Homenaje a la corrupción

Opina - Política

2017-03-21

Homenaje a la corrupción

Si Colombia representa la rancia ultraderecha ideológica, Antioquia debería llamarse Godojistán. 

La Asamblea de Antioquia en voto casi unánime, exceptuando a Jorge Gómez del Polo, ha decidido homenajear al destituido exprocurador Alejandro Ordóñez nombrándolo hijo adoptivo de la región, algo que sin duda sólo tiene sentido si tenemos como referentes figuras tan pujantes y cuestionadas como Pablo Escobar, Popeye, José Obdulio Gaviria, Álvaro Uribe, entre otros paisas verracos.

El diputado Carlos Ríos del partido Conservador, impulsor de dicho homenaje, dijo que a su juicio La Procuraduría General de la Nación se partía en dos, antes y después de la gestión de Alejandro Ordóñez.

Olvidó explicarnos la Asamblea de Antioquia, tras aprobar dicha iniciativa, si homenajean a Ordóñez por sus inexistentes logros o legados como Procurador o si es por la marcada tendencia ultraconservadora, clientelista y corrupta que ha demostrado profesar con más fe que ese catolicismo inquisidor que defiende.

¿En dónde está lo revolucionario de este Procurador? ¿que quemó libros y persiguió a homosexuales y políticos de izquierda?

En vez de estar premiando al corrupto de Ordóñez —un precandidato presidencial, así cueste creerlo— hagan control de Luis Pérez que le está haciendo campaña a Vargas Lleras. ¿O es que como ya todos entraron en modo elecciones, que hasta los entes de control están promocionando sus candidatos?

Cuéntenos a ver, porque nada serio puede estar pasando en la Asamblea de Antioquia si se está validando tan abiertamente la conducta delictiva del exprocurador quien claramente no salió bien parado de su cargo ¿Están intentando limpiar su imagen de cara a las presidenciables?

Aunque viéndolo bien, en algo tienen razón con este reconocimiento, pues Ordóñez no representará a los antioqueños, pero sí a sus políticos descarados que organizan marchas contra la corrupción​ que por lógica deberían concluir con una entrega masiva a las autoridades, para tener un poco de coherencia.

Y es que si bien los que voten o marchen con Uribe y Ordóñez no son todos delincuentes, sí son cómplices de seguir apoyando que la delincuencia nos gobierne a su antojo y que las elecciones estén infestadas de prebendas y publicidad disfrazada de actos públicos.

Señores diputados, en Antioquia no queremos al corrupto de Ordóñez ni de hijo ni de instructor de ética, si no lo quieren en su amado Santander, aquí que no venga a seguir promoviendo la idea de que siendo un sinvergüenza moralista se puede llegar a ser Presidente de Colombia. Dos veces.

Y es que en realidad no somos mejores que los estadounidenses, ni más inteligentes. Si Ordóñez tiene la oportunidad, al igual que Trump, ganará las elecciones y hará un país a su medida y la de los suyos, como el que ya han disfrutado.

Es obvio que Ordóñez tendrá votos como candidato presidencial, pero lo que no tiene lógica es que la gente hable, grite, marche en contra de la política corrupta mientras avala que los suyos, porque son sus afines, delincan a sus anchas en aras de proteger los intereses de la nación, es decir los suyos, porque en el ego de un político cabe todo Colombia, con demonios por delante.

No se puede esperar una Colombia distinta si nos siguen gobernando personajes como Ordóñez, anclados en el deseo de ser grandes señores feudales, dueños legítimos de tierras que compraron a dos pesos después de que su ejército personal los desalojara, porque eso han sido los paramilitares para la ultraderecha, un instrumento para enriquecerse, acumular tierras y someter al que no pueden por lo legal.

Hoy homenajean a Ordóñez por hacerse el de la vista gorda con los dineros de Odebrecht, porque como Procurador hizo muy bien su trabajo permitiendo que la política colombiana se aceitara con dineros calientes y ejerciendo un control severo contra el que pensaba diferente.

Imagen cortesía de Reporteros Asociados

Así pues, Alejandro Ordóñez, el cura medieval sin sotana, representa al sector godo que preferiría ver nuevamente una dictadura instaurada antes de aceptar un gobierno de cambio, que levantando polvo termine por ensuciar y cubrir en barro a sus más amados ídolos. No debería entonces homenajearse al exprocurador sino al pueblo ingenuo o estúpido que sigue avalando las cagadas de sus dirigentes y se convierte con ello también en cómplice de corrupción.

Ah, y al que cuestione que Antioquia es goda, que venga y mire al inútil que funge de Gobernador, que defiende un supuesto departamento de arrieros donde ya ni las vacas pueden respirar, o al uribista independiente que está en la alcaldía de Medellín dirigiendo lo que parece más una agencia de publicidad, que un equipo de gobierno.

 

( 2 ) Comentarios

  1. Da tristeza que personas como usted esten preparando a los futuros periodistas. Un buen periodista no toma partido al llamar godo a otro individuo. Usted deberia documentarse bien porque parece no saber que es un godo.
    En cuanto a la procuraduria, me encantaria que me nombrara siquiera cinco procuradores que hayan tenido los «pantalones» para destituir a un alcalde de ciudad principal. Ademas, si usted se toma el trabajo de evaluar la gestion de la procuraduria durante el periodo del funcionario que critica, se dara cuenta que son cifras record de investigaciones, destituciones, sanciones, etc.
    Pero como es un Millennial izquierdista de closet, pasa por la actualidad a la ligera y replicando lo que sus profesores y camaradas le susurraban en el oido.

  2. Yo si se lo que es un Godo, Juan Velez lo es, Ordoñez lo es, y mi abuelo lo era, ser antioqueño es hoy por hoy una vergüenza.

    ¿el record del que se enorgullece incluye las destituciones revocadas por la corte?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ían Schnaida
Campesino antioqueño | Periodista de la UdeA | Fundador y director de laorejaroja | Dudo de pa' fuera.