La transportadora ENVÍA COLVANES amenaza implícitamente con el despido a quien no solicite licencia no remunerada

Es ilegal obligar a los trabajadores a tomar licencias no remuneradas y, peor todavía, amenazarlos de que, si no la toman, los despedirán.

Opina - Sociedad

2020-04-13

La transportadora ENVÍA COLVANES amenaza implícitamente con el despido a quien no solicite licencia no remunerada

Columnista:

Magnolia Londoño

 

La empresa ENVÍA COLVANES S.A.S., principal competidora de SERVIENTREGA S.A., le dijo a sus empleados el 7 de abril de 2020 a través de WhatsApp: escriban una carta a puño y letra en donde pidan una licencia no remunerada del 13 de abril al 2 de mayo. Todo esto, con el único fin de no pagarles la segunda quincena de abril en pleno contexto de crisis por el contagio creciente de la COVID-19 en Colombia.

El problema es que, como mencionan varios trabajadores de sedes de la transportadora en Antioquia y Santander, detrás de esa petición había una amenaza implícita por parte de la empresa: quien se negara a realizar la carta, firmarla y enviarla en una foto a sus jefes, corría el riesgo de ser despedido. Y quizás no ocurriría hoy o mañana, pero lo más probable es que sí ocurriría en unos meses, cuando el despido fuera legal.

Es ilegal obligar a los trabajadores a tomar licencias no remuneradas y, peor todavía, amenazarlos de que, si no la toman, los despedirán.

La sustentación de ese despido sería el alivio a las cargas prestacionales que un trabajador trae consigo en tiempos de recesión económica como el que se avecina.

Pero, la cosa no termina ahí. Según los mismos trabajadores mencionados anteriormente (no se revela su nombre para proteger su identidad y su empleo), la carta debía estar redactada de manera que pareciera una petición personal y aislada del trabajador.

Es decir, se suprimió el mutuo “acuerdo” que la empresa intentó realizar, y pidió a los trabajadores que redactaran la carta como si esta fuera una solicitud real e independiente, nacida del deseo individual de cada empleado.

Hay trabajadores de la empresa, incluyendo a uno que sirvió como fuente de este texto, que viven en estratos por debajo del 3.

 

El panorama económico se complica

El caso es que ENVÍA COLVANES S.A.S. no es la única empresa que está presionando a sus trabajadores a realizar este tipo de “solicitudes”. La recesión económica y el detenimiento del flujo de dinero generarán pérdidas indiscutibles en las industrias, y las brechas de desigualdad en Colombia se abrirán mucho más a causa del aislamiento. Lo que se viene para el país son contingencias económicas fuertes. Habrá que apretar duro el bolsillo.

Dicho lo anterior, hay que entrar a analizar también qué papel juega el Decreto 444 en el favorecimiento económico de las empresas. El punto 3 del artículo 4 de este decreto, dice que los recursos del Fondo de Mitigación de Emergencias serán usados, en parte, para “efectuar acciones de apoyo de liquidez transitoria al sector financiero (…)”.

Es más que claro que los bancos deben ser apoyados con dinero en una emergencia como la actual, la economía a nivel mundial se basa sobre la estabilidad de los sistemas financieros. Pero, se supone que los bancos, con este apoyo a su liquidez, ayudarán a las empresas con créditos de baja tasa de interés para que puedan continuar pagando los salarios de las personas, aún cuando sus actividades comerciales estén suspendidas por un mes, para continuar levantando a la economía a partir del constante y normal flujo de dinero.

No obstante, si empresas como ENVÍA prefieren no pagar a sus empleados antes que recurrir a los bancos para que realicen préstamos con tasas de interés extraordinarias, ¿entonces para qué se realizó el Decreto 444 y se piensa sustentar la liquidez de los bancos?

¿Qué pasa con el flujo del dinero si todas las empresas deciden suspender sus pagos en medio de la cuarentena? ¿Cómo ayudar a los trabajadores de estrato 1 y 2 que no tendrán pago y que no aplican a los subsidios gubernamentales vigentes?

 

( 4 ) Comentarios

  1. Espero que esto se haga aún más público en Bogotá sucedió lo mismo y es injusto ojalá demanden este caso al ministerio de trabajo

  2. A simple vista se ve la corrupción desde el decreto hasta quienes están en la práctica de botar de una u otra manera a sus empleados aún sabiendo que son la fuente de ingreso económico a su hogar, que desalmados.
    Merecen una multa millonaria que se debiera repartir entre los afectados

  3. Ese es la realidad que el Presidente no tiene ni idea de lo grave y está ocurriendo a muchos trabajadores. Ellos están soportando el peso de la barbarie administrativa de empresas y Estado.

  4. Eso de vería de ser así por por q la empresa ella es la q Tiene q pasarnos la carta

Responder a Carlos Ordoñez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Magnolia Londoño
Colombiana. Caleña radicada en Medellín. Librepensadora y con argumentos.