El fascismo del colombiano mediocre

O nos educamos más y no tratamos a los presos como vidas inferiores, o nos volvemos un Estado con toques absolutistas, antidemocráticos y fascistas.

Opina - Política

2020-05-09

El fascismo del colombiano mediocre

Columnista:

Samuel Salcedo Londoño 

 

El constante y silencioso auge del fascismo en el corazón de los colombianos mediocres se ve representado en la manera en que elegimos cuál derecho inalienable se le es entregado a un reo, o se le es quitado con facilidad. 

En el transcurso de estos días he estado pendiente de las redes sociales para informarme respecto a los temas de actualidad: chuzadas por parte del Ejército —lo cual no es algo nuevo para la sociedad colombiana—, las encuestas que apuntan a la favorabilidad del presidente Duque —aunque un poco cuestionable— y, por último, pero no menos importante, el avance de la COVID-19 en el país. 

Respecto al último tema, el de la pandemia, hay ciertas imágenes que están circulando en estas tecnologías disruptivas —hablo en especial de la red social “Facebook”, que es la favorita del amarillismo y la desinformación— las cuales se relacionan a los derechos y principios fundamentales del reo, respecto a su cuidado y buena atención por parte del Estado. La mayoría de estas imágenes, en resumen, reflejan una compostura hostil, una opinión de desprecio y enojo para los presos; que, para este tipo de afirmaciones expuestas en las redes sociales, solo se puede determinar y/o entender un mensaje de aquellas personas hacia los reos: de que dichos delincuentes no merecen ningún cuidado por parte del Estado, sino más que su propia muerte. 

Estas afirmaciones no representan más que un acto repulsivo y netamente fascista de cómo debería actuar el Estado respecto a este tipo de situaciones. Reconozco perfectamente, como estudiante de Derecho, que la justicia penaliza al delincuente más peligroso para la sociedad, privándolo así de su propia libertad para el propio beneficio de otros, o sea que aparta al delincuente de la sociedad como medida preventiva ¿pero esto quiere decir, entonces, que también puede privársele el derecho a la vida?, ¿o también se le puede privar al reo el derecho a vivir una vida digna? Les recuerdo a todos esos fascistas empedernidos, con mis más sinceras disculpas, que no nos encontramos en una dictadura militar donde se pueden violar derechos, no nos encontramos en ningún Estado autoritario; estamos en un Estado donde el sistema penal debe esclarecerse en una justicia restaurativa, donde exista una reparación y una no repetición; mas no se busca el terror, el miedo o la intimidación, el cual es el cometido de aquellas personas de las que actúan y piensan de esa manera. 

El Estado, como representación del pueblo, debe fijar que el respeto a la ética del hombre se vea reflejado en la Constitución y, por ende, en el actuar penal de dicho Estado. Acciones como la resocialización o la rehabilitación del delincuente son las maneras más factibles y justas para acabar con la delincuencia y respetar lo más valioso que tiene el hombre: sus derechos inalienables. También este tipo de acciones nos aclaran al no caer al hueco de la prehistoria penal donde se arregla algún problema con la “ley del talión”, es decir, actuar con la reciprocidad del delito cometido.  

He tratado de comprender al cúmulo de colombianos que piensan sobre este tipo de actividades, las actividades de acribillar a muerte al delincuente, a humillarlo y vulnerarle sus derechos por cometer un acto delictivo. No entiendo, sinceramente, la necesidad de traer épocas denigrantes a los derechos de la humanidad como fueron los gobiernos de Mussolini, Franco o Hitler ¿no les da pena a los fascistas empedernidos infravalorar la vida humana?, ¿no les angustia que se pueda violar, por parte del Estado, cualquier derecho pactado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos? 

Recordemos que, aunque hayan cometido algún delito o acción delictiva eso no le quita el ser humano, el recibir saneamiento, el recibir una vida digna, o en este caso de emergencia nacional referente a la pandemia, no le quita el derecho a recibir un mejor cuidado de salubridad. Aun el hecho de no comprender la situación del porqué se pensará de esa manera, tengo dos opciones respecto a la situación: o nos educamos más y no tratamos a los delincuentes como vidas inferiores, o nos volvemos un Estado con toques absolutistas, antidemocráticos y fascistas.  

 

( 22 ) Comentarios

  1. Ellos deben pagar su condena. Y es facil hablar de derechos de reos…pero y Los derechos de todos Los que no hemos violado, asesinado y robado?

    • ReplySamuel Salcedo Londoño

      esa es la mentalidad que hay que tratar de borrar. El actuar del sistema penal colombiano no se basa en intimidación o maltrato, sino de reinserción y resocialización

  2. Excelente artículo. Muy buen argumento por parte de éste chico. Tiene futuro!

  3. ReplyMelanny Hurtado Solis

    Totalmente de acuerdo, no se puede dejar atrás ningún derecho y menos el de una vida digna.

  4. Totalmente de acuerdo, muy buena columna! Espero ver más 👌🏼

  5. Muy buena opinión y criterio, espero que sigas así.

    • ReplyR Benjamín Serrano

      Muy de acuerdo, tiene que ver con lo de Agamben: el hacer vivir y hacer morir del gobierno.

  6. Otro gran ejemplo de la desinformación es el tema del avispón “asesino”, con el cual la población se alarmó inmediatamente sin saber nada del tema, debido a esto se ocasionó una muerte masiva de abejas por causa de pesticidas, cuando estas de por sí ya están en riesgo de extinción.

  7. Si bien estoy deacuerdo con la anterior redacción, tambien se deberia hacer un estudio de que tipo de delitos y antecedente se les ha dado a dichos reos para reliazar su judicializacion, porque no me podria caber en la cabeza la resocializacion de alguien que ha violado y asesinado, dañando la integridad y la vida no solo de una persona sino también de una familia, la cual aun con el tiempo siento dolor y desdicha por esa acción del pasado, entonces me pregunto, deberian darle una una buena vida a un violador y a la vez asesino?

    • ReplySamuel Salcedo Londoño

      Ya a la hora de hablar respecto a la integración de un violador a la sociedad es un poco complicado ya que lleva consigo estudios psicológicos de la persona de la cual no es mi área de estudio. Pero te puedo asegurar, con otros factores delictivos como el asesinato, se tendrán que mirar los motivos y situaciones presentadas de las cuales llega a ser mas profundo que una mera afirmación. Solo te puedo afirmar que, como lo he expresado en toda la columna, la falta de un seguimiento a la parte penal restaurativa nos llevara a un Estado fascista

    • Muy buena crítica Samuel, interesante el tema. Estoy de acuerdo contigo, No se puede ignorar el derecho a la vida digna y por eso es que hay que cambiar la mentalidad de hoy en día para poder construir un mejor futuro.

  8. ReplyWilliam Jaramillo Londoño

    Me gusta tocar este tema ya que la myoria de los seres humanos no le damos importancia a las personas q estan tras las rejas y es un gran error ya que solo nos dedicamos a juzgar y señalar pero nos cuesta entender q la mayoria de ladornes son aquellos q llevan corbata como por ejemplo presidentes, alcaldes, consejales E.T.C
    y la mayoria d esas perosnas no esta tras las rejas.
    Debemos pensar en que ellos tamien son seres humanos y todos cometemos errores y no es justo q el pais trate asi q los rejos yaq ante todo la salud es primordial independientemente de lo q hayan hecho.

  9. ReplyValeria Giraldo L

    Un tema muy complejo, pero de carácter crítico para aquellos ciudadanos que han sido privados de su libertad, ya sea por un crimen o por alguna injusticia, la situación en que estado perosnas viven es deplorable e inhumana, el gobierno debería darle mejores condiciones de vida a estos seres humanos que tienen derechos pero que cada día los siguen violando, nosotros como humanos que somos, debemos cambiar y mejorar, para empezar a tener un país sin violencia y lleno de tantas injusticias, aquellas que son el verdadero cancer de nuestra sociedad.

  10. Definitivamente deben surgir numerosas políticas que mejoren el sistema interno donde también van a parar personas inocentes o con delitos menores.

  11. Pienso que todas las personas tenemos formas distintas sobre ese tema , como tu piensas que merecen ser respetados , mi pensamiento es todo lo contrario ya que también debemos ponernos en el lugar de las personas afectadas como por ejemplo yo digo que un violador no merece que sus derechos sean respetados , pues el no respeto y no pensó como se sentiría esa persona, no le respeto sus derechos Los violó y digo que una persona que hace eso merece ser castigado

  12. El simple hecho de pensar que por ser delicuentes son inferiores o ya no poseen derechos, solo demuestra lo ignorante que es gran parte de la población colombiana.

  13. ReplyMaría Fernanda escorcia

    De acuerdo con tu artículo, muy crítico y puntual. Sigue así !

  14. No comparto tanto tu opinión, pienso que así como ellos vulneraron y pisotearon los derechos de otra persona, no merecen el trato de alguien común.
    Por otro lado, la pena de muerte es la opción más viable para evitar un problema en colombia que son las cárceles llenas (Razón por la que liberan presos y/o no dan justicia a ciertos casos y los dejan libres con alguna excusa).

  15. ReplyAlejandro Gutiérrez

    El tema es que están pidiendo casa por cárcel, y claramente es polémico y delicado. Ya he visto varios casos en otros países similares, donde han aplicado medidas similaes, y algunos han vuelto a delinquir. Los privados de libertad deben pagar ahí su condena. Diferente es que el estado no tenga establecimientos que puedan amparar su libre desarrollo y seguridad dentro del mismo. Como tu dices en el proceso de resocialización. Nadie es culpable de la pandemia, y la sociedad no debe pagar dos veces por un mismo crimen. Que el estado se haga cargo de sus reos y de su seguridad, que comparto, deben estar amparados en su reclusión.

  16. ReplySebastian Barrios

    Muy buen artículo, me gusta mucho la forma en la que esta enfocado desde la tolerancia, es diferente dentro del mar de intolerancia que es la sociedad colombiana. Pienso que es interesante hablar de esto ya que genera controversia cuando se menciona, creo que con un proyecto bien diseñado y que esten definidos tanto los derechos como los deberes sería algo muy beneficioso para la sociedad.

  17. ReplyMiguel De Jesus Estada Ortiz

    Excelente columna, aunque no quisiera culpar al pueblo de este pensamiento pues durante muchos años y en muchos casos hemos visto como las cárceles no cumplen el rol principal de resocializar a los reos, esto y otras decisiones que han dejado un sabor de inmpunidad en distintos casos, diría yo son las causas de que la sociedad de hoy en día vea al preso como alguien con el que no se puede tratar un total caso perdido el cual es mejor exterminarlo antes que pueda seguir haciendole más daño a la sociedad, en mi opinión está sería la causa del pensamiento facista que señalas al cual no existiese desde un principio el sistema penal no hubiese tenido tantas fallas como las tenemos ahora, también es cierto que la falta de valores en el hogar es una de las razones pero creería que ya es un tema que se debe tratar en otra columna.
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Samuel Salcedo Londoño
Estudiante de Derecho en la Universidad Sergio Arboleda en Barranquilla. Mis opiniones respecto a un tema solo derivan de mi pensamiento critico, mas no representan a una entidad. Amante de la política y el comportamiento de la sociedad respecto a situaciones actuales.