Convocatoria uribista para cargos públicos

Si usted no califica en ninguna de las modalidades mencionadas en la convocatoria, solo presente su pasado judicial. Con al menos una entrada a la cárcel, preferiblemente por parapolítica, podrá ser alcalde, senador y hasta candidato presidencial.

Sátira - Corrupción

2021-02-11

Convocatoria uribista para cargos públicos

Columnista:

Óscar Perdomo Gamboa

 

Debido a la toma de prácticamente todos los entes del Estado por el Centro Demoníaco, la subpresidencia de la república se permite abrir convocatoria privada para cargos públicos. Solo podrán acceder cómplices de la élite uribista, periodistas comprados y sus familiares, y desempleados inútiles que demuestren su compromiso con el proyecto de refundar la patria. Se ofrece (agro) ingreso seguro e impunidad garantizada. Salud no, pues esa fue desmantelada por el amo Uribe.

El uribista que desee participar en la convocatoria lo podrá hacer en una de las siguientes modalidades:

A: Nepotismo enmermelado. En esta modalidad podrán participar hijos y parientes de miembros del uribismo, como las hijas de Alicia Arango o Carlos Felipe Mejía. Único requisito, carecer de escrúpulos. No se requiere formación, experiencia ni preparamiento; de hecho, se exige decir «preparamiento» y «así lo querí».

B: Lambisconería chupamedial. En esta modalidad podrán participar parientes, esposos y tinieblos de los periodistas que vendan su integridad a fin de hacer propaganda abierta y descarada al Gobierno de Uribe y su encargado. Se puede tomar como ejemplo el caso de Felipe Zuleta y su pareja, o Luis Carlos ‘Memes’ y su padre. Los periodistas deben, en un acto de caballerosidad, justificar la corrupción del Gobierno y hacer retos rockeros, nunca raperos.

C: Consanguinidad narcoparamilitar. En esta modalidad podrán participar hijos de paramilitares o narcotraficantes. Indispensable demostrar altos niveles de cinismo. Tómese como modelo el nombramiento del hijo de ‘Jorge 40’ o la carrera de Paola Holguín, hija de un testaferro de Escobar. Se exigirá análisis de sangre con el objetivo de demostrar que no hay crímenes de sangre a pesar de la sangre derramada por los padres. Si es primo de capo se le nombrará consiglieri.

D: Compravotos sistemática. En esta modalidad podrán participar los ciudadanos de bien que deseen invertir su dinero y su moral en comprar votos para el Centro Democrático, preferiblemente con recursos del narcotráfico. El postulante debe arriesgarse a ir a la cárcel, como los que compraron los votos para María Fernanda Cabal, o a relacionarse con sicarios, como los que compraron votos para Margarita Restrepo. Si el compravotos ‘caya’, puede optar por un cargo sirviendo a Uribe o ser invitado a la posesión presidencial. Advertencia: el postulante puede ser asesinado en circunstancias sospechosas.

E: Tontódromo originario. En esta categoría podrán participar aquellos que, por su lugar de nacimiento, hallen algún retruécano verbal que los capacite para el cargo al que aspiran. Tómese como ejemplo a Diego Molano, que nació en hospital militar y calificó como ministro de Defensa. Se exigirá propuesta ridícula y obtusa, como un protestódromo, con el fin de acreditar su nivel intelectual. Indispensable mostrar desprecio por la paz, la protesta social y las minorías étnicas.

  1. Transfugismo traidor. En esta modalidad podrán participar políticos y parientes de políticos, preferiblemente cuestionados, que deseen traicionar su colectividad para servir al presidente ‘Eterno’. Se usará como modelo la Embajada dada a la esposa de César Gaviria, subastador del Liberalismo. Se dará prioridad a hijos de víctimas del narcotraficante a quien Uribe autorizó las pistas, si pierden su dignidad familiar para adherirse a los socios de los asesinos; véase el caso de Miguel Uribe Turbay. Indispensable carecer de vergüenza.
  2. Inutilismo redsocial. En esta modalidad podrán participar los mediocres, inútiles, desempleados, estúpidos, ignorantes y canallas que se hayan hecho populares en medios de comunicación o redes sociales por la continua y ridícula repetición de mentiras uribistas y alabanzas al presidente ‘Eterno’. No importa si sus carreras fueron un fracaso y ahora son mantenidos por la esposa o si plagian sus tesis de grado y columnas en periódicos. No se mencionan ejemplos para no darles visibilidad. Afrodescendientes, abstenerse.

Si usted no califica en ninguna de las modalidades anteriormente mencionadas, solo presente su pasado judicial. Con al menos una entrada a la cárcel, preferiblemente por parapolítica, podrá ser alcalde, senador y hasta candidato presidencial. En todos los casos, se exigirán bachilleratos aprobados en garaje, posgrados de diez días en el exterior y mensajes en redes sociales contra Santos y la paz. Las convocatorias estarán abiertas hasta que los puestos se llenen a dedo y conveniencia, pero se abrirán paulatinamente según capturen a los funcionarios. Se exige compromiso para saquear el erario en el poco tiempo que queda y garantizar impunidad, al menos para el ‘Gran Colombiano’.

 

 

( 1 ) Comentario

  1. El Transfugismo traidor no es algo nuevo, nada más hay que ver como en su momento el fallecido ex ministro de defensa colocó al esposo de su hijastra en la superintendencia de sociedades y bajo esta misma línea este personaje ha utilizado una entidad técnica para convertirla en fortín político de puestos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Óscar Perdomo Gamboa
Profesor universitario y doctor en humanidades. Escritor de novelas como “Allá en la Guajira arriba”, “Hacia la Aurora” y “De cómo perdió sus vidas el gato”; así como los libros sobre caricatura “Afrografías, representaciones gráficas y caricaturescas de los afrocolombianos” y “Mil caricaturas afro en la historia de Colombia”.