¿Dónde quedó el showman?

Al presi ya le salieron naturalmente las canas que le habían pintado para la campaña y sospecho que no ve la hora de salir de este chicharrón llamado Colombia, pues de la sonrisa de oreja a oreja que le pintaban, que parecía más agarrada con un gancho a cada mejilla, ya no queda mucho.

- Sociedad

2019-06-05

¿Dónde quedó el showman?

Días difíciles para ser un uribista en Colombia. Aún con la presidencia del país y la presidencia del Senado, su contraparte ha podido demostrar que Colombia no es el patio trasero del tío Uribe (equivalente al tío Sam gringo).

No les salió la sucia jugada que le querían hacer a los acuerdos con las objeciones y el “teorema de Macías” con su extraña contabilidad; no ha salido nada de la fortísima alianza con el senador Manguito, quien como perrito faldero aparece en todas las fotos y videos del gran jefe Pluma Blanca del Centro Democrático, que de centro nada y de democrático, mucho menos.

Nada que el New York Times se disculpa ante la dignísima y cultísima María Fernanda Cabal por ese desagravio tan grande que, como castrochavistas enmermelados, le hicieron al ejército de Colombia tras publicar las nuevas órdenes que venían de Nicacio Martínez, porque “el ejército es una fuerza letal de combate que entra a matar”, según la senadora; claro, no importa que sean campesinos inocentes que luego van a disfrazar de bajas en combates a cambio de un fin de semana libre.

Pero ¿qué hay del presidente? O del sub-presidente como dicen por ahí. Poco o nada queda del dicharachero Duque que conquistó millones de corazones y mentes tocando guitarra, jugando con un balón de fútbol y hablando de bandas de rock en la radio con los excelentísimos periodistas de nuestra respetada prensa.

¿Dónde está el joven que le dio una voltereta en el aire a una presentadora en pleno programa de televisión? ¿Qué me le hicieron al que dijo que, y cito textualmente, “…en Colombia no se hará fracking?»

La promesa de guerra que venía con la disolución de los acuerdos aún no la ha podido cumplir y poco a poco, Fernando Londoño se va desesperando por no poder “volver trizas ese maldito papel”.

Al presi ya le salieron naturalmente las canas que le habían pintado para la campaña y sospecho que no ve la hora de salir de este chicharrón llamado Colombia, pues de la sonrisa de oreja a oreja que le pintaban, que parecía más agarrada con un gancho a cada mejilla, ya no queda mucho.

Iván se dio cuenta de la seriedad del asunto, sospecho que demasiado tarde, porque siempre le toca salir con su inexperiencia a tapar las embarradas de sus amigos.

Pero, ¿de verdad no tiene a nadie en el gabinete a quién acudir por ayuda? Marta Lucía que parecía ser la más experimentada, siempre lo confunde con Uribe, y Duque no la dejó encargada del país mientras se iba de viaje.

Venganza o no, fue la mejor decisión, pues dejar el país en manos de alguien que sugiere cambiar electrodomésticos por el alza de la energía o el IVA en 19 % para casi todos los productos de la canasta familiar, no hubiera sido muy cuerdo de su parte. Claro que, los uribistas dejaron el país en manos de alguien que ni conocían un año atrás.

Duque ha tenido que aprender a la fuerza que la cabeza la debe usar para pensar y no para hacer paradas con un balón, como le dijeron en España.

Ha tenido que aprender como administrador de este pedazo de tierra, que a los otros países debe ir en representación de este pedazo de tierra y no de mandadero de alguien que envía sus saludos a un rey (otra vez en España).

Del candidato joven, del hombre orquesta, del showman que llegó a casa de Nariño a punta de populismo, no queda nada.

Hoy es un viejito canoso y cansado que se refugia en su inexperiencia y se deja gritar y mangonear de los jefes de su partido, del presidente de Estados Unidos y que, además, no ha podido ser el gran caballo de batalla que presentaron como la promesa del nuevo uribismo (¿acaso hay nuevo uribismo?).

Tal vez puedan moldear a Manguito a imagen y semejanza para las próximas elecciones y a punta de trova y populismo, ganar nuevamente el poder y hacer el ridículo… Otra vez.

 

 

( 12 ) Comentarios

  1. ReplyGaetano Martinelli

    Esos son los comentarios destructivos e irrelevantes que tienen a este pais jodido. Todos se las saben todas. Se imagina que hubiera quedado la contraparte?
    Esto no es el periodismo que construye criterio cómo promueven ustedes. Esto es periodismo contra Colombia.

  2. Con toda la realidad que estamos viviendo, mi inquietud es que vamos hacer, los que analizamos sin el fanatismo si no con una realidad que salta a la Vista de cualquier entendimiento.

  3. Acabas se dar un resumen del go ieeno del puerco!!!,los uribistas pura sangre dirán deje trabajar,jajajajaja!!!, cuando uribe no dejaba trabajar a nadie ni a sa tos,ni a petro les hizo la vida imposible, ahora ellos mismos son víctimas del karma!!!

  4. Asta cuando?Mi conciencia está tranquila vote por el mejor Gustavo Petro.

  5. El análisis es acertado, objetivo de la realidad de nuestro país. Sin populismo y sin tintes políticos. Quien quiera verlo del bando político, al que corresponda lógicamente opinara fiferente. Pero esa es la reak y cruda verdad.zNi, solo lo decimos los colombianos desde el exterior, nos ven de esa manera, quizás peor. Corrupción, impunidad, falsos positivos, una fiscalía, arrodillada, muerte sistemática de líderes, fracking, pensiones, orden público, sueldos de miseria, un congreso que legisla para su propio beneficio, las cortes chuzadas, arrodillada, cartel de la toga. Un presidente y una vice, no saben dónde están parados. Un ex presidente, mandando. Una sociedad enferma, que desea la guerra. Sí, está verdad, le molesta a algunos estamos jodidos

    • Saludo. Claro que así es. Y ya el cambio real está sucediendo , estamos en el nudo de esta «novela» y el desarrollo laborioso y todo, está siendo a favor de vivir en valores positivos y prosperidad general. Un abrazo

  6. Me molestan estos comentarios tan enriquecedores que no le aportan nada a nuestra sociedad. Por que en vez de estar criticando a un mandatario que le duele nuestra patria y que quiere cambiar las embarradas de los anteriores gobiernos, no se ponen a empezar con cambiar esas mentalidades morbosas y poco edificantes. Pensemos en que hay muchas cosas que cambiar y si no empezamos por nosotros mismos nada se logrará.

    • Saludos Claudia . Yo siento que no le duele y un chiquitín de ejemplo fue con el IVA sin mentar con quienes está asociado incluyendo «sus» nombramientos impuestos por el jefe de militares implicados en delitos de todo tipo.

  7. Como pensar con seriedad en el país, si el encargado de interpretar el sentimiento de las mayorias,no hace sino obedecer las órdenes del patrón y, lo que es peor seguir ciegamente las órdenes que le llegan por todos los mandaderos del dueño del » partido político que ganó las elecciones»
    Todos vimos como Uribe se comunicaba con la funcionaria del ministerio de agricultura y le ordenaba que hacer para favorecer al próximo candidato a la gobernación de una pobre región, de las muchas que componen nuestra patria. ( Así le gusta al eterno que llamemos al país). Solución? No en los próximos meses, pues el dueño del poder se vale de todas las triquiñuelas y burócratas para joder a la oposición. Aunque se escuchan propuestas. Todas válidas.

  8. estar de acuerdo con esta columna no me hace petrista,esto es la radiografía de duque

  9. A los Uribistas se les acabó el circo, pues la marioneta de Ivan Duque se les destruyó y toda la estantería se les vino abajo por qué no solo han echo si no el ridiculo en Colómbia, si no Internacionalmente

  10. Es sentirse dueño porque gracias, a sus artimañas sucias logró alcanzar la presidencia.

Responder a J Jairo M Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cristian Ramírez
Realizador Audiovisual, Cantautor y mal nadador. Escribo para desahogarme con ustedes. ¡Ahí perdonarán!