pacto Histórico, otra lograda por Fuerza Ciudadana en Magdalena; otra curul a la Cámara en Bolívar para Pacto Histórico con la primera mujer palenquera al Congreso, y la del Senado en La Guajira por parte del Pacto con una candidata wayú.

Opina - Política

2022-04-25

Lo que ganaron los partidos alternativos en el Caribe

Autor:

Miguel Prieto

 

Comparativo de los resultados electorales de los partidos y movimientos alternativos en las elecciones al Congreso 2018-2022

En las elecciones al Congreso 2022 los clanes políticos y partidos tradicionales se hicieron con la mayoría de las curules en el Caribe colombiano, tanto en Cámara como en Senado. Sin embargo, otro resultado irrumpe con fuerza: el crecimiento en la votación de los partidos alternativos al poder con respecto a las elecciones de 2018.

En la contienda electoral de 2018 fueron cuatro los partidos alternativos participantes (Polo Democrático, Unión Patriótica, Fuerza Ciudadana, Lista de la Decencia); este año la coalición del Pacto Histórico los cohesionó y agrupó otros movimientos.

Por su parte, Fuerza Ciudadana y Estamos Listas, considerados también alternativos al establecimiento, abrieron tienda aparte. La sumatoria de votos de todos estos sectores y partidos son de interés para el presente análisis.

Para 2018 los alternativos sumaron 99 470 votos a la Cámara, mientras que, para el 13 de marzo, con la información disponible la primera semana después del proceso electoral, alcanzaron 489 227 votos lo que se traduce en un incremento en la votación de 391,83 %. 

Lo mismo sucedió con las votaciones al Senado: en 2018 los partidos alternativos sumaron 162 411 votos; en marzo pasado llegaron a 422 083, es decir, 259 672 votos nuevos o un incremento de 159,88 % de la votación en el Caribe. 

De estos resultados se pueden hacer dos lecturas: la primera es que el Pacto Histórico subió considerablemente la votación de los sectores y movimientos alternativos en el Caribe (salvo el caso de Fuerza Ciudadana en Magdalena).

Lo segundo es que el crecimiento en votos de los alternativos, tomando en cuenta un padrón electoral y niveles de participación similares a los de 2018, se debe a la merma de los partidos de la derecha o del establecimiento (principalmente Cambio Radical y Centro Democrático).

Lo más destacado

Los tres departamentos donde más creció el Pacto Histórico en la Cámara con respecto a los resultados de 2018 fueron Atlántico con 143.779 (15,17 % del total de votos válidos), Cesar con 51 128 (13,21 %) y Sucre con 38 243 (9,11 %). En suma, fueron 253 150 votos, un incremento de 147 605 votos nuevos (268,94 %) con respecto al periodo anterior. 

Para el Senado tenemos un panorama similar. Los tres departamentos donde más creció el Pacto Histórico fueron Atlántico con 108 969 (11,21 % del total de votos válidos), Bolívar con 63 451 (8,6 %) y Cesar con 31 068 (8,38 %). En suma, recogió 202 488 votos, lo que se traduce en 93 710 votos nuevos en conjunto, un incremento en la votación de 86,14 %.  

Ambas lecturas dan cuenta de un departamento que se convierte en terreno fértil para los partidos alternativos, Atlántico. En 2018, Polo Democrático y Unión Patriótica sumaron apenas 30 434 votos a la Cámara; este año Pacto Histórico logró 143 000 votos (373 % de crecimiento y una curul). 

Para el Senado, los votos del Pacto Histórico y Fuerza Ciudadana llegaron a 123 264, es decir, 73 363 votos nuevos en relación con 2018 (147 % de crecimiento). 

Mención aparte merece Bolívar (Cámara): los partidos alternativos no participaron en 2018 y en marzo pasado Pacto Histórico conquistó 83 186 votos (11,49 % del total), tercero en votación. Logró una curul histórica con la elección de la primera mujer palenquera, Dorina Hernández, en un contexto electoral donde los clanes Blel y Montes (cuestionados por parapolítica) se alzan con cuatro de las seis curules. 

La votación más baja del Pacto Histórico fue la de Magdalena (por la división con Fuerza Ciudadana), tanto en la Cámara como en el Senado. En la primera el Pacto logró apenas 31 459 (6,50 %), mientras que Fuerza Ciudadana llegó a 66 990 (13,85 %). Juntos, sumarían 98 449 votos (20,35 % de la votación).

Para el Senado la diferencia entre ambos es mayor, aunque en la sumatoria tendrían resultados similares. Pacto Histórico conquistó apenas 19 711 votos (3,95 %), y Fuerza Ciudadana consiguió 85 542 (17,16 %). Juntos alcanzarían los 105 253 votos (21,11 %).

En concreto, en cuanto a curules los partidos alternativos lograron: una curul a la Cámara por Atlántico ganada por el Pacto Histórico, otra lograda por Fuerza Ciudadana en Magdalena; otra curul a la Cámara en Bolívar para Pacto Histórico con la primera mujer palenquera al Congreso, y la del Senado en La Guajira por parte del Pacto con una candidata wayú.

Consideraciones finales

Si bien el Paro Nacional de 2021 tuvo repercusiones en el Caribe, este no se tradujo en fuerza, movilidad ni capacidad organizativa de regiones como Medellín, Bogotá o Cali, donde los resultados de 2022 dan cuenta de un espaldarazo al Pacto Histórico como opción de cambio y transformación.

En términos generales la unidad de los movimientos y partidos alternativos en torno al Pacto Histórico como capitalizador del descontento nacional, y Francia Márquez como lideresa con importantes simpatías en sectores académicos, movimientos sociales y ambientales e intelectuales, le permitieron a esta opción política ser un referente nacional y regional.

Pacto Histórico como coalición de cambio se muestra como una opción de gobierno que crece y consigue adhesión en las capas populares y sectores medios, académicos, intelectuales, movimientos sociales y de defensa de derechos humanos.

Si se mantuviese como proyecto político más allá de lo electoral y logra cohesionarse con Fuerza Ciudadana, Estamos Listas y otros sectores democráticos antiestablecimiento o antiuribistas, podría convertirse en el gran referente político de los próximos años.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Miguel Prieto
Periodista colombo-venezolano, egresado de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Zulia, Maracaibo, Venezuela.