La vuelta al mundo en 80 risas VS Colombia ríe

Ambos formatos permiten embolatar a la teleaudiencia que hoy en día se contenta con cualquier cosa que medianamente los entretenga.

Opina - Medios

2018-01-15

La vuelta al mundo en 80 risas VS Colombia ríe

Empezó de lleno la nueva contienda por el rating de la codiciada franja triple A, por parte de los dos canales privados colombianos, ofertando ambos, formatos estructurados en el humor ceñidos de nuevo a la llamada “ley espejo”, en la que compiten, casi siempre, con programas muy similares entre sí.

Por los lados del canal Caracol, se estrenó “La vuelta al mundo en 80 risas”, una propuesta a mi juicio flagrantemente desperdiciada y con muy vaga estructuración, en la que queda en segundo plano toda la expectativa que los televidentes puedan tener referente al país, que el humorista y la hermosa modelo, actriz o presentadora visitan.

Todo el protagonismo se lo lleva el humorista con sus apuntes y chistes trillados hasta más no poder, en los programas “Sábados felices” y “The Suso’s show”, en donde aparecen permanentemente Lokillo, Jeringa, Don Jediondo y Suso. Conclusión: cero novedades en ese aspecto.

Las bellas acompañantes, Melina Ramírez, Jessica Cediel, Laura Tobón y Greicy Rendón, están forzadas a seguirle la corriente al humorista y limitadas solo a emitir acotaciones muy someras del lugar y país visitado. Demasiada inversión para tan poca cosa, la verdad sea dicha.

El papel que ha jugado Santiago Rodríguez, el co-presentador y piloto de esta vuelta al mundo, es inoficioso y también desperdiciado, pues se limita a celebrar todos los chistes con sus carcajadas.

Tampoco le veo ningún sentido a los Sketchs que cada humorista presenta tras visitar un país recreando con su “característico humor” lo vivido en la visita; chistes ramplones, de doble sentido, esos mismos que tantas y tantas veces han merecido comunicaciones a la Defensoría del Televidente que conduce la periodista Amparo Pérez,  remitidas por parte de esa porción de televidentes que se sienten ofendidos y molestos por los excesos de los humoristas, quienes se apean siempre de la burla disfrazada de humor para recrear sus presentaciones y que obviamente hieren susceptibilidades, no todo mundo asimila el humor de la misma manera.

En mi caso particular, esperaba que “La vuelta al mundo en 80 risas”, fuese algo similar al legendario y muy exitoso  programa “El mundo al vuelo”,  que por varios años presentó el ya desaparecido periodista Héctor Mora, agregándosele una cuota de humor; pero lo que hemos visto hasta ahora, vuelvo a ratificarlo, desde mi punto de vista, es una inversión totalmente desperdiciada que muy probablemente siga obteniendo un rating decoroso y permita recuperar lo invertido y envolatar a la teleaudiencia que hoy en día se contenta con cualquier cosa que medianamente los entretenga.

Por los lados del Canal RCN se lanzó el programa “Colombia ríe”, cuya meta esencial es hallar al nuevo humorista colombiano que se escogerá entre los seleccionados de la correría nacional, con base al juicio critico de la imitadora Luz Amparo Álvarez, el humorista Hassam y la actriz Lorna Cepeda.

A “Colombia ríe” se le proclama como un formato totalmente original, pero no se advierte por ningún lado la originalidad, guarda similitudes estructurales a otros formatos que ya se han visto aquí y en otros países como “Parodiando”.

Las intervenciones anexas de la humorista e improvisadora Marisol Correa y el actor Julio César Herrera ni quitan ni ponen a este programa, como tampoco por ahora la de los tutores. Es de esperarse que, en la etapa de enfrentamientos y eliminaciones entre los humoristas, seleccionados para competir por el millonario botín, se esquematizará de manera diferente el programa.

El rating obtenido el día de su estreno por parte de “La vuelta al mundo en 80 risas” fue de 15.27 puntos, y el de “Colombia ríe” de 6.25 puntos. Ahora el rating que marca el programa de Caracol alcanza los 13.24 puntos y el de canal RCN 4.71 puntos.

Un diciente balance de esta nueva contienda por el rating, que demostraría que la impredecible, infiel y quejosa teleaudiencia mantiene el mismo comportamiento frente a lo ofertado en el 2017, pareciese que hay una inclinación muy marcada y sin visos a un cambió hacia un canal especifico, en la que no juega papel preponderante la calidad de las producciones, sino la creciente y arraigada animadversión de una buena porción de televidentes, concretamente hacia el cuestionado sesgo político del canal RCN.

 

( 2 ) Comentarios

  1. Realmente esto es pura tele basura. Solo «aporta» algo de entretenimiento, pero del malo.
    A esto se limitan los canales privados, amos y señores de la pésima programación, en la que los programas culturales brillan por su ausencia.

  2. Me gusta el programa y sus viajes a sitios exóticos e interesantes. No soy muy amiga de los contenidos hirientes y ofensivos hacia las mujeres y hacia personas que no conocen el idioma. Comentarios como el de lokillo sobre un vientre marcado……si vieran el que tiene mi mujer con la cicatriz de la cesárea!!! Eso no se dice. Caracol revise contenidos. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Javier Hernando Santamaría
Columnista, critico de TV, argumentista y bloguero de Farándula y Critica TV Un vistazo desenfadado, pero serio al acontecer de la TV latina, como también de la realidad nacional desde la perspectiva de un simple mortal que anhela una mejor Colombia Desde 1998 junto al director Julio Luzardo coordinamos el portal magazine Enrodaje.net y Cine Colombiano Colaborador en varios portales web.