La importancia de renovar el Congreso en 2022

Si un presidente alternativo no cuenta con el respaldo de un Congreso alternativo esas reformas se quedarán tan solo en promesas.

Opina - Política

2020-07-20

La importancia de renovar el Congreso en 2022
Columnista:
Fredy Chaverra Colorado
 
Gran parte de las apuestas de cara a las próximas elecciones se concentran en las presidenciales. Desde la izquierda y el movimiento alternativo no se tiene presente la importancia de conformar listas sólidas a Cámara y Senado que le permitan a un eventual presidente alternativo contar con la gobernabilidad suficiente para impulsar una agenda transformadora.
 
Sin la concurrencia de un Congreso alternativo será imposible para un gobierno democrático sacar adelante las reformas estructurales que requiere el país, entre ellas: una reforma político-electoral a un sistema político cimentado en la corrupción y el clientelismo; la reforma rural que vuelva realidad lo acordado en el primer punto del acuerdo de paz; una equitativa reforma tributaria y la necesaria transformación al sistema de salud y el pensional (liquidando la Ley 100). Si un presidente alternativo no cuenta con el respaldo de un Congreso alternativo esas reformas se quedarán tan solo en promesas.
 
A diferencia de un Concejo o una Asamblea (que forman parte del ejecutivo territorial), el Congreso como rama autónoma del poder público sí tiene capacidad para bloquear o entorpecer la agenda de un presidente. Desde la abolición de los auxilios parlamentarios en la Constitución de 1991 los presidentes han encontrado la forma de concertar una amplia gobernabilidad en el Capitolio; lo han logrado a partir del impulso de una narrativa histórica como la lucha contra el terrorismo o el proceso de paz o combinando con los cupos indicativos o “mermelada”.
 
Uribe en 2006 y Santos en 2010 contaron con la gobernabilidad más alta que se ha registrado. Conformaron supermayorías en Cámara y Senado que les aprobaron prácticamente todas sus iniciativas. A Santos se le empezó a desgastar concluyendo su segundo gobierno cuando la “aplanadora” se le averió y los partidos se fueron sumando al uribismo ante su inminente retorno al poder.
 
Aunque se pensó que Duque contaría con una amplia mayoría ya que los partidos que lo respaldaron en segunda vuelta en la práctica le otorgaban gobernabilidad en ambas Cámaras, la realidad es que es el presidente que ha tenido el menor margen de maniobra en el Congreso.
 
Duque no ha sido un presidente de aplanadora y algunas de sus principales reformas se han hundido estruendosamente. ¿A qué se debe? Es simple, Duque no ha logrado construir una narrativa histórica que cohesione a los sectores políticos en torno a su visión de gobierno, ya ni volvió a hablar de la economía naranja que era lo único por lo que generaba una mínima recordación. Asimismo, con su negativa inicial de ofrecerle mermelada a los partidos que lo apoyaron, desconociendo la lógica elemental de los sectores tradicionales que lo llevaron al poder, vivió una auténtica “rebelión de las ratas”. Dos años después enderezó el camino cuando les entregó los ministerios de Salud y Trabajo.
 
No tengo razones para creer que el próximo Congreso será diferente. El Capitolio es el hogar de los poderes políticos regionales. Gran parte de los políticos tradicionales activan sus maquinarias de compra de votos para ocupar un escaño en el Senado o la Cámara, en el Congreso son una mayoría con capacidad de poner contra las cuerdas a un presidente.
 
En 2018 se dio un primer paso con la llegada de la bancada opositora y alternativa más grande; sin embargo, en términos numéricos siguen siendo minoría y no tienen la capacidad para movilizar una agenda renovadora. Por eso, para el 2022 resulta indispensable conformar listas en coalición a Cámara y Senado. Renovar el Congreso también debe ser prioritario para alcanzar las grandes transformaciones y reconstruir un país devastado tras la pandemia. Vale la pena ir pensando en esa posibilidad y no solo concentrarse en quien será el candidato presidencial.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fredy Chaverra
Politólogo, UdeA. Asesor e investigador en temas de paz. Experto en procedimiento legislativo. También es colaborador del portal Las2orillas.