Falsos ídolos colombianos, coautores de la crisis de pensamiento

Diomedes Díaz, por ejemplo, es el resultado cultural que vomita Colombia tras la mescolanza de muchas épocas de divergencia social, de conflicto armado, desigualdad, falta de educación y olvido profundo a los pobres, a la costa y a las personas con menos recursos.

Opina - Sociedad

2019-12-17

Falsos ídolos colombianos, coautores de la crisis de pensamiento

Columnista: Hernán Muriel Pérez

 

Daneidy Barrera hizo muestra oficial en el Paro Nacional de lo que tanto se critican los colombianos entre sí: en este país hay una evidente apología errada, no solo a la ilegalidad y a la astucia malévola de aprovecharse de los demás, sino a la ignorancia, a la egolatría y a la superficialidad.

En Colombia, definitivamente, se idolatra de manera obnubilada a personas que no ofrecen nada bueno para la sociedad.

Lo anteriormente mencionado no viene al caso por las meras acciones de destruir los bienes públicos, de hacer daño al Transmilenio, o simplemente de salir a hacer parte de las protestas en Bogotá. La crítica mencionada viene al caso porque, con la intención de grabarlos, esos actos fueron realizados por Daneidy Barrera para aparentar, ante los cientos de miles de seguidores que ostenta en redes sociales, que hacía parte de la masa que estaba de acuerdo con los fundamentos colectivos que erigieron el Paro Nacional.

El problema es que ella desconocía por completo que lo que hacía era un crimen, y que en realidad no tenía nada qué ver con la protesta.

Lo peor del asunto es que Epa Colombia se ha caracterizado por su frivolidad, por su iletrada forma de manejar el lenguaje y por los vanos cambios ocurridos en su vida, desde que adquirió fama, ceñidos únicamente al consumo, el dinero y la apariencia física.

 

Pantallazo tomado del video en donde Daneidy Barrera destruye instalaciones del Transmilenio.

 

Pero hechas estas salvedades, no podemos juzgarla y aislar el contexto y la población a la que se dirige. Fueron esos dos elementos los que precisamente la hicieron famosa: Epa Colombia consiguió fama precisamente por cómo es, por su esencia, por su forma de ver la vida y comportarse en ella, por su personalidad irreverente, pero también perjudicada, sin la oportunidad de cursar una educación superior o una educación básica de calidad.

Daneidy Barrera intentó atinar a la masa juvenil que está tomando consciencia en torno al panorama político y social colombiano. Ella asistió a una manifestación –como quizás nunca en su vida lo había hecho; destruyó bienes públicos –lo más probable, sin saber que esto era un delito grave; grabó e instigó a la masa a hacer lo mismo –además de que es una masa gigantesca la que podía alcanzar en redes, este es un delito más delicado todavía, en Venezuela, a Leopoldo López lo condenaron a 13 años de prisión por, entre otras cosas, instigar en una manifestación en Caracas.

Hay personas que afirman que todo esto fue una estrategia de comunicación para atraer a las millones de personas que tienen animadversión por el Gobierno actual, pero es difícil pensar que los contenidos de Epa Colombia son planeados, en el sentido en que son vagos, superfluos, disfuncionales, nimios.

Lastimosamente, ella no es el único personaje que puede caber dentro de la presente crítica. ¡Colombia está llena de falsos ídolos! Comenzando por el mundo del entretenimiento, atravesando la ganadería y llegando a la política, en cada ciudad hay personas vistas como héroes, como grandes aportadores al progreso del país; aunque, ciertamente, sus perfiles de ciudadanos están compuestos, en muchos casos, por características discriminatorias, ignorantes, abusadoras e incluso criminales. Veamos algunos ejemplos.

 

Altercado del Tino Asprilla con José Luis Chilavert en un partido entre Colombia y Paraguay. Luego del partido, un narco le pidió autorización a Faustino para asesinar al portero, él se negó.

 

El caso del Tino Asprilla es infaltable. Su personalidad representa una cultura ebria, machista y mujeriega que naturalizaron una gran cantidad de hombres en toda Colombia. De él se habla bien por lo que logró en el fútbol, aunque hubiera encarnado mejor a Colombia en el exterior si no hubiera armado las famosas monumentales farras en países como Inglaterra, o no hubiera bebido licor los mismos días en que tenía partido.

Al Tino Asprilla una vez lo capturaron ebrio y con dos pistolas en un aeropuerto colombiano. La Policía identificó que esas armas habían sido fabricadas en Italia, en ese momento él jugaba en el Parma.

Tampoco se pone mucho cuidado sobre sus propuestas indecentes y ofensas hechas en Twitter. En una ocasión, el video de una joven que se manifestaba contra Nicolás Maduro se hizo viral porque la Policía venezolana le había atinado un disparo de goma en los senos. El Tino tuiteó: «A Oriana que fue víctima de esta agresión de la Guardia Nacional Bolivariana, la invito a recuperarse de sus heridas en mi finca. ¡Yo la cuidaré muy bien!». Para muchos es una frase plausible, por eso continúa haciendo lo mismo una y otra vez. Oriana respondió con disgusto, de inmediato Asprilla la bloqueó.

 

Diomedes Diaz se entrega a las autoridades luego de dos años de estar prófugo.

 

Otro ejemplo clásico es Diomedes Díaz. Su música es algo salido de lo curricular, tiene una magia especial, crea un jolgorio vallenato de recuerdo. Pero su ser, su persona, su trayectoria en este mundo como simple humano dejó un ambiente de oscuridad que no permiten hablar bien de él por fuera del mundo artístico.

Diomedes Díaz violó a una mujer y la asesinó. Estuvo prófugo de la justicia por esa razón, pagó una corta pena reducida en la cárcel, y luego siguió cantando, ignorando el acto que había cometido, ganando dinero, emborrachándose, y obteniendo cada vez más fama y reconocimientos incluso a nivel internacional.

El dictamen inicial de Medicina Legal diría que la muerte de la mujer en cuestión había sido producida por un paro respiratorio, a causa de una sobredosis de cocaína. La verdad es que Diomedes también era drogadicto.

El cantante vallenato diría que él no la violó, que sí tuvo sexo con ella pero que ella misma se marchó enfadada puesto que otra amiga del cantante estaba esperando un hijo de él. Afirmaría haber consumido cocaína con ella, pero «la cantidad de cocaína que ella ingirió no era lo suficiente para provocarle la muerte».

Diomedes es la representación de un fenómeno de misoginia, drogadicción y pensamiento pernicioso que, sin importar cuán vasto sea su nivel de influencia en las otras personas, no cuida su estilo de vida, y mucho menos su forma de hablar. Es el resultado cultural que vomita Colombia tras la mescolanza de muchas épocas de divergencia social, de conflicto armado, desigualdad, falta de educación y olvido profundo a los pobres, a la costa y a las personas con menos recursos.

 

Tanto en Monserrate como en el centro de Medellín y a nivel internacional las camisetas con la figura de Pablo Escobar son vendidas fácilmente.

 

Hay que dar un salto amplio para hablar de otro falso ídolo, quizás el más famoso de Colombia, prócer de la internacionalización de estas tierras: Pablo Escobar. Él regaló en Medellín muchas casas, mucho dinero, muchas canchas, mucha comida y licor. También regaló muerte, temor, explosiones y disparos. Hay personas que lo admiran por haber puesto en jaque el establecimiento a nivel nacional e incluso mundial. Hay quienes se lamentan y dicen que ojalá estuviera vivo todavía, aún habiendo vivido las épocas de violencia insaciables en Medellín que él lideró.

Hay historias que hablan de manera horripilante de la vida desconocida de Pablo Escobar. Misas negras, rituales satánicos y de brujería para evitar la muerte, violaciones a mujeres menores de edad para desvirgarlas, venganza, rencor y desidia que rozaban las patologías psicológicas con fuerza… Pero, a pesar de todo, hay miles de personas que lo siguen queriendo.

Pablo Escobar se convirtió en la figura pública más admirada, seguida e imitada en Colombia. Con su muerte proliferaron los delincuentes y narcotraficantes. Todavía se venden camisetas con su rostro, con su número de cédula, incluso con sus frases.

En los buses se escuchan de fondo canciones creadas en su nombre, jugando a hacer remix con su voz, y los niños saltan y juegan cantándola. Una de las electrónicas que le crearon, se basa fundamentalmente en una frase, con un ritmo pegajoso pero decepcionante de fondo: “y si ustedes no llegan a ir, les mató a su mamá, a su papá, a su abuela. Y si su abuela ya está muerta, la desentierro y se las vuelvo a matar”.

En todo esto, los medios de comunicación tradicionales son principales culpables. La adulación a la historia de Escobar alecciona a los más pequeños, revictimiza a quienes sufrieron sus brutalidades. Es catalogado, implícitamente, como un héroe desde las telenovelas y series sobre su vida. Siguen fomentando el deseo de ser como él.

 

Cuadro del «sagrado corazón de Uribe», que tiene la senadora Paloma Valencia en su casa, por obvias razones, muy criticado en redes.

 

No se puede terminar este artículo sin mencionar al “presidente eterno”, como lo calificaría en su momento el mismísimo actual presidente. El poder de Álvaro Uribe en Colombia es inigualable. Cada palabra que mencione en una declaración se vuelve noticia. Han pintado cuadros del corazón de Uribe, fotocopiando la antigua imagen del corazón de Jesús, solo que con el protagonista cambiado.

Muchos afirman que dan la vida por él, cada una de sus opiniones se vuelven órdenes, y el engaño y la manipulación que mantiene en constante práctica, le permiten continuar en ese sitio privilegiado de poder.

Lo idolatran sin importar los falsos positivos, las chuzadas del extinto DAS, Agro Ingreso Seguro, las Convivir, el paramilitarismo, la Yidispolítica, las operaciones militares inhumanas que ordenó, todas las empresas públicas que vendió, y decenas de casos más donde está vinculado. 

 

¿Qué otro falso ídolo ha tenido Colombia en su historia reciente?

 

( 22 ) Comentarios

  1. Muy valioso articulo…cierto aqui estan invertido los valores en Colombia , si eres traqueto, mafioso, paraco, sicario, corrupto eres el putas…Pero si eres honesto, trabajador, honrado eres una gueva…Carza

  2. Petro, de asesino a mesías

    • Febus, sácame de mi ignorancia, a quién mató Petro?

    • Este tipo deberia estar en este articulo pues no ha hecho sino danho al pais, el autor de este articulo se equiboca al referirse a Alvaro Uribe es y sera el mejor presidente que hemos tenido en Colombia,

  3. Le faltó a Popeye convertido en un instagramer con miles de seguidores y Carlos Castaño que algunos lo citan para añorar «limpiezas sociales» y otras prácticas de justicia privada

    • Esto refleja el grado de ignorancia de un pueblo, y aquí no se salva nadie, la mayoría de políticos Colombianos son ignorantes, así hayan estudiado en Harvard. Para lo que sí son buenos, es para delinquir. Hay sí, no les gana nadie.
      Muchos periodistas, aunque parezcan sesudos, no tienen independencia, son unos arrodillados, ante el gobierno de turno, por temor a perder el empleo…
      No hay donde agarrar.
      Pobre pueblo!!

      • ReplySergio Rodríguez

        Difícil hablar de ignorancia y no saber escribir «Ahí» o la expresión «de dónde agarrar». Por otro lado, ambos tienen razón y en realidad este país me da asco.

    • Y la monja de Petro no entra?

    • Falta el muy afamado violador de niños y luego reivindicado por su transformación al cristianismo… pero el que la hizo jamás olvida y vuelve al camino….
      «Garavito»

  4. Por brevedad y claridad, a TM es mejor denominarlo como un servicio masivo concesionado a particulares; en principio, su naturaleza económica y jurídica no se asocia con la categoría de bien público (aquel carente de rivalidad y exclusión); por consiguiente, el Distrito en concreto concesionó dos etapas de este negocio: la operación, encomendada a los transportadores, dueños de los buses, a quienes retribuye por km recorrido de cada vehículo; en paralelo cedió la gestión del recaudo a otras compañías especializadas en esta recolección de dinero producido por la venta de pasajes.
    ······
    A ambos les construye y les mantiene la infraestructura física.

  5. Societariamente, la índole de TM es compleja de resumir, puesto que hay una entidad que encabeza la coordinación de políticas y acciones del transporte masivo abierto, que controla los articulados, y los SITP zonales y provisionales. ·.
    ·
    En paralelo, el funcionamiento económico corriente recae en los operadores privados de movilidad y recaudo; empero, no es claro para el ciudadano de a pie el modo en el que inciden estas firmas en la adopción de decisiones, a pesar de que su tajada en los ingresos operativos del negocio tiende a ser mayoritaria.
    ·
    Quizá, de forma neutra, existe una disociación entre las resoluciones gerenciales y las preferencias de los concesionarios; por comodidad el Distrito se alinea con éstos y no los contradice, pero no lo hace como un mandato análogo al de una asamblea de accionistas que le dé indicaciones a una junta directiva, sino que el equipo al amndo de TM actúa basado en esp .
    ·
    ·
    Por ende, la cúpula distrital de TM se porta más como un intérprete muy condescendiente de unos convenios que son más favorables a los concesionarios; se arguye esto porque no abundan los episodios en el que funcionarios y empresas privadas alrededor de TM realmente divergiesen..

  6. El periodismo

  7. Un pueblo ignorante es un pueblo esclavo.
    La esclavitud no es sólo las cadenas,La ignorancia es la peor de la ESCLAVITUD, por lo cual nuestro dirigentes no invierten en educación para perpetuarse en el poder y ocultar sus fechorías.

  8. Me parece que deberían revisar sobre Alfonso Lopez Michelsen, colocaron su imagen en el billete de 20.000 y sobre el hay muchas sombras. En el libro Los jinetes de la cocaína mencionan que estaba vinculado con el narcotráfico, también está lo que es de dominio público sobre la ventanilla siniestra durante su gobierno, dicen también que acabó con los trenes en Colombia y en la supuesta carta que Carlos Lehder le escribió a Juan Manuel Santos en 2015 señala a este personaje de haber instigado el homicidio de Guillermo Cano.

  9. Gustavo petro es el otro extremo de esas personas que con sus palabras y acciones generan tempestades antes que esperanza en un pais en paz.

    • Excelente reportaje.

    • Pues tú también eres parte de esa masa amorfa y despistada… tu comentario denota solo desinformación, simple ignorancia o carencia de sentido crítico para afirmar tal despropósito calificando GP… es claro que tu opinión sólo puede ser producto de esos mismos medios cuya ética ha sido fundamento de esta cultura traqueta…

    • ReplySergio Rodríguez

      HAhahahahah «un país en paz». ¡Cuidado, que Petro quiere instaurar el castrochavizmo! Eso de poner agua gratis y bajarle al transporte público que poseen entes privados (por paradógico que suene y sea) es de comunistas. Hahahah

  10. ReplyLuis Fernando Barreneche Garnica

    Es tanta la ignorancia del colombiano que nos arrodillamos y con venda en los ojos a personajes que causan nauseas independientemente a que partido político pertenecen o que secta politiquera y empresarial corrupta y criminal conforman y los ciudadanos de a pie honestos y trabajadores, defendiendo a esos esos sujetos, llegando hasta la agresión física. Despierte Colombia.

  11. ReplyCésar Augusto Salinas

    Este país es manejado primero a nivel mental a través de la Superestructura del Establecimiento que dirigen las élites desde hace más de dos centurias en la subcultura que refuerzan los medios de comunicacion, denominados «El Quinto Poder», la educación que capacita mentes para ser subalternos pero no para ser críticos y de criterio gerencial, la música popular que vende antivalores y los ídolos de barro como son ciertos deportistas, modelos cursi, personajes acrílicos de la televisión, la prensa mentirosa y parte de la iglesia que es cómplice de los abusos e injusticias del poder de nuestros gobernantes corruptos, en las condiciones de pobreza, desempleo, subempleo e ignorancia; todo esto se convierte en un círcucirculo vicioso: actores y espectadores de un sistema explotador y enfermizo.

  12. Excelente artículo, esa es la cruda realidad, hay ignorantes que veneran este tipo de personajes que a decir verdad y con todo lo que han hecho lo que son es una vergüenza más para el país, y esto debería ser castigado con el bloqueo en redes que nacional ni internacionalmente se supiera algo de ellos, ni de izquierda ni de derecha. iiiiSi a la vida digna!!!!!

Responder a Carza Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hernán Muriel Pérez
Comunicador social - Periodista, Redactor-Editor, Fundador de Cofradía para el cambio - Copec