¿Fue el Toque de queda un gran falso positivo, un montaje?

En Bogotá uno de los vándalos fue atrapado por la comunidad. Al verse reducido, confesó que le habían pagado 50 mil pesos por generar miedo en unidades residenciales. 

Opina - Conflicto

2019-11-23

¿Fue el Toque de queda un gran falso positivo, un montaje?

Columnista: Ían Schnaida

 

La grave situación de orden público llevó a que, tanto Cali como Bogotá, vivieran noches interminables de violencia, vandalismo y delincuencia (que sería peor si todo lo que decían los agitadores fuera real). No obstante, entre las imágenes que grabó la ciudadanía se ven agentes de Policía destruyendo, quebrando, golpeando y enviando habitantes de calle a recolectar piedras para dañar vehículos y viviendas.

El toque de queda que se pensó para mandar a todo el mundo a sus casas, atemorizado, no funcionó como se esperaba. O quizá funcionó exactamente como se esperaba. ¿O cómo explicar que agentes de la Policía estuvieran en las calles quebrando vidrios y dañando automóviles en vez de cuidar?

¿Por qué tantos agentes de Policía, en medio del toque de queda, se dedicaron a dañar estaciones de Transmilenio y a actuar como verdaderos vándalos? ¿Quién dio esas instrucciones? ¿O se trata de un grupo rebelde de agentes pagados por el Foro de Sao Pablo? Lo dudo.

No contentos con esto, suspendieron la línea de emergencias 123, así que la gente en sus casas, asustada, no tenía más de otra que sumirse en el miedo o tomar lo que tuviera a mano para defenderse ante los múltiples ingresos que se presentaron a viviendas y conjuntos residenciales.

Los ciudadanos denunciaron durante toda la noche que muchos de los que sembraron el caos con la Policía eran jóvenes venezolanos, a lo que cabe la pena preguntarse, ¿quién pagó a cientos de ciudadanos del vecino país para que salieran a delinquir? Ya que más que ir a robar, iban a intimidar a la ciudadanía que se resguardaba. ¿O como explicar que las acciones vandálicas se realizaran solo en estrados populares? Y repito, no robaban, atemorizaban.

¿Cómo movilizaban vándalos en camiones estando en firme el toque de queda? ¿Por qué la Policía no hizo nada al respecto? ¿A quién le conviene deslegitimar el paro y orquestar el caos?

En uno de los conjuntos, en la 80 con Av Cali, uno de los vándalos quedó atrapado. Cuando la comunidad lo redujo, confesó que le habían pagado 50 mil pesos por generar miedo en unidades residenciales. 

Cómo nos explican que se presentaron múltiples intentos de saqueo al mismo tiempo y con ausencia de la Policía que, en muchas ocasiones, llegaba después para dañar a su paso los vehículos y vidrios de viviendas que se encontraban.

El alcalde Peñalosa dijo que había una campaña para sembrar pánico, pero no explicó quién la coordina para contar con el servicio de tantos Policías que, ni cortos ni perezosos, salieron anoche a delinquir.

Quizá nos lo pueda decir María Fernanda Cabal, quién aseguró que había órdenes de desestabilizar. ¿Las conoce o las escuchó ella directamente? Con el favor de los medios tradicionales, que llevan malinterpretando a propósito el Paro Nacional, seguramente poco o nada se hablará de lo que la gente en las calles está diciendo: todo fue, aparentemente, un montaje del Estado, un gran falso positivo.

Sea como fuere, anoche hubo una gran campaña de desinformación y miedo que, de cara la poca gobernabilidad que está teniendo Duque, podría significar la militarización de las ciudades, como fruto de una Teoría del Pánico ejecutada a la perfección. ¿Pero podrá el miedo detener el cambio? 

 

( 1 ) Comentario

  1. Gracias a Ian Schnaida y a LOR por investigar y publicar estas denuncias. Lo que más indigna es que a estos vándalos y delincuentes, los uniformamos y pagamos con nuestros impuestos, dizque, para que nos defiendan. Qué tal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ían Schnaida
Periodista de la UdeA / Fundador y Director de La Oreja Roja / Estratega de Redes Sociales y Asesor de Posicionamiento Digital.