¿Es hora de la guerra?

Afortunadamente, hoy Occidente no ha legitimado la invasión a Ucrania bajo ningún concepto, pero sí ha mostrado una actitud apaciguante y profundamente reticente al conflicto. Pareciera ser que Ucrania es la nueva Checoslovaquia.

Opina - Política

2022-04-26

¿Es hora de la guerra?

Autor:

Santiago González Barrera

 

En 1939, la Alemania nazi invadía la desaparecida Checoslovaquia argumentando el sufrimiento de los germanos que habitaban la frontera entre ambos países. 83 años más tarde, el «presidente» ruso, Vladímir Putin, invade Ucrania con una excusa increíblemente similar: Proteger a los rusos en el Donbás ucraniano —pretexto usado para invadir Crimea en 2014.

Pareciera ser que no hay nada más cierto que el adagio «Quien no conoce la historia está condenado a repetirla», y es que las similitudes entre las vísperas de la segunda guerra mundial y el acontecer actual no son mera coincidencia. Más bien, parece que Occidente no aprendió las lecciones del pasado y el Kremlin las ha estudiado a tal detalle, que puede reproducirlas con asombrosa exactitud.

A puertas de la Segunda Guerra Mundial, las potencias occidentales del momento —Francia y Reino Unido— se reunían por cuarta vez con Hitler para tratar, sin éxito, una solución diplomática frente al impetuoso ataque alemán a su vecino, considerablemente más débil.

En realidad, no habría nada que discutir, Alemania ya había determinado el futuro de Europa sin importar cuantas veces los líderes occidentales viajaran a Múnich. El conde Ciano decía «El programa ya está fijado, tanto si la conferencia es un éxito a corto plazo o la solución pasa por las armas».

Para quien no lo haya notado aún, el modus operandi ruso demuestra un nivel de detalle y planificación en la invasión a Ucrania que solo ha de ser conseguido con meses, e incluso años, de deliberaciones internas para determinar en qué momento y cómo atacar. Una vez más, un dictador había decidido el futuro de Europa mientras los líderes occidentales se desgastaban con un teatro diplomático sin sentido.

Tanto así que la llamada Crisis de los sudetes —motivo de la invasión a Checoslovaquia— resultó de la «petición» de los germanos en ese país de ser reconocidos como independientes para después anexarse al Tercer Reich. Justo igual que la proclamación de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk en el este de Ucrania, que darían lugar a la invasión rusa del país.

La más grande diferencia, hay que notarla; en 1939 los occidentales estaban tan empeñados en evitar enfrentar a Hitler que se llegó al ridículo punto de agradecer la pronta invasión mientras acordaban despellejarle a Checoslovaquia ⅕ de su territorio y amenazaban al Gobierno de Praga que de no firmar tendrían que vérselas solos con los alemanes.

Afortunadamente, hoy Occidente no ha legitimado la invasión a Ucrania bajo ningún concepto, pero sí ha mostrado una actitud apaciguante y profundamente reticente al conflicto. Pareciera ser que Ucrania es la nueva Checoslovaquia.

Si antes fue Mussolini, dictador italiano, que bajo petición de Hitler propicio el «diálogo» con el que se mutiló a Checoslovaquia con el favor de Reino Unido y Francia, hoy el turno es de China. Xi Jinping, otro dictador, pide a Rusia buscar la vía diplomática, a lo que Putin responde con «favorabilidad» tras más de un centenar de muertos en Ucrania.

Si las cosas continúan el rumbo que marcaron los hechos pasados, veremos una salida «dialogada» contra la voluntad soberana ucraniana y, probablemente, la llegada de un gobierno títere del Kremlin a Kiev. Mientras, en Occidente se aplaudirá los esfuerzos diplomáticos que han dado a Europa nuevamente la «paz».

Sin embargo, lejos de ser un apologeta del belicismo, si la historia se repite, el tratado de «paz» y la actitud apaciguante habrán servido para fortalecer a un dictador que —al igual que Hitler— quiere darle a su país los territorios de antaño y no planea abandonar este objetivo a ningún costo, haciendo la amenaza de una tercera guerra mundial cada vez más cercana.

 

Fuentes:

https://www.elconfidencial.com/amp/cultura/2021-01-20/munich-1939-hitler-chamberlain-checoslovaquia_2912988/

https://www.lavanguardia.com/historiayvida/20220225/8082310/chamberlain-adalid-apaciguamiento-primera-victima-hitler-reino-unido-inglaterra-alemania-munich.amp.html

https://www.lavanguardia.com/historiayvida/20200417/48548235206/sudetes-ultima-concesion-hitler-europa-debil-dividida.html?facet=amp

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Santiago González Barrera
Comunicador Social y Periodista de la Universidad de la Sabana con experiencia en relaciones internacionales y panorama latinoamericano.