La rebelión de los cangrejos

Es el momento para derrotar la cultura cangrejera, el todo vale, revalidar la apuesta por la búsqueda del bien común y de la construcción colectiva de ciudad como filosofía ciudadana.

Opina - Política

2019-10-04

La rebelión de los cangrejos

Columnista: Gustavo Adolfo Carreño

 

Cartagena cuenta con un engalanante catálogo de nombres, ellos reconocen, valoran y enaltecen sus diversos atributos y aportes en la construcción de la nacionalidad. Ciudad cangreja es parte del listado, tal vez el que mejor calca y describe su presente “algareteado”, es decir, sin rumbo, producto de la profunda crisis social, política, económica, ingobernabilidad, desinstitucionalidad y la creciente apatía ciudadana.

Ciudad cangreja se le atribuye al reconocido novelista Roberto Burgos Cantor, el autor de La ceiba de la memoria, decía en un lenguaje un tanto poético, “Cartagena es una cangrejera y los cartageneros, como los cangrejos, se guardan a veces en hoyos o bajo las piedras”. Particularmente me gusta la connotación de cangrejera, visto como modus operandi o categoría conceptual central dentro de las lógicas del poder y el modelo político impuesto sobre la ciudad por la dirigencia local.

El parecido de esta variedad de crustáceos con la dirigencia política no es mera coincidencia: cuentan con potentes mandíbulas y tentáculos para no soltar fácilmente lo que agarran (el poder); un duro exoesqueleto que los protege (indagaciones de la justicia), cinco pares de patas (para moverse fácilmente en todos los sentidos avanzando poco), antenas (para anticiparse a las movidas del enemigo); curiosamente son animales omnívoros, es decir, están adaptados para digerir todo tipo de comidas (son oportunistas desde el punto de vista alimenticio, político y económico).

A menos de un mes de las elecciones locales, Cartagena y Bolívar concentran las miradas en el país, estupefacto por el grado de corrupción al que ha llegado el manejo de los asuntos públicos en estas “parcelas”, las élites dominantes las manejan como si fueran sus propietarios, mientras la ciudadanía subalterna, es tratada como su peonada obedientemente disciplinada. En realidad ello no es exclusivo de estos lares, es una muestra de lo que pasa en el resto del país.

El pasado 23 de septiembre la ciudad se estremeció luego de los audios develados por Vicky Dávila. La voz del parapolítico Vicente Blel Saad desnuda el entramado roscograma cangrejero de la corrupción, el manejo de la contratación, las comisiones, el reparto de la administración y presupuesto público, el armando, financiación y retorno de la inversión en las campañas políticas en este vecindario. Sin desparpajo vaticina «la gobernación de «Vicentico» es un hecho y la alcaldía ya es de William García». 

El cangrejero supremo Blel Saad nombra otros jefes crustáceos, Alfonso (El turco); William Montes y Juancho García (exparapolíticos); los congresistas (Lidio García y Dayra Galvis); Vicentico Blel Scaff (su hijo aspirante a la Gobernación) y William García (formula de Vicentico, aspirante a la Alcaldía de Cartagena); grupos empresariales como Ardila Lülle, Santodomingo y Echavarría. El almendrón del ponqué de la corrupción a juicio del viejo Vicente está en poder del gobernador de Bolívar Dumek Turbay, también el alcalde de Cartagena Pedrito Pereira Caballero es referenciado en las grabaciones.

El señor Vicente Blel Saad afirma, “En la idiosincrasia de la gente (cartagenera), el negro es flojo, no le gusta trabajar… todo el tiempo pasa con el picó prendido, bebiendo cerveza y mamando rón… No son capaces de darse su propio sustento, todo lo quieren regalado”. Indudablemente son declaraciones ofensivas, discriminantes, racistas, reflejo de los falsos estereotipos o “máculas” a la que se refirió Manuel Zapata Olivella, prejuicios instalados en el pensar cangrejero de las élites dominantes, mercaderes de las desigualdades sociales y económicas en que pervive la inmensa mayoría de los cartageneros, desterrados del paraíso del progreso como derecho colectivo en su propio terruño.

Meses atrás otro candidato cangrejero a la Alcaldía de Cartagena sostuvo “Yo pienso que las personas que aspiren a la Alcaldía de Cartagena deben tener una condición como la mía, no deben tener afugias económicas…». Para Fernando Araújo Perdomo “la Alcaldía deben desempeñarla personas que no tengan necesidades económicas”, en otras palabras, un cartagenero del común no puede aspirar a regir los destinos de su pueblo, ello es privilegio exclusivo de élites cangrejeras con poderosas chequeras y liviana densidad moral, en el capítulo del «robo a Chambacú» este magnate tiene mucho por contar.

El sentir negro, la identidad negra, el ser negro cartagenero son duramente golpeados con este tipo de señalamientos discriminatorios. El cartagenero del común es un individuo refugiado entre hoyos, bajo tierra, resistiendo penurias, necesidades, aun así, la suda para ganarse la vida dignamente, nunca pierde su alegría y esperanzas en un futuro mejor. Es hora de la rebelión de los cangrejos, de revivir espíritus libertarios como Benkos Bioho, Pedro Romero y los lanceros de Getsemaní o José Prudencio Padilla, insignes prohombres forjadores de ciudadanos empoderados, libres de la manipulación, engaño, hambre, ignorancia, enfermedad, pobreza, violencia, inseguridad, exclusión y discriminación.

En La rebelión de los genes, Zapata Olivella, destacado médico, antropólogo y escritor colombiano referente cumbre de los estudios afrocolombianos, explica su teoría del mestizaje americano a partir de la conciliación de la diversidad, alteridad e identidad, amalgamando la plurietnicidad y pluriculturalidad gracias a los aportes indígenas, negros, blancos y amarillos.

En especial, Zapata Olivella le sigue «la trilla» a las contribuciones africanas en el nuevo mundo, el caribe, Colombia y Cartagena, en el «corralito de piedras» las huellas de africanía toman cuerpo en su gente y en sus genes. Con un poco más de conciencia, identidad y, amor propio, el pueblo cartagenero se rebelaría este 27 de octubre, teniendo en sus manos la oportunidad de empezar a escribir esta nueva historia «¿Para dónde va la gente?, para donde decide la gente, ¡mandemos al carajo a Fernando, Vicente todo su contingente!».

Ya Basta de seguir pasando por encima de los demás —como en las cangrejeras de Bazurto—, allí se exhiben los crustáceos a los mejores comensales, buscando sobrevivir a la triste suerte les espera: La olla.

Cartagena es una olla podrida es el título de una obra del escritor Óscar Collazos, allí relata casos emblemáticos de corrupción en décadas pasadas. Hoy sucede exactamente lo mismo, el modelo de desarrollo cangrejero cleptocrático permanece, en él pocos ganan y muchos pierden, las élites cangrejeras siguen siendo dueñas de la ciudad, no parte de ella.

El principal patrimonio de la ciudad no son las murallas o riqueza arquitectónica, tampoco su belleza paisajística, puertos o playas, menos aún las ventajas económicas para el enclave de negocios. El principal patrimonio de Cartagena es su gente, gracias a ella la ciudad es reconocida en la faz del orbe. Es el momento de la unión de los movimientos políticos alternativos, organizaciones sociales y comunitarias, gremiales, sociedad civil e intelectuales para derrotar la cultura cangrejera, el todo vale, revalidar la apuesta por la búsqueda del bien común y de la construcción colectiva de ciudad como filosofía ciudadana.

( 22 ) Comentarios

  1. El pueblo cartagenero debe despertar del sueño electoral, dejar de mendigar por el billete de más alto valor, mandar a los pseudo políticos a regresar por donde vinieron y a que respondan ante una justicia incorruptible por sus acciones por todos conocidas.

  2. excelente, me gusta mucho.

  3. Pienso que nosotros como cartageneros estamos siendo vulnerados y subestimados por este tipo de congresistas o en su caso personas que suben a un puesto superior al que estaban, y aun así intimidan la capacidad del cartagenero como humano ya que así como estas personas llegan a donde están gracias a los que votan por ellos, aun así nos tratan menos que ellos y no se dan cuenta que nosotros somos “el pueblo” como muy bien lo dice Jorge Eliécer Gaitán uno de los dirigentes políticos colombianos de mayor influencia en el siglo XX.
    Ya para finalizar los cartageneros boten a conciencia y no entreguemos nuestra ciudad a cangrejos listos para utilizar sus habilidades y dejarnos en la deriva.

  4. La sociedad cartagenera esta engañada con esos politicos que a la final buscan enriquecer su bolsillo dejando a un lado la ciudad ,sus propuestas que muy poco llegan a cunplir
    Y nosotros como pueblo nos dejamos engañar nos vendemos al mejor postor , al que ofrezca mas y cuando esos politicos estan en el poder se olvidan de todo y nosotros mismo tenemos la culpa de ello

  5. Muy buen artículo.
    Tiene razón usted al decir que los cangrejeros políticos con sus feroces garras nos atrapan y nos manejan a su placer, además de esto que con su labia nos hacen creer que en realidad somos flojos muertos de hambre, palabras inciertas ya que si vemos bien somos nosotros como cartageneros quienes construimos la gran ciudad amurallada, los que sudamos las tierras que convierten en suyas , los que diario salen día a día a trabajar y sudar para el sustento del hogar.
    De igual forma si fuéramos flojos y no nos gustara el trabajo porque se vieron en la necesidad de tomarnos años atrás como esclavos, para hacer las obligaciones y quehaceres del hogar de los supuestos superiores .
    Son ellos los que nos hacen creer estas palabras y las aceptamos como si fueran ciertas, no debería ser así! Como cartageneros nos vemos en la obligación de saber tomar las decisiones al momento de escoger un líder, y estar al tanto de que podrán aportar y garantizar a nuestra población.

  6. mi opinión sobre este caso es que los cartageneros devén de analizar bien a sus candidatos lansados a los diferente tipos de CURULES para que luego no se arrepientan de su desicion.

    Ademas de lo que dijo el señor Vicente Blel, me parece un acto racial por que los costeños «no son flojo» es que no tienen una oportunidad de trabajo y por eso andan desempleados.

    CORRUPCIÓN esto es lo que posee la ciudad amurallada por no saber por quien botar y votamos por votar sin analizar ni estudiar alos candidatos.

  7. Estoy de acuerdo, con TODO lo que dice, este articulo, habla con la verdad, señalando pruebas, y defendiendo a los cartageneros de «racistas» por asi decirlo.
    me gusto mucho la parte que dice “Yo pienso que las personas que aspiren a la Alcaldía de Cartagena deben tener una condición como la mía, no deben tener afugias económicas…”, me tome el trabajo de investigar que es «afugia» y es lo que comunmente llamamos «apuros», y pues si, mucha gente piensa: no deberia tener apuros economicos, para que pueda realizar su campaña..
    pero lo que no saben es que toda la plata «inverida en campañas» la recuperas de una u otra manera despues de haber llegado al puesto deseado
    sin nada mas que decri..
    Maribel Rincon

  8. Pienso que nosotros los cartageneros estamos resignados y indignados por la clase de políticos que entran a manejar las finanzas y en general la ciudad de Cartagena, hemos sido subestimados y han sido vulnerados nuestros derechos por dirigentes que se hacen llamar defensores de de lo bueno y terminan envueltos en dineros ajenos en pocas palabras corrupción.
    Nosotros somos el pueblo como muy bien lo decía Jorge Eliécer Gaitán, uno de los dirigentes políticos colombianos de mayor influencia en el siglo XX, donde el decía que “no era un hombre si no un pueblo” algo que nos lleva a concluir que esta gente que sube a este puesto de gobernador, les ha faltado pantalones para poder decir que también son el pueblo y no ponerse la ciudad de ruana como vulgarmente decimos.
    Confió en que los cartageneros boten bien y no entreguemos nuestra ciudad en manos a cangrejos listos para asechar y dejarnos a la deriva.

  9. Los cartageneros deben tener una consciencia limpia y clara, en el momento de elegir quien los va a representar en los diferentes puesto de gobernabilidad (Alcaldía, Gobernación, Concejales) los cuales deben de tener una conducta intachable, tener una buena moral, que no estén involucrados en los actos de corrupción que hoy se ven en la ciudad.
    Estos candidatos forman parte de la élite empresarial y del dinero, los cuales tienen una mente fijas a ser racista porque piensan que el cartagenero como le dicen: “negro flojo” solamente sirven para tener un picó prendido, beber cerveza y mamar ron. Y que él cartagenero normal (NO ÉL ADINERADO, O ÉL NACIDO EN CUNA DE ORO) no puede o no debe aspirar un puesto en el gobierno, porque creen que este candidato del pueblo puede hacer algo bueno por su ciudad, sin necesidad de llenarse los bolsillos con dinero ajeno, mientras que la élite cangrejera lo único que piensa al estar en el poder es lo que mal llamado se dice del refrán popular o del dicho popular: Dinero llama dinero y poder llama poder. Por eso la cúpula cangrejera juzga por su condición: “LADRÓN QUE ROBA A LADRÓN, TIENE CIEN AÑOS DE PERDÓN” Por ese motivo ellos se hacen pasar delante del pueblo como “Manso corderito” cuando en verdad son unos Lobos disfrazado de corderos, y no piensan en mejor la situación económica del proletariado que se gana un sueldo mínimo en una ciudad, donde está clasificada como ciudad turística y todo es cobrado por esa clasificación, menos el sueldo del proletariado que sigue siendo menor al gasto de la ciudad.
    Mi opinión muy ajena a todo esto es que debería surgir un candidato, no importa que este sea del pueblo o de la élite cangrejera que en verdad resuelta sin interés alguno.

  10. Yo opino que entre nosotros mismos los ciudadanos cartageneros estamos comportandonos o estamos siendo por decirlo así un quebrantamiento o una minimización por parte de estos senadores o en otro modo las personas que suben de lugar o de nivel al que ya estaban. Y que la comunidad cartagenera está engañada con estos congresistas que al fin y al cabo sólo buscan Enriquecer su mundo pensando sólo en ellos y dejando a la sociedad del otro lado. Y las propuestas que muchos de ellos no cumplen y que nosotros como la sociedad que somos nos dejamos manipular o ya sea engañar o dejarnos dominar de esa clase de personas tituladas como los cangrejos políticos y que con sus desgarradoras garras nos atrapan en sus redes manejandonos a su gusto o a su manera haciendonos creer que somos unos buenos para nada sabiendo que son ellos mismos los que nos hacen creer todo lo que nos dicen y como somos muchas veces personas inrasonables nos dejamos llevar y aceptamos todo eso como si fuera real o cierto y como sociedad unidad que somos merecemos y estamos en todo el derecho de escoger nuestro líder y estar al pendiente sobre lo que ellos podrán garantizarnos seguridad a nuestra población, debemos también analizar bien a estos candidatos tan lanzados a los diferentes tipos de cangrejos para que luego no se arrepienta de su DESICION.

    Att: dayana yepez.

  11. Desde mi punto de vista el texto puede ser interpretado de manera que los cangrejos son todos los políticos y nosotros los cartageneros la comida para ellos, ya que nos dejamos atrapar fácilmente como lo dicho en el texto con su mandíbulas y tentáculos.
    A que queremos llegar con esto, que no dejemos que tales cangrejos caminen por encima de nuestra ciudad y que no hagan con nosotros lo que ellos quieran.
    Para esto debemos poner nuestro voto a conciencia y no votar por votar para no dejar nuestra ciudad en manos de esos cangrejos que solo están es para quedarse con todo el poder y dejarnos viendo un chispero.#NO A LA CORRUPCIÓN.
    Luis Danilo Ramirez Arnedo.

  12. Aquí cartagena se compara con una cangrejera y que los cangrejos somos los ciudadanos que nos escondemos en huecos.
    Allí hay otros crustáceos los cuales tienen grandes influencias, no sueltan el poder, tienen grandes tentáculos los cuales se le facilita para envolver a los ciudadanos, lo cuál está bien representado ya que los políticos lo único que buscan es sacar provecho para si de la población cartagenera a cómo de lugar, sin importar que tanto pueda afectar a los demás o no como lo hacen con los supuestos contratos que prometen una mejor ciudad pero su fin es lucrarlos más y llenarlos de dinero con lo de nosotros, ¡Con lo que nos pertenece!.
    Pero en esto tenemos un poco de culpa porque hemos dejado que ellos tomen cancha vendiendo les nuestros votos por cualquier cosa que solo satisface un día pero el resto de los 4 años de su mandato vivimos en la miseria.
    Lo que dijo el señor Vicente blel saad en una serie de audios fue algo escandaloso, en los cuales dice que el cartagenero no es capaz de buscar ni su propio sustento cuando el cartagenero su día a día es luchar y guerrear por llevar un poco de comida a la mesa y es persistente porque aún así de la miseria que hay, aún así busca como salir adelante.
    Lo que necesitamos es un respiro, un nuevo movimiento político que sienta lo que sentimos para así salir adelante, que sea alguien de nuestra comunidad.
    Un mismo candidato a la alcaldía dijo que los que podían llegar al mando eran personas con recursos económicos lo cuál es lo más egoísta porque quién mejor entiende a una comunidad si no es propio de esa comunidad que ha sentido y sabe que es lo que en verdad necesita.

  13. Replymaria jose cabarcas orozco

    Estudiante:
    María José Cabarcas Orozco
    Grado:
    10-4
    Colegio:
    Institución educativa manuela Beltrán

    “es el momento para derrotar la cultura cangrejera, el todo vale, revalidar la apuesta por la búsqueda del bien común y de la construcción colectiva de ciudad como filosofía ciudadana”
    Mi criterio sobre el audio dado a conocer de Vicente blel es un pensamiento que puedo manifestar al igual como él lo hizo, el señor Vicente blel dijo “el negro es flojo, no le gusta trabajar, todo el tiempo pasa con el pico´ prendido, bebiendo cerveza y mamando ron” …yo no estoy de acuerdo con esa frase ya que en Cartagena mas del 69% de los habitantes son negros y afros.
    Imagínate que una persona de esas trate a un votante así ahora que los necesita, como será cuando tenga poder, seria peor, entonces yo creo que primero rechazo como cartagenero, como negros que son, como negros que son sus familias y de los hijos y su descendencia, mi rechazo rotundo a esta discriminación. El cartagenero es un individuo refugiado entre hoyos, bajo tierra, resistiendo penurias, necesidades, aun así, la suda para ganarse la vida dignamente, nunca pierde su alegría y esperanzas de un futuro mejor.
    Por el hecho de que Vicente blel haya discriminado, debemos salir a la calle y defender nuestro patrimonio, diciendo que Cartagena no le pertenece a la clase política sino a todos los cartageneros…cada vez nos convencen mas de que esto no va a cambiar, por lo menos en un futuro y cercano no va a pasar nada. Tan solo hay que ver las expresiones de los supuestos lideres de sectores populares que apoyan a este candidato, hay que limpiar de raíz a los líderes comunales, grupos juveniles, políticos, etc. Que piensan que la corrupción es normal por que todos lo hacen. Cartageneros y bolivarenses, hay que tener dignidad y en esta oportunidad demostraremos que no somos los siervos de la feudal casa política blel.
    En mi familia nunca han visto a un cachaco, paisa, etc.…vendiendo con una carreta. ¿Saben por qué lo hacen los negros? Porque no se conforman con los miseros salarios con los que muchos los quieren explotar, solo por ser negros y no haber tenido la oportunidad de construirse mejor.
    lo peor es que los electores de estos corruptos, se sienten orgullosos de sus candidatos y los consideran unos héroes de la región, y seguirán eligiendo a otros corruptos que digan estos bandidos para seguir delinquiendo en cuerpo ajeno , llevan en la sangre el ladronismo y la depredación y luego cuando ya acaban con lo habido y por haber, todos tenemos que hacer la recuperación de lo que ellos se tragaron, los que no trabajan son los politiqueros corruptos, a menos que robarse los dineros públicos sea considerada una especie de trabajo.

  14. ReplyNatalia Ramos Sands

    Excelente opinión, tiene razón al decir un ciudad cangreja aunque esa expresión quiera referirse a una Cartagena cangreja y los cartageneros somos los cangrejos y a veces nos guardamos bajo las piedras, pero la veo de forma que en vez de ir evolucionando o mejorando nos estancamos y lo digo así porque no saben distribuir muy bien las necesidades de los habitantes y cuando describen a la ciudad como algareteado o sin rumbo, se puede notar muy presente esta profunda crisis social, política y económica, efectuado por el grado de corrupción al que ha llegado al manejo de los asuntos públicos, mientras la ciudadanía subalterna, es tratada como un peón pero ya debemos dejar de ser esa ciudad cangrejera, todo se logra con el voto a conciencia, han pasado años y sigue lo mismo con las personas que quedan al liderato de Cartagena que este año debe ser distinto ponerle fin a esa hegemonía de la corrupción y mala administración de nuestra ciudad, y por otra parte me enfoco en el punto sobre cómo se dirige el señor Vicente Blel hacia nuestros habitantes con racismo ya que el 80% de la población cartagenera es negra y sin saber que como usted lo dice las personas cartageneras tienen más valor que el turismo y las demás cosas por el carisma que siempre muestran y es reconocido globalmente.

  15. Este ensayo periodístico nos muestra una perspectiva de la situación que enfrenta la ciudad de Cartagena donde están explícito la actuación de alcaldes, gobernadores, congresista. En cuanto a la gobernabilidad de nuestro departamento y nuestra ciudad.
    En este ensayo resalta mucho el caos en que se encuentra la ciudad, en él está de ingobernabilidad en la que se encuentra, el aumento de la crisis económica, política y social que está sufriendo nuestra cuidad en manos de los gobernantes que hace referencia o que esté texto nos muestra como los cangrejos, los cuales “cuentan con potentes mandíbulas y tentáculos para no soltar fácilmente lo que agarran (el poder); un duro exoesqueleto que los protege (indagaciones de la justicia), cinco pares de patas (para moverse fácilmente en todos los sentidos avanzando poco), antenas (para anticiparse a las movidas del enemigo); curiosamente son animales omnívoros, es decir, están adaptados para digerir todo tipo de comidas (son oportunistas desde el punto de vista alimenticio, político y económico).” Esto hace referencia a todos los políticos que vienen de las mismas casa políticas más reconocidas toman una actitud que como lo dice el texto se puede igualar con el cangrejo ya que este tomar el poder no lo quiere soltar a su vez son oportunistas se aprovechan de las mínimas posibilidades para enriquecerse políticamente y fortalecer su carrera política.
    Llegó el momento de que todos los cartageneros nos despertemos y nos rebelemos contra la misma jerarquía política, llegó momento que los cartageneros no somos negros flojos que somos personas nos gusta trabajar que conseguimos las cosas por nuestro propio medio no queremos nada regalado y entendemos que en la vida va mucho más haya que la fiesta y el licor y que para este año 2019 y en los cuatro más siguiente podamos ser una Cartagena llena de valores y de excelente gobernante. Y para resaltar Cartagena no es una ciudad con bellezas paisajística y riqueza arquitectónica si no que su valor está en la gente con lo cual cambiaremos la historia de nuestra ciudad.

  16. ReplyJhan Carlos González Esquivel

    Pienso que estamos siendo estafados y siendo objetos de burlas para estos politicos que al final solo piensan en tener plata y mas plata en sus bolsillos dejando sin importancia nuestra ciudad y las personas que la avitan, esos políticos con todas sus mentiras, su racismo, su falta de aututoridad y su falta de incumplimiento pueden irse desde ahora por donde vinieron y todos ellos deben tener respeto a la ciudad y sus habitantes y que todos ellos deben tener en cuenta que aquí en cartagena hay muchas personas que se ganan la vida trabajando y sudandola bastante para que un político de estos con mucha confianza diga que el negro cartagenero es flojo, que no le gusta trabajar y que no son capaces de darse su propio sustento y que todo lo quiere regalado. «DEBEN RESPETAR A LA CIUDAD DE CARTAGENA Y A TODOS SUS HABITANTE»

  17. La rebelión de los cangrejos no es más si no de el seguimiento que se le a llevado a la ciudad en todo sus tiempos teniendo en cuenta de que hay ciertas declaraciones que dicen cosas sobre nuestras culturas y desempeño laboral dicen que dependemos de un subsidio mensual Sabiéndose muy bien que no es así por qué somos unas personas caracterizadas por ser trabajadoras y sin más que decir muy buena ideas que tiene el escrito

  18. Nosotros los cartageneros somos muy vulnerables a la hora de elegir nuestros gobernantes ya que nos convencen con cualquier cosa material. Por lo tanto estas personas se ven beneficiadas por momentos porque simplemente estas personas le brindan unos miserables 30 mil hasta 50 mil pesos, esto lo hacen con el propósito de que voten por ellos así cuando están en el mandato no cumplen con las propuestas las cuales formularon para así poder cumplir con su meta que es estar en lo más alto ya sea congreso o alcaldía.
    Pero podemos hacerle un pare a eso políticos corruptos que quieren acabar con la ciudad para su propio beneficio, solo en los primeros días de estar en el mandato cumplen sus propuestas. Cartagena en los últimos años se ha visto afectada por la corrupción ya que ha tenido 11 alcaldes en los últimos 6 años, en esto se ve reflejado el grado de corrupción que enfrenta la ciudad por otra parte el dinero que ellos reciben no lo invierten en la educación si no que buscan la manera de invertirlo en cosas innecesaria para así ellos poder produciendo más dinero para su beneficio. Por lo tanto nosotros nos quedamos de brazos cruzados viendo como ellos manejan la ciudad a su antojo.

  19. En primera voy a decir que estoy en desacuerdo con esto, no voy a decir que es mentira porque es la situación que se ve hoy en día en Colombia, somos vulnerables nos dejamos endulzar el oído de los políticos que prometen cambios que nunca llegan pero eso pasa en toda Colombia no solo en Cartagena y no es solo por el hecho de ser cartagenero que digo eso es que es la verdad, se nos acusa de ser flojos y ser comparados con los cangrejos debido a varios aspectos pero es que no solo es aquí es en toda Colombia solo que como son culturas distintas y si se puede reconocer que el cartagenero es un hombre que vive de fiesta pero tampoco es para que solo le echen el agua sucia a ellos, tampoco tratarlos como lo hizo Vicente y menos si su hijo es uno de los candidatos a la alcaldía de Cartagena
    Eso es todo, gracias.

  20. Me parece muy racista por parte del señor Vicente bell, como se atreve a decir » el negro flojo» solo por que se la pasa tomando cerveza y pasa con el pico prendido, no creo que a cierto » negro» le estén dando el dinero para comprar cerveza, ni para arreglar su caja reproductora de música. El cartagenero también la suda, trabaja fuerte, incluso debajo de este sol tan excesivamente caliente, pero por ahora no hablemos sobre este tema, si no de los famosos » cangrejos » que acechan a esta ciudad; sabemos que algunos de nosotros los Cartageneros obtamos por escoger el camino que vemos más fácil que votamos por candidatos que » aporte mas» en el momento antes de ser escogido como representante de Cartagena. Si, tenemos mucha culpa por no informarnos bien sobre tales candidatos, que nos ciegamos por la ignorancia y dejamos que esta ciudad caiga en manos de personas que no la merecen y nos hacen mucho daño cuando están en la sima.
    Pero también echemos la culpa a tales candidatos que solo piensan en el poder y más poder sin darle vista al daño que le hacen a un pueblo, pasando por encima de el . Ellos también tienen mucha culpa en este asunto, el deseo de tener poder ciega a las personas haciéndolo solo pensar en ellos mismos. Para finalizar, quiero decirle a los cartageneros y demás personas que votemos no por el que da más dinero por el voto ni mucho menos por personas que están en investigación, osea no seamos tan ignorantes, votemos por la persona que veamos y sentimos capaz de llevar en el hombro a toda una ciudad , y para aquellos candidatos por favor póngase la meno en el corazón y traten de controlar sus ansias de poder para salvar a todo un pueblo. Muchas gracias

  21. Yo opinó que al señor Vicente blel no le debe de dar importancia en qué nos gastamos la plata además no todos los cartagenero somos flojos ni pasamos en picku en picku y no me parece que el se ponga hablar mal de nosotros los cartageneros sabiendo él qué depende de nosotros que el hijo gané las elecciones de gobernación de Bolívar y también por otra parte de las declaraciones de Fernando Araujo candidato ala alcaldía se ponga a decir que los que tenemos menos recursos no podemos aspirar a ala alcaldía por qué vamos es arobar no me parece por qué no todos somos así por qué hay muchos cuellos blanco que están en la política y son ladrones y tienen plata y quieren más plata y ya es hora de que no vendan su voto por qué esos diez mil pesos o veinte mil pesos que le van a dar no les van a durar los cuatro años que van a estár en la alcaldía o gobernación

  22. en mi punto de vista el texo nos trata de decir que nosotros los cartageros nos dejamos llevar por la plata y por eso nosotros vendemos el voto y no votamos a consiencia
    tambien esta enfocado en que nosotros nos dejamos atrapar facilmente como los cangrejos por que en este caso somos como los cangrejos pasamos de hueco en hueco escondiendonos y no salimos a defender nuestros derechos
    los invito a que voten a consiencia y no por plata cambiemos juntos y digamos no a la corrupcion

Responder a Camila marrugo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Gustavo Adolfo Carreño
Economista, Magister en Desarrollo y Cultura, Amante de la filosofía, librepensador caribeño, educador.