Demasiados egos

Si gana Uribe, se nos vienen días aciagos y por el ego de unos cuantos, Colombia le cerrará una vez más, la puerta a la modernidad política y social.

Opina - Sociedad

2018-05-29

Demasiados egos

De las elecciones del domingo nos quedaron varias lecciones y por supuesto, varios aprendizajes; en primera medida, hablemos de las cosas buenas. Fueron las elecciones más tranquilas de la historia, ya sin FARC. El abstencionismo, si bien es cierto sigue en un porcentaje muy alto (47%), bajó muchísimo y pudimos ver que más de 3 millones de nuevos votantes participaron de la fiesta democrática.

Fueron los comicios en los que las fuerzas alternativas mejor se expresaron, más de 9 millones de votos y por tanto, ganó la democracia. Se derrotaron las grandes maquinarias electorales y los políticos de la chequera, se quemaron; y es que hasta el clima se comportó bien en la mayoría del territorio y la gente pudo participar con comodidad.

Realmente fue emocionante ver las calles llenas de personas que iban y venían de los sitios de votación y nunca antes se había visto en un país de tradición abstencionista como el nuestro, tanto compromiso y deber ciudadanos.

Pero en estas elecciones, si bien es cierto que ganó Colombia y su participación democrática, quedaron algunos sinsabores que paso a explicar:

Siempre desde muy chicos nos han dicho que el ego es mal consejero. Y con lo que pasó el domingo, tuve la oportunidad de comprobarlo; porque los egos fueron más grandes que los candidatos y fueron ciegos a la hora de enfrentar un destino electoral, que por demás valga decirlo, hubiera podido ser distinto. Es fácil hablar del partido cuando ya se ha jugado. Sin embargo, las elecciones deben someterse a análisis para que a usted y a mí como electores, no nos sorprenda un resultado.

Los 3 candidatos que los medios llaman de centro, se debieron unir para formar una gran fuerza alternativa que lograra derrotar a las maquinarias y al candidato de Uribe. Pero debieron unirse cuando se podían unir. Recuérdese que, en noviembre pasado, por poco se desbarata la Coalición Colombia del Partido Verde, el Polo Democrático y Compromiso Ciudadano ¿y por qué? Porque los 3 candidatos sonaban con igual importancia en la baraja de los presidenciables.

Pero como lo expresé arriba, el ego es mal consejero y el señor Fajardo demostró tener un ego más grande que su propia persona y de manera radical, se plantó en que si él no era candidato, se iba de la coalición. Ejercicio este, de la más cruel megalomanía que dejó a Claudia López de virreina y a Robledo aspirando al Senado de la República.

Ya en marzo, después de las legislativas y con el candidato de Uribe sacando 4 millones de votos, era la segunda y última oportunidad para que el centro se uniera. Pero de nuevo, el ego del señor Fajardo se plantó en que si hubiese una unidad, esta, tendría que ser en torno a él y solo a él. Es decir, nunca ni por un segundo siquiera, contempló la posibilidad de dejar la candidatura presidencial. Mucho se dijo ¿por qué De la Calle no se le unió a Fajardo? Y la respuesta es compleja y tiene que ver como siempre, con temas económicos. Porque De la Calle, ya había participado en una consulta dentro de su partido y no podía abandonar la colectividad, salvo el cancelar los 40.000 millones que valió la consulta.

Todos tenían afán de protagonismo y ganas de figurar. Pero es que Fajardo me parece, fue el del ego más enorme. Porque su fuerza electoral se compuso precisamente de la coalición a la que pertenece. Y si se hubiese unido a De la Calle y a la fuerza de la Colombia Humana, si hubiesen pensado por un momento en esa Colombia maltratada y olvidada por la política tradicional, si su discurso de “la anti política” fuera coherente y pensara primero en su país que, en rendirle culto a su personalidad, hoy la segunda vuelta sería de otra manera y quienes queremos un país distinto, no estaríamos tan preocupados por lo que puede pasar el 17 de junio.

Es tan grande el ego de Fajardo, que en una entrevista en Bluradio expresó que no volvería a aspirar a ningún cargo público*

En otras palabras, si no fui presidente ya no me importa nada. Como el niño mal criado que pide y pide algo y como no se lo dan, después se enoja y patalea diciendo que entonces no quiere nada. Y lo peor, es que haciendo gala de su “coherencia” va a decir que ni Petro ni Duque y esos 4.600.000 votos se van a la basura, pues ni un guiño les hará para que se decidan a apoyar a unos u otros.

No soy un derrotado, pero me parece que Gustavo Petro la tiene cuesta arriba para ganarle a Uribe en segunda vuelta. Porque es más notorio el antipetrismo que el antiuribismo. Porque la propaganda negra es más poderosa y tiene efectos a mediano plazo. Y porque simplemente un país de naturaleza goda, no está preparado para un gobierno de corte social.

La gente que votó el domingo por Duque no lo hizo por él, sino por su mentor. Y así mismo, lo volverán a hacer el próximo 17. Así, emberracados, con odio a Petro y a todo lo que hable de paz y reconciliación.

Si gana Uribe, se nos vienen días aciagos y por el ego de unos cuantos, Colombia le cerrará una vez más, la puerta a la modernidad política y social.

 

______________________

*https://www.bluradio.com/politica/soy-coherente-y-hace-una-semana-dije-que-ni-petro-ni-duque-fajardo-179741-ie172

( 2 ) Comentarios

  1. Me parece que si ibas a hablar de egos, no tuviste en cuenta al más grande de todos, después de Fajardo: Petro que es un lobo con piel de oveja y cuya egolatría es igual o superior a la de Uribe. Además, no veo porqué los seguidores de Petro se están mordiendo un codo porque Fajardo no se les unió, ya que si uno está tan seguro de su candidato, no necesita que nadie le eche una manito. Además, creo que quienes apoyan a Petro se comieron un cuento que no es, ya que lo ponen dizque a la altura de un hombre ejemplar como Pepe Mujica… Y repito, Petro es un lobo con piel de oveja, quién no merece la presidencia solo por su pésima gestión como alcalde de Bogotá. Todos los que conozco que votaron por Duque, y me incluyo, lo hicimos con la única intensión de votar contra Petro y claro que queremos paz y reconciliación, pero no con ese lobo de pésima y dudosa gestión en la presidencia.

  2. Hablemos del ego Pero que es tan grande, que dijo q si no pasaba a segunda vuelta era porque había fraude. Y aunque si es cierto q se vienen campañas sucias, no se sabe cual de los dos panoramas es el más oscuro.

Responder a Adry Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mauricio Ceballos
Mauro Ceballos Montoya (Junnio), es abogado, comunicador social-periodista, amante de la literatura, la música, la radio y los animales. persona sensible, buen amigo, alegre y optimista. le gusta hacer las cosas bien y por eso es algo perfeccionista. no le gustan las injusticias y trata de no quedarse callado, aunque a veces es difícil. tiene la costumbre de malpensar, porque dice que así está más consciente de su realidad. por último, quiere compartir con usted, este pequeño escrito que en mucho o en parte, lo condensa todo: Puro humano. Soy juez y parte, fiscal y defensor, luz y oscuridad, ángel y demonio, egoísta y altruísta, tímido y despierto, soy la duda y la razón, lo ideal y lo absurdo, creyente y necio, trasparente y mentiroso. Soy la contradicción perfecta, humanidad pura.