¿Cuántos están dispuestos a caer con Uribe?

¿Quieren pasar a la historia como la banda que sigue entreteniendo mientras Uribe, el Titanic de la parapolítica, se hunde?

Opina - Política

2019-04-25

¿Cuántos están dispuestos a caer con Uribe?

Entre cielo y tierra no hay nada oculto. Al menos no para siempre. Hoy, que ya no es 2010 y es imposible manipular la mayoría de la prensa y la opinión pública, ¿cuántos van a renunciar a lo que les queda de prestigio por tratar de tapar y defender lo indefendible? Claro, me refiero a Uribe Vélez.

Es desconsolador ver el cubrimiento que los medios aliados al uribismo o, al gobierno de turno, hicieron sobre las agresiones del expresidente Álvaro Uribe al senador Gustavo Petro, ¿o soy yo que veo con malos ojos que le pregunten a la gente si está de acuerdo con que llamen sicario a un congresista sin prueba alguna?

¿Somos nosotros los raros por esperar que los líderes de opinión se expresaran en manada contra la preferencia de Uribe por ver a los guerrilleros armados?

¿Somos unos ilusos al creer que la prensa tradicional hablaría de un ataque antidemocrático y no de un encontrón? Para después llamarse a sí mismos ‘demócratas’, sin pena alguna.

¿Cómo pueden alentar el discurso de un país polarizado? ¿Acaso es igual de válido exigir la paz como derecho constitucional a preferir un país alzado en armas, solo porque les es rentable y los muertos de la guerra los ponen los pobres?

¿Cómo sostener una postura de centro, que callando le otorga validez a un discurso en pro de la guerra, las armas, la violencia? ¿Acaso no es ese el narcopaís que ven desde el exterior y que rechazamos tumbando edificios de la mafia?

Preocupa ver la capacidad de aguante de los seguidores a ultranza del expresidente Uribe, que al igual que Paola Holguín, la hija del testaferro de Pablo Escobar, Frank Holguín, se ríen de las injurias y calumnias que salen de esa boca, para al día siguiente defenderlo en medios y decir que habló así por el estrés y la presión, y no los cuestionan.

 

El telón se rompe

Debate tras debate. Noticia tras noticia se confirma que los intereses del uribismo son mezquinos y buscan que el país continúe hundido en la violencia. Poco a poco este movimiento pierde adeptos a nivel nacional, que se sienten engañados porque llegaron al poder a hacer lo que advirtieron que haría el comunismo, porque en vez de más salarios y menos impuestos, crece la carga para el ciudadano y bajan los impuestos a los grandes emporios económicos.

El poderoso Uribe Vélez cada vez se ve más encerrado en su discurso, en su burbuja de mentira que es sostenida por feligreses del mal, que son felices tratando de cubrir a sus opositores de mierda con tal de disimular su hedor. Con la llegada de la verdad, llega también su derrota.

Con el telón cayéndose y la gente despertando, me pregunto cuántos políticos, periodistas, medios y líderes están dispuestos a defender hasta el fin la insignia nacional de la politiquería y el poder por vía de la mafia. ¿Quieren pasar a la historia como la banda que sigue entreteniendo, mientras el Titanic de la parapolítica se hunde?

Así haya días de desesperanza y cansancio ante un país que parece no cambiar, no somos la misma Colombia de 2010, no nos informamos igual ni nos dejamos manipular igual.

Hoy se pueden contar por docenas los buenos muchachos condenados por hacerle el juego a Uribe; igual podrían contarse los periodistas caídos en desprestigio, quienes de la reputación solo tienen sus primeras letras, ¿pero cuántos más engrosarán esa lista en su empeño por defender la perpetuación del oscurantismo político, económico y social?

Nos despedimos de un episodio más que no pasará de la tendencia del momento, pero en cada salida en falso son más los que despiertan y se alejan. Pero no es polarización, es escoger vivir democráticamente antes que validar el asesinato y el uso de las armas como forma de vida. No se dejen confundir por la repetición incesante de la mentira.

 

 

( 17 ) Comentarios

  1. Quienes quieren la guerra ya son menos

    • Quienes queremos la paz somos más

      • NO LE VEO SENTIDO a los comentarlos contra urive (con v) no siquiera los grandes testimonios en su contra han podido.. menos lo hasta el Facebook… recuerden son MÁS DE ONCE MILLONES DE COLOMBIANOS que apoyan y lo adoran.. esos textos NO los harán cambiar de opinión (RISAS de urive con v)

    • Es deplorable la carencia de moral En este país se volvió un estilo de vida los antivalores; lo censurable lo convierten en correcto y a lo correcto le dan un viraje de incorrecto.

  2. Muy buen articulo

  3. Si el.pueblo colombiano, y más exactamente los uribistas enfermizos, no aterrizan estamos jodidos.
    Cómo es posible que “ser humano”, que no otro que un demonio, lo siga utilizando como idiotas útiles.
    A los periodistas los invito a decir siempre la verdad.
    Dios les bendiga

  4. ReplyMonica Yanet Lozano

    Yo en cambio veo un uribismo empoderado, sembrado odio por todas partes, insultando, calumniadores, discriminando y atropellando a todos los opositores y personas que no apoyamos sus ideas. No se si es que soy pesimista, pero siento que ellos están más montados que nunca porque están respaldados por su gobierno y aparte la rama judicial, empezando por el Fiscal General está de parte de ellos. Conclusión, fue un error histórico el haber permitido que volvieran a tomar el poder y de seguro harán los que sea para perpetuarse en él. Y todo es todo, hasta lo más impensable o inaceptable y continuarán asesinando lideres sociales y desmovilizados en la más completa impunidad.

  5. ReplyPedro José Castañeda Castillo

    Triste y desagradable que un personaje de la talla de Álvaro Uribe Velez, no acepte y se niegue a someterse a una verdadera justicia y diga la verdad de sus fechorías mafiosas. Y tenga sometidos una cantidad de personas indicadas en desgracia por cubrir tan nefasto personaje. Ya es hora de la verdad y que haya reconciliación así sea por menos cárcel. Por qué una persona que diga la verdad debe ser acogida y perdonada con menos castigo. El mismo Uribe salvaría mucho de sus amigos que tiene en la cárcel.

  6. ReplySandra Yusunguaira ramirez

    Ya la sociedad no es la
    Misma que l del año 2010, eso es cierto, pero también es cierto que aún nos falta mucho para acabar con el lastre que cargamos con ese personaje

  7. Cuando el colombiano evite ser persuadido qué hay “guerra fría” entre izquierda y derecha este país se transformará, entre tanto existan políticos, periodistas, colombianos en general detonadores de tal guerra fría colombia tendrá inercia a avanzar

  8. Ya creo que es hora que la gente despierte y se sacuda de la vieja politica de las mentiras y solo enrequiciendo a los politicos corruptos no mas uribe y su odio

    • El oscurantismo del periodo de Uribe parece haber vuelto , solo hay que preguntarse porqué no avanzan las investigaciones o serà que las instituciones estàn secuestradas por la corrupcion ? Amanecerà y veremos

  9. ReplyJesús Antonio Luján escorcia

    Cuánta ignorancia ni Petro ni Uribe son la solución.. más vale malo conocido que bueno por conocer.. No se dejen seducir por manifestaciones estúpidas que sólo pretenden manifestar poder… Si de verdad ambos amarán la patria se sentarían en la intimidad de una discusión y no en el ejercicio fatuo.. ninguno de los dos tiene el historial para el futuro de Colombia.. ambos tienen manchadas sus subjetividades.. por eso estamos como estamos.. porque la ignorancia elige por seducción sin tener en cuenta su descendencia directa y el futuro de la patria.

    • Cuando el barco de hunde al principio el abordaje de los botes salvavidas de hace en orden poco a poco. Pero ante el inminente naufragio la desesperación hace que todos quieran salir al tiempo, se olvidan las personas que se protegian y o saltan o se ahogan. Y creo que saltarán para ser rescatados. Y si pueden empujar a su capitán hacia atrás para salvarse también lo harán.
      Confío que ese día este cercano.

  10. ¿Serán capaces la uribistas y fieles seguidores del innombrable, rebajar así su dignidad para defender lo indefendible, para seguir haciéndole el tapen-tapen para cubrir sus cargadas?

  11. Clara es la política de manipulación que maneja el gobierno. Con el aparato mediático a su favor en sus primeros gobiernos, Uribe amedrentaba y mentía al país con la complicidad de sus periodistas de bolsillo, contratados por las esferas económicas que manejan el país. Es menester de muchos, hacer pedagogía no basada en tergiversaciones, sino en hechos concretos, que suele disfrazar la prensa instrumentalizada de este país.

  12. ReplyCarlos Armando Pinzón

    El país ha caído tanto que da tristeza los comentarios tan pobres de contenido de los uribestias.g

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ian Schnaida
Periodista de la UdeA / Fundador y Director de La Oreja Roja / Estratega de Redes Sociales y Asesor de Posicionamiento Digital.