La enfermedad de: “Nos van a volver Venezuela»

Otra vez se valen de artimañas para confundir al pueblo colombiano de cara a unas elecciones, otra vez se buscan excusas para evadir lo importante, otra vez se oculta la verdad, otra vez los mismos con las mismas.

Opina - Cultura

2018-02-25

La enfermedad de: “Nos van a volver Venezuela»

Tras aproximadamente un año de ausencia, el colombiano adicto a las redes sociales invade de nuevo las mismas con un derroche de sabiduría política digna de admirar, pues sin la necesidad de estudios previos (y no hablo de títulos universitarios, sólo de informarse al respecto), carga contra unos y apoya a otros, indiferente de su posición e ideología.

Este hermoso fenómeno sólo sucede meses antes de un “enfrentamiento” socio-político-electoral, y es que de cara a las próximas elecciones presidenciales, las redes sociales de los colombianos han tomado tanto auge que hasta Mark Zuckerberg debería de pagarles por las tantas horas de actividad en Facebook, sin hablar de los “representantes” políticos. Bien lo decía Aristóteles, “el hombre es, por naturaleza, un animal político”.

Parece que este año, a diferencia de los anteriores, por fin ha cambiado el discurso político, y esto gracias a las FARC. Lo digo en el sentido de que en los años anteriores a los acuerdos de paz (celebrado el 26 de septiembre del 2016), la política giraba en torno a acabar con el grupo guerrillero, luego de esa fecha el conflicto satisfactoriamente cambió de un escenario armado a uno electoral, o bueno, al de una plaza de mercado, teniendo en cuenta los diversos recibimientos en el país a la campaña de “Timo”.

No obstante, en estas elecciones presidenciales se despierta una nueva enfermedad: “Nos van a volver Venezuela”. De nuevo el terror es sembrado en el pueblo colombiano. Al parecer el mejor recurso de los partidos políticos de derecha es infundir el miedo por encima de las necesidades y problemáticas del país.

CHISME, CHISME: El Dane reveló que la tasa de desempleo en Colombia para el 2017 aumento a 9.4%, el periódico El Tiempo estima que por el delito de corrupción el país pierde cerca de 50 billones de pesos anuales, el Instituto Nacional de Salud estableció que 153 niños y niñas menores de 5 años habían muerto en el país durante el 2017 por enfermedades asociadas a la desnutrición y, para terminar la sesión de la triste realidad colombiana, Medicina legal informa que se presentaron 19.592 casos de agresión sexual contra menores de edad y que el 90% fueron cometidos por personas del núcleo familiar de la víctima. Pero bueno, lo importante es no llegar a ser como Venezuela.

Por cierto, ya que he mencionado a las FARC ¿Se olvidaron de Juan Carlos Vélez?

Para el que lo haya olvidado o simplemente no lo conoció, Juan Carlos Vélez es un excongresista, pertenecía al partido Centro Democrático del senador Álvaro Uribe, y en su momento fue el gerente de la campaña por el NO (esto es referente al plebiscito por la firma del tratado de paz). Renunció al partido político tras una entrevista con el diario La República, donde declaró que “Unos estrategas de Panamá Y Brasil nos dijeron que la estrategia era dejar de explicar los acuerdos para centrar el mensaje en la indignación.

En emisoras de estratos medios y altos nos basamos en la no impunidad, la elegibilidad y la reforma tributaria, mientras en las emisoras de estratos bajos nos enfocamos en subsidios. En cuanto al segmento en cada región utilizamos sus respectivos acentos. En la costa individualizamos el mensaje de que nos íbamos a convertir en Venezuela”. En palabras del en ese entonces gerente de campaña, “queríamos que la gente saliera a votar verraca”.

De lo anterior quiero resaltar las dos frases finales “nos íbamos a convertir en Venezuela” y “queríamos que la gente saliera a votar verraca”, ya que en estas radica todo el discurso, en mi sentir, populista, de la política de derecha.

La difusión por redes sociales, especialmente Facebook, de “nos vamos a volver Venezuela” es abismal, sin importar la hora alguien está posteando al respecto.

Ahora, por lo que pueden apreciar el actual mensaje de difusión, que es algo así como el sentir de la campaña para afrontar las elecciones presidenciales, fue la misma excusa para promover el NO, el cual le recuerdo fue un engaño (dicho por el gerente). De este mensaje de difusión, se desprende otro grito desesperado, los “uribistas” desean despertar un odio desenfrenado por el candidato Gustavo Petro, quien al parecer lidera las intenciones de voto  y, según ellos, ya no es “Timo” si no él quien convierta a Colombia en el país vecino, de nuevo el mejor método político que tienen es la manipulación del pueblo.

Sin más que decir, otra vez las redes sociales son fuente de debates políticos, otra vez se valen de artimañas para confundir al pueblo colombiano de cara a unas elecciones, otra vez se buscan excusas para evadir lo importante, otra vez se oculta la verdad, otra vez, otra vez, otra vez los mismos con las mismas, y lo peor es que aún seguimos creyendo sus patrañas.

 

“Cuando el fanatismo gangrena el cerebro, la enfermedad es incurable”

Voltaire

( 6 ) Comentarios

  1. Me parece muy interesante su articulo. Y yo le sumaria la frase de Einstein Locura «Segui haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes»
    Me gustan las propueatas del doctor Petro, es algo diferente y coherente en su mayoria de propuestas; mas mi gran temor es que no lo dejen gobernar de llegar al poder y que colombia siga inmersa otros 4 años en.esta profunda división, una crsis politica, social y economica que no permite avanzar». Por donde lo evaluo creo que colombia esta en cuidados intensivos y con.pronostico reservado.

  2. Ad portas de unas próximas elecciones presidenciales la ciudadanía colombiana debe reflexionar acerca del grave daño que ha hecho el neoliberalismo constituido por la elite y su maquinaria politica, monopolizando la riqueza de un país en unos pocos, y llevando cada día mas a la pobreza extrema a millones de colombianos.

  3. ReplyBernardo Cañón zs

    Me gusta su opinión por la coherencia e integridad histórica, es cierto y lastimosamente en esta campaña electoral, los candidatos de derecha no esta nada distinto a su título «nos van a convertir en Venezuela».. no se escuchan propuestas sobre planes en educación, salud, pensiones, bajar impuestos,. Ante estas circunstancias es necesario invitar a los académicos, trabajadores, amas fe casa, estudiantes, jóvenes y a todos los Colombianos a VOTAR EN BLANCO , es la oportunidad para solucionar esta crisis de corruptos y violadores de derechos humanos que nos quieren gobernar y dirigir nuestro país, los mismos, con las mismas….No más.. votemos en BLANCO..

  4. Sí, es lógico que las pocas familias que se han adueñado del País durante más de 150 años, ya se creen insustituibles en el manejo(raponeo) de tantos recursos con que aún cuenta nuestra Patria. Po ello, quieren mantener a todos los que no son de su agrado al margen de la verdad; y a los que saben un poco de la verdad que los corruptos ocultan, hay que considerarlos peligrosos, ateos, comunistas socialistas etc.y en consecuencia, hay que librarse de ellos como sea, pues «nos pueden quitar el poder, la teta …… y lo más peligroso, nos pueden descubrir como ladrones y eso no lo vamos a permitir»!!!!

  5. Si fuéramos humildes(no tontos) y aceptáramos nuestros errores tal vez fuera más viable la construcción de la convivencia y la paz.

  6. No es bueno apoyar a un candidato populista que desepciona, y que lo seguimos mucho tiempo en el congreso obtenido con una amplia votación en la historia electoral, unicamente denunciando y persiguiendo a quienes no le prestaron atención y luego con el poder coseguido en una alcaldía mayor dejando la capital dividida y en ruina como lo ha hecho todos los «socialistas de izquierda»

Responder a Lola Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

David Gómez Vásquez
Abogado, diplomado en conciliación extrajudicial en derecho, diplomado en docencia y didáctica universitaria, cursando especialización en derecho empresarial, estudiante de Artes Plásticas, escritor, amante del fútbol. Proyecto creativo: Papas, Tomates y Cebollas.