La encrucijada electoral

Los colombianos podemos elegir entre seguir por los caminos de la paz y la reconciliación o continuar por los caminos de la corrupción, la muerte y la desolación.

Opina - Política

2018-03-01

La encrucijada electoral

Los colombianos nos encontramos en una encrucijada: seguir por los caminos de la paz y la reconciliación o continuar por los caminos de la corrupción, la muerte y la desolación.

Las elecciones, que marcarán el futuro de nuestro país, se llevarán a cabo el 11 de marzo para elegir Congreso y el 27 de mayo serán las presidenciales en medio de una polarización rampante, instigada desde los medios de comunicación de los tres hombres más ricos del país que defienden intereses de sus dueños y sus aliados económicos y políticos, los cuales se enriquecen con la guerra a costa del empobrecimiento de la gran mayoría de los colombianos, que son quienes sufren su crueldad y, además, ponen los muertos.

No obstante, el país tiene una gran oportunidad de cambiar su historia si los jóvenes, para quienes está en juego su futuro; los pobres, vistos como una carga por las clases dominantes; los campesinos, los indígenas y los trabajadores; se deciden a participar en las próximas elecciones, a movilizarse e impulsar una verdadera democracia donde todos tengamos cabida y avancemos hacia una sociedad incluyente y participativa.

Para lograr lo anterior debemos contrarrestar la información sesgada o limitada que llega a través de los grandes medios de comunicación con la que nos brindan los medios alternativos y las redes sociales, verificar las fuentes de información y tomar nuestras propias conclusiones.

Es importante tener en cuenta que las clases dominantes y su clase política corrupta han entregado los recursos naturales a las multinacionales, han permitido la concentración de la tierra en pocas manos, han cerrado los caminos de participación política y han permitido la violación sistemática de los derechos humanos. Ellos, utilizan sus medios de comunicación para mentir, calumniar y manipular la información a su antojo, lo cual se les facilita en uno de países más ignorantes del mundo y con la más baja inversión en educación, entre los países suramericanos, situación que produce individuos fácilmente manipulables a los cuales se les lava el cerebro con frases como: “somos el país más feliz del mundo”, “tenemos problemas, pero hay otros peor”, “somos la mejor y más estable democracia latinoamericana”.

Nuestro pueblo ha sido dominado por la ignorancia. La tergiversación de conceptos filosóficos y la pérdida de valores nos ha llevado a creer que el “Dios dinero” está por encima de todo y, por tanto, los que lo tienen se consideran y se autodenominan “personas de bien”, por ende, los pobres son potencialmente “malas personas”.

En Colombia, ha sido costumbre que las clases dominantes metan miedo para vender seguridad. A medida que se acercan las elecciones parlamentarias y presidenciales, han arreciado la campaña de mostrar a Nicolás Maduro como “el diablo” o “el coco” y tratar de relacionar a los candidatos de izquierda y progresistas con el “castrochavismo”, un concepto inexistente.

Los candidatos presidenciales, Germán Vargas Lleras, Martha Lucía Ramírez, Iván Duque y Alejandro Ordóñez han centrado sus campañas en los problemas de Venezuela, desconociendo la libre autodeterminación de los pueblos y que sus propuestas deben ser para gobernar a Colombia; en esto coinciden los mismos que quieren hacer trizas el acuerdo de paz. En menor medida lo han hecho Sergio Fajardo y Humberto de la Calle, mientras que Gustavo Petro y Piedad Córdoba se han dedicado a difundir sus propuestas de gobierno y Rodrigo Londoño a defender el acuerdo de paz.

La presente campaña electoral se desarrolla en medio de una agresiva polarización donde los medios han decidido dejar a un lado la objetividad para participar activamente, ejemplo: a Piedad Córdoba la tienen invisibilizada; a Gustavo Petro le permiten cierto acceso a los medios, pero siempre buscando desprestigiarlo.

Algunos alcaldes del país han tratado de censurar las manifestaciones públicas de Petro. Se ha orquestado una campaña para dañar su imagen con saboteo a sus manifestaciones y una miserable distorsión de sus propuestas a través de las redes sociales, se rumora que esos ataques antidemocráticos, que rayan en lo penal, vienen de Centro Democrático. Los banqueros también se han sumado al saboteo contra Gustavo Petro, primero le cerraron la cuenta donde estaba recibiendo donaciones de $50.000 de los ciudadanos que lo apoyan y, ahora, no le permiten abrir una cuenta de campaña como lo exige la ley.

Por su parte, Rodrigo Londoño y su partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común han denunciado falta de garantías para desarrollar su campaña electoral. Tras los diversos actos de violencia contra los candidatos del partido FARC, al parecer llevados a cabo por personas pagadas y seguidores de Centro Democrático, decidieron suspender la campaña (Ver video). La FARC sigue recibiendo el acoso permanente de los medios de comunicación, los cuales siguen informando para la guerra. NC Noticias reveló la campaña de odio en contra del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común. (Ver video)

Germán Vargas Lleras en su afán de conseguir apoyo para llegar a la Presidencia de la República ha sellado alianzas con parapolíticos.

El actual fiscal Néstor Humberto Martínez es cercano al uribismo y cuota política de Germán Vargas Lleras, de hecho es uno de los fundadores del Cambio Radical.

Los amigos de Vargas Lleras en la Corte Suprema de Justicia, entre ellos, Leonidas Bustos, fueron quienes archivaron la investigación que lo acusaba de vínculos estrechos con el paramilitarismo (alias ‘Martín Llanos’). Ellos, los Magistrados que archivaron la investigación a Germán Vargas, nombraron al fiscal General Néstor Humberto y, éste a su vez, nombró al corrupto exfiscal Anticorrupción Luis Gustavo Moreno a petición del hoy candidato a la Presidencia por Cambio Radical.

Gustavo Moreno era el intermediario para pagar sobornos al expresidente de la Corte Suprema, Leonidas Bustos, con el objetivo de impedir la acusación judicial de los Congresistas comprometidos con la parapolítica. ¿Germán Vargas, acostumbrado a utilizar los Entes de Control para perseguir a sus opositores políticos, ahora tiene el control sobre la Fiscalía General para continuar dicha práctica de persecución?¿Con Néstor Humberto se abrieron, además, los caminos para proteger a sus compinches implicados en graves casos de corrupción, parapolítica y narco-paramilitarismo?

Siendo Ministro de la Presidencia, Néstor Humberto en compañía del exvicepresidente Vargas Lleras firmó el documento Conpes No.3817 autorizando la adición de la vía Ocaña-Gamarra, lo cual conduce a la siguiente pregunta: ¿Néstor Humberto Martínez autorizó un prevaricato e indujo al Consejo de Ministros a que esto se diera para favorecer a su jefe político Germán Vargas, quien era el más interesado en obtener recursos para el programa de las llamadas “vías  de cuarta generación o 4G”, dineros estos que serían utilizados para hacer campaña política hacia la Presidencia en 2018?

En la adjudicación de contratación de las llamadas vías 4G se han presentado graves casos de corrupción. Son vías que comprometen grandes recursos del presupuesto nacional y que no tienen estudios que las respalden, sin contar con que son hechas por el Estado, pero las usufructúan privados. La mayoría de ellas llevan muchos años en construcción, vienen del gobierno de Uribe y han tenido continuidad en el gobierno de Santos, ejemplo: Puente Chirajara, Ruta del Sol 2, vías de Urabá. Uribe, Santos y Germán Vargas Lleras, son los responsables de entregar las vías en concesión a banqueros como Luis Carlos Sarmiento Angulo. Néstor Humberto, como apoderado de Coviandes y Corficolombiana del grupo Aval, le hizo ganar miles de millones a Sarmiento Angulo con las concesiones: Ruta del Sol 2 y El Tablón-Chirajara. 

Adicionalmente, crecen los rumores en Cúcuta, muchas personas dicen que la campaña de Germán Vargas movilizó a ciudadanos venezolanos para acompañarlo, pagándoles ($15.000), una suma inferior a la que les dió a los cucuteños ($25.000), para que asistieran a su manifestación política.

Por otra parte, Iván Duque, en calidad de encargado político de la campaña de Óscar Iván Zuluaga, viajó a Brasil en compañía de Óscar Iván, su hijo y el exviceministro Daniel García Arizabaleta, quien era asesor permanente de Odebrecht en Colombia, según Eleuberto Martorelli, expresidente de esa compañía en nuestro país. El viaje a Brasil fue para acordar con el publicista Duda Mendoza los pagos de la financiación ilegal de Odebrecht a la campaña de Óscar Iván para las elecciones presidenciales de 2014. (Ver video)

Los pagos de la campaña de Zuluaga a Duda se hicieron a través de la empresa brasileña del estratega y de una compañía colombiana, armada presurosamente en Medellín, cuya sede estaba en la oficina de un abogado del jefe narco-paramilitar alias “Don Berna”, quien además, es militante de una agrupación política cercana a la “Oficina de Envigado”. (Ver video)

El senador Álvaro Uribe terminó su correría electoral al lado de su elegido, Iván Duque, frente a las puertas del supermercado Merkandrea en el barrio Santa Librada al sur de Bogotá, y posó al lado de su dueño, el hoy prófugo Alirio Mora. Menos de doce horas después la Fiscalía inició los allanamientos y tomó posesión de éste y los demás supermercados del grupo, supuestamente por estar asociados a las finanzas de las FARC. (Ver video)

Se rumora y, además, hay algunas denuncias donde ciudadanos dicen que Centro Democrático está pagando para que acompañen a su candidato Iván Duque. ¿La grabación de una conversación de WhatsApp en la que una mujer ofrece $25.000 para asistir a una manifestación de Iván Duque y Álvaro Uribe en Tunja puede ser interpretada como prueba del dinero que circula en la campaña?  (Ver video)

Quienes han gobernado durante 200 años y nos han convertido en un Estado corrupto pretenden vender como ejemplo de democracia una plutocracia sustentada en estos débiles pilares: Colombia es el país sudamericano que menos invierte en educación, figura entre los países de más bajo rendimiento en las pruebas Pisa de la OCDE, es el sexto país más ignorante del mundo.

En Colombia el 65% del trabajo es informal, del 35% restante, el 70% es tercerizado, Colombia tiene el segundo salario mínimo más bajo de Sur América, el índice de desempleo colombiano es de 9.7 %, superior al promedio de Latinoamérica 8.6 %. Los Congresistas colombianos, con sueldos mensuales de $30 millones ─10.000 dólares apróximadamente─, ocupan el cuarto lugar entre los mejores remunerados en Iberoamérica, después de los parlamentarios de México, Chile y Brasil. El sistema de pensiones colombiano presenta graves fallas, es regresivo e inequitativo. Solo el 10% accede a una pensión, principalmente por la informalidad, el resto termina subsidiando a 2 millones de exfuncionarios que reciben $40 billones.

Colombia es el segundo país más desigual de América Latina y el tercero en el mundo después de Haití y Angola. La intermediación financiera en Colombia (7.9 %) es más alta que el promedio de Latinoamérica (7.7 %). Colombia es el quinto país más endeudado de Latinoamérica con 120.692 millones de dólares, después de Brasil, México, Chile y Argentina, Colombia (8.5 %) es el segundo país con mayor pobreza extrema en la región, después de México (9.5 %).

El 54 % de la tierra en Colombia está en manos del 1.5 % de la población, grandes terratenientes, mientras el 0.4 %, campesinos y pequeños propietarios poseen el 46 % restante de la tierra. El despojo de la tierra ha sido la principal causa de la violencia en Colombia; en Colombia han sido desplazadas 7.2 millones de personas, lo que pone al país en el primer lugar en el mundo. Colombia ocupa el tercer lugar en el mundo en impunidad judicial.

Colombia, un país quebrado social y económicamente por la corrupción, la politiquería y las mafias. Aquí podemos ver un cuadro comparativo de indicadores sociales con Cuba y Venezuela:

Sin embargo, tenemos una nueva oportunidad de mejorar nuestra calidad de vida y avanzar hacia una sociedad más incluyente y participativa. Votemos por las mejores propuestas y no permitimos que las clases dominantes y sus medios nos impongan su agenda de terror. Es difícil hacer cambios sustanciales en un país predominante conservador, donde nos han hecho creer que ser: “progresista, socialista, comunista o simplemente pensar diferente es delito”, que hacer políticas en favor de los pobres es loco o populista y que es normal que haya corrupción (recordando la teoría del expresidente Turbay Ayala “la corrupción en sus justas proporciones”) ¡pero es posible lograrlo! por eso, la importancia de votar y hacerlo bien. Miremos bien las propuestas de cada uno de los candidatos e investiguemos quienes son sus financiadores ¡de ahí depende el cumplimiento de sus promesas!

 

Aquí las propuestas de los candidatos presidenciales 2018:

Gustavo Petro Urrego

Sergio Fajardo Valderrama 

Germán Vargas Lleras 

Piedad Córdoba Ruíz 

Iván Duque Márquez 

Humberto de la Calle Lombana 

Marta Lucía Ramírez Blanco  

Rodrigo Londoño Echeverri 

Alejandro Ordóñez Maldonado 

Juan Carlos Pinzón Bueno

Viviane Morales Hoyos 

Carlos Caicedo Omar 

 

 

( 5 ) Comentarios

  1. este cabron porque no se ira a vivir a Venezuela……esta muy comodo escribiendo desde el norte de bogota

    • Si no tiene nada decente que decir no debería participar, ante argumentos como el de los salarios, para no hablar si no de un punto, o a usted le parece bien que el salario mínimo, sea el peor de América y el de los congresistas, sea mejor que el de los congresistas de norteamérica. Y midalo en salarios mínimos, o le quedará muy difícil, ya que lo suyo es la ofensa.

      • jajaja,

        bueno, vayase a vivir a Venezuela y me cuenta como le va con el salario…

        si es tan valiente, claro

  2. Acertado y oportuno análisis, cada día la jauría derechista utiliza todos los medios legales e ilegales para afianzar su poder y dar continuidad a la guerra que le permita continuar con una mayor corrupcion

  3. ¡Excelente análisis!

Responder a Michael Pedraza Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Santiago Carrascal
Coordinador de Bienestar Universitario, presidente del Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Francisco de Paula Santander-Ocaña, entre 1982 y 1989. Estudió Contaduría General, es comerciante y vive en Bogotá desde julio de 1989. Interesado en temas nacionales e internacionales. -En un mundo de mentiras decir la verdad es un acto revolucionario-. George Orwell.