El fracking sigue y seguirá en discusión nacional e internacional

Ineos es una de las compañías más importantes de Europa. Los múltiples negocios de la empresa son objeto de cuestionamiento por sus coterráneos del Reino Unido, en donde se conocen de cerca los métodos a los que recurren para mantener su emporio.

Infórmate - Ambiente

2019-09-19

El fracking sigue y seguirá en discusión nacional e internacional

Autor: Chrístofer Hildago

 

El pasado dos de mayo, cuando en Doncaster se corría el Tour de Yorkshire, los aficionados al ciclismo tenían opiniones encontradas. Unos vociferaban a favor del Team Ineos, que es orgullo en el Reino Unido por dominar las carreras europeas y, en especial, el Tour de Francia, y otros, protestaron abiertamente por el nuevo patrocinador del equipo en el que corren Chris Froome y Egan Bernal: la empresa Ineos.

Los ambientalistas del Reino Unido salieron a la carretera por donde pasaba el pelotón y en vez de lanzar arengas a sus ciclistas preferidos, sus gritos se volvieron protestas dirigidas a la compañía. Este episodio fungió de premonición para prever el terreno hostil que tendría el equipo en las carreteras.

En Europa es reconocida la figura de Jim Ratcliffe, quien es el dueño de la empresa y uno de los hombres más ricos en Europa. Apodado como “el rey del fracking”, Ratcliffe se ufana de exhibir su éxito con Ineos alrededor del mundo. Las compras de empresas pequeñas relacionadas con la producción de plásticos o con la explotación de crudos son noticias de cada semana. El británico surgió del sector empresarial, en el que ha crecido y hoy es líder del sector. Defiende a ultranza el Brexit, sin embargo, ha sido criticado por cambiar la ubicación de sus cuentas, hacía países menos invasivos en materia fiscal.

La discusión de cuestiones ambientales es un tema primario en la agenda mediática global, por lo que la evidente contradicción al discurso a favor del uso de la bicicleta como herramienta para ayudar al medio ambiente, creada tras la compra del equipo de ciclismo, le costara seguidores al Team Ineos. A la compañía, en cambio, seguramente no le harán falta clientes. El fracking lleva años implementándose en Estados Unidos y algunos países han emulado ese modelo de negocio, que fuerza la obtención de hidrocarburos.

En Colombia, la semana anterior el Consejo de Estado dio nulidad al uso del fracking para la extracción de crudo, atendiendo las alarmas que los cuidadores del medio ambiente hacen sobre esa práctica. Según la entidad, el empleo del fracking: “puede acarrear una afectación grave al medio ambiente y a la salud humana”. Como era de esperarse, gran parte de la industria petrolera y del partido del gobierno, se mostró en contra del fallo. María del Rosario Guerra, del Centro Democrático, dijo que: “se pierde la oportunidad de que el país pueda desarrollar no solo combustibles líquidos a futuro, sino también gas, esto nos limita mucho más”.

La decisión del Consejo de Estado difiere de los puntos de vista de las legislaciones de Argentina, Canadá y de algunos estados de Estados Unidos, en donde el dueño de las tierras decide qué hacer con ellas, por lo que, independientemente de los daños ecológicos, la facultad de decidir sobre la propiedad privada impera

Hace poco, también el Consejo de Estado, aclaró que los estudios que adelanta el gobierno para explorar la viabilidad del uso del fracking en Colombia, no han quedado prohibidos tras el fallo. El tema del fracking y de los ávidos empresarios petroleros, y sus métodos, seguirá en boga. En las carreteras europeas o en los estrados judiciales de Colombia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chrístofer Hidalgo
Estudiante.