Condenar a Uribe: imperativo moral para transformar a Colombia

Si bien jurídicamente los procesos contra Uribe no caminan como debería ser, el país, social y políticamente, necesita procesarlo.

Opina - Política

2017-11-10

Condenar a Uribe: imperativo moral para transformar a Colombia

La condena proferida contra María del Pilar Hurtado, ex directora del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), es el hecho jurídico-político más importante para el amplio sector de la opinión pública que espera que, con dicho fallo, se llegue, por fin, a procesar, juzgar y ojalá condenar, a quien muy seguramente dio las órdenes para seguir, interceptar comunicaciones y desprestigiar a periodistas, magistrados, críticos e intelectuales: Álvaro Uribe Vélez.

Esas mismas orientaciones, órdenes y directrices que la entonces directora del DAS cumplió a cabalidad, y con las que dicha entidad se convirtió en la Policía Política de un régimen que persiguió a quienes desde distintas entidades del Estado y roles de la sociedad civil, simplemente cumplían con sus deberes.

Si bien la Corte Suprema de Justicia (CSJ) compulsó copias a la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes (CACR) para que investigue al ex presidente de la República, la opinión pública sabe que en esa instancia investigativa no pasará nada. De hecho, varias denuncias contra el mismo ex presidente reposan en esa misma Comisión, sin que hasta el momento se haya movido un solo folio de las denuncias recibidas.

Será difícil procesar y condenar al expresidente Uribe. La naturaleza política (clientelista) de la CACR, el miedo que sus miembros sienten al pensar que tienen que investigar a Uribe Vélez y su incapacidad para asumir las tareas investigativas, son suficientes elementos para pensar que el ex mandatario jamás responderá por los señalamientos y denuncias, a pesar de que le cabe toda responsabilidad política por  las violaciones de los derechos humanos, perpetradas durante sus ocho años de Gobierno. Y no solo por lo acaecido con las operaciones ilegales ejecutadas por el entonces DAS, sino por la penetración, cooptación y captura del Estado, por parte de los paramilitares. Grupos estos que contaron, además, con el apoyo de actores sociales, económicos y políticos de la sociedad civil, y por esa vía, dieron vida al paramilitarismo como fenómeno sistémico y empresa criminal.

Si bien jurídicamente los procesos contra Uribe no caminan, el país, social y políticamente, necesita procesar a Uribe Vélez. Hacerlo, podría representar el inicio de un cambio cultural para un país que se acostumbró, entre el 2002 y 2010, al Todo Vale.

Es claro que se borraron los límites de la decencia. Hubo excesos. El llamado “Embrujo autoritario”, consolidó las negativas Representaciones Sociales (RS) e imaginarios colectivos, que frente al Estado y la función pública, históricamente exhiben los colombianos. Con Uribe se naturalizó la corrupción. Él mismo decía que su Gobierno no compraba conciencias, que seducía. Y todos sabemos que la Unidad Nacional, del Congreso de la época, se conformó sobre la base de contratos y dádivas. Yidis Medina, condenada por cohecho, es el claro ejemplo de esa “seducción política”.

Vaya eufemismo para encubrir lo que fue una vulgar compra del voto, con el que no solo se reeligió Uribe, sino con el que el país vivió el periodo más oscuro y tenebroso, en lo que respecta al ejercicio del poder del Estado y de un Presidente. ¿En dónde quedó la legalidad y la legitimidad de esa reelección? Es claro que Uribe fue una invención mediática.

Los daños que Uribe le hizo al país son de múltiple naturaleza: ambientales, sociales, políticos, jurídicos, culturales, institucionales, éticos y morales. Nunca antes, en la reciente historia del país, un Gobernante en Colombia debilitó tanto las instituciones y transformó la institucionalidad. Uribe sometió las instituciones estatales a su proyecto autárquico, soportado en una sed de venganza contra las Farc y en la clara intención de anular y proscribir la política, y de esta manera, erigirse en el “dictador que el país necesitaba (¿necesita?) para modernizarse”.

Transformar a una sociedad como la colombiana, que parece acostumbrada a la corrupción pública y privada, a que el Estado le sirva a unos pocos, requiere de medidas excepcionales, de hechos contundentes y ejemplarizantes, que pongan en crisis las perversas prácticas políticas que han hecho posible el sometimiento de las instituciones estatales, a disímiles mafias, que han contado con la anuencia de Gobiernos, o por lo menos, con su cómplice silencio.

Procesar y condenar a Uribe sería ese hecho contundente y ejemplarizante que necesita la Nación, para dar un viraje de 360 grados, a las maneras cómo sus ciudadanos asumen y entienden el papel del Estado, de la política y las relaciones de este con la sociedad. Procesar a un ex presidente como Uribe, podría generar la confianza en la justicia, que una sociedad civilizada necesita para operar en condiciones de normalidad.

La vigencia política y mediática de Uribe Vélez representa la confusión moral y ética de una sociedad que deviene sin referentes éticos capaces de llevarla hacia estadios civilizados y de una moral pública capaz de universalizar el respeto por los derechos y que nos lleve a repensar las relaciones entre el Estado, el mercado y la sociedad.

Quienes extrañan el talante dictatorial de Uribe y su complacencia con la corrupción, no solo sirven a los intereses de las empresas encuestadoras y los del noticiero de televisión RCN, que ayudan universalizar las opiniones de unos cuantos, sino que son el mayor obstáculo ético que enfrentan los sectores de opinión que exigen y esperan una profunda transformación cultural.

De allí que, insisto, sea urgente procesar a Uribe, para transformar social y políticamente a una sociedad, guiada, históricamente, por un Estado hecho a la medida de unas mezquinas élites políticas y económicas, y de grupos emergentes que le han sometido, para ponerlo al servicio de sus particulares intereses.

Fueron tan poderosas, efectivas, eficaces y eficientes las redes clintelares que Uribe y su equipo de Gobierno lograron tejer dentro del Estado, que los hechos de corrupción que hoy salpican e  involucran al Presidente de la Corte Constitucional, Jorge Pretel Chaljub, llevan, detrás, las manos de quien mandó en Colombia entre 2002 y 2010.

Urge, entonces, que la sociedad civil y los sectores de la sociedad que no comulgan con el proyecto político que ejecutó Uribe, presionen a la CACR, a las élites que aún lo apoyan y a la justicia en general, para que Uribe sea juzgado. Procesarlo y juzgarlo es, a todas luces, un insoslayable imperativo moral, para una sociedad confundida en, y por su propia historia de inmoralidades públicas y privadas.

Que el polémico ex presidente cuente con el apoyo de algunos sectores sociales y políticos y de empresas mediáticas, no significa que sus actuaciones al frente del Estado hayan sido legítimas y legales.

Por el contrario, su vigencia mediática debe ser suficiente para dudar de la honorabilidad y pulcritud de sus decisiones político-administrativas. Y es así, porque esa misma prensa que hoy lo mantiene como líder de opinión y como determinador político y electoral de las campañas de candidatos de derecha que buscarán hacerse con el poder en el 2018, para retomar el rumbo, es la misma que él cooptó e irrespetó durante su periodo presidencial.

Así las cosas, debemos continuar con la tarea de confrontar la historia oficial-mediática,  que logró  ocultar y minimizar los graves y execrables hechos  ocurridos en Colombia, entre el 2002 y el 2010. Igualmente, debemos guiar la transformación cultural del país, develando las mentiras de una prensa y de unos medios masivos, que cada vez más actúan como actores políticos.

Blogueros y tuiteros tenemos la responsabilidad de convertir la Red en un espacio de discusión pública de asuntos públicos, en aras de generar estadios de opinión divergentes, que hagan contrapeso a la homogénea y homogeneizante opinión pública que se genera desde la Gran Prensa, que insiste en mantener la vigencia política de lo que simplemente fue una invención mediática y el perverso experimento de una derecha que solo buscaba probar sus propios límites, en lo que respecta a debilitar el propio Estado, y en lo que respecta a la violación de los derechos humanos. El país debe pasar esas páginas y desechar los principios que guiaron el dañino experimento de una Derecha que perdió los límites de la decencia.

 

Adenda: El giro de 360 grados, aunque nos regresaría al mismo punto, para este caso, no se trataría de una contradicción o de un regreso al mismo punto de partida, sin mayores cambios. Por el contrario, volver al punto de partida inicial, se daría con la intención de reiniciar y de recomponer el camino, sobre la base, eso sí, de un profundo cambio cultural.

 

( 24 ) Comentarios

  1. CONDENA MAS BIEN LA CATASTROFE EN QUE HAN MANTENIDO A COLOMBIA POR 60 AÑOS LOS NARCOTERRORISTAS: FARC, ELN, EPL M-19 , LOS QUE POR SU CULPA SE DESATÒ ESTA OLA DE BARBARIE SIN CUARTEL EN COLOMBIA, Y QUE IMAGINO DEBEN SER AFINES CONTIGO. DEJEN DE ESTARLE DANDO BOMBO A LA INSIGNIFICANCIA DE LAS CHUZADAS , QUE ALLI TAMBIEN TIENEN CULPA LOS NOMBRADOS ANTERIORES..COMUNISTAS HIJUEPUTAS..!! VIVA URIBE..!

    • Replycarlos holmes ruiz velasco

      la barbarie la creo el mismo estado que ha gobernado este pais mas de 200 años….desde 1947 para aca ellos han sido los victimarios con todas las empresas criminales que han formado…. hay que conocer bien la historia para saber las verdaderas causas y origenes de la violencia…..

    • Típica respuesta de un uribista.. Culpar a la demás personas con grosería y sin argumentos para ocultar las atrocidades de su amo

    • En tu respuesta se ve la calidad de colombiano que eres. Insultar es el último y mas vil de los recursos que una persona puede tener. Me imagino que usas un pseudónimo, no por vergüënza sino porque esa es la estrategia del que golpea, tira la piedra y esconde la mano.
      Uribe es un delincuente desde su comienzo como director de la Aerocivil en el gobierno de Turbay. Lo demás es historia conocida por todos poro tapada por gente como usted. Delincuentes de carreara aunque no hayan cometido delitos punibles por la ley, En el caso de Uribe se desmadro de tal manera que avasalla a Colombia.

    • Tonto descabezado y descerebrado… y a lo mejor es bien pobre. Los que más se han visto perjudicado por los desgobiernos de Urrible son los pobres. Los de la clase media, como yo, no hemos resultado tan tan landrados como los más pobres… lo que prueba que a los Urribles los sostiene la ignorancia.

    • ReplyLuis Fernando Díaz Sánchez

      Como se nota lo primario que es usted. Tan alvaro uribe Vélez. Guácala.

  2. que van a saber los uribistas de historia. Su pereza mental solo les alcanza para tragar entero la información que les llega con el esfuerzo de presionar un botón en el control remoto para sintonizar RCN

  3. Germán , no hay peor ciego que el que no quiere ver, me gustaría que atacaras con esa vehemencia no sólo a Uribe sino también a Santos por falso y de las farc y sus amigotes que opinas ?
    Creo que el remedio para esta polarización que vivimos tiene que ser decir la verdad sobre todos los actores de esta estupida y suicida violencia .

    • Hay que leer. Solo eso sacar la a este país. Conocer la historia. Quienes sabemos que paso, en realidad desde hace mas de 70 años hasta el hoy, saben quien es el verdadero opresor. Quien es el verdadero asesino, y hablo no de las guerrillas que surgieron por las arbitrariedades y los asesinatos de sus representantes politicos. El Estado ha sido y será en la historia de Colombia el perpetrador de verdaderas masacres y destrucción democráticas. La corte Interamericana de Derechos Humanos lo ha dicho en diversas ocaciones y otros entes internacionales. Los únicos que desconocen la verdad somos nosotros. Si se uniera los daños y atrocidades cometidos por todas las guerrillas, juntas no llegarían ni a un 50 % de lo que ha hecho el Estado. Lo invito a leer. En este momento se esta cometiendo un Genocidio y muy pocos sabemos de parte de quien y a quienes.

  4. ReplyHernando Caicedo T.

    Que pobreza de analista, no es sino títulos!!!

  5. Estoy de acuerdo en que sea.Juzgado yncondenado, porque tiene mucho porque responder! Las FARC, ELN, Paramilitares y demás; son Crimanales diferentes; el fue Presidente y desde el Gobierno transgredio la Ley y eso lo hace mas responsable que cualquier otro!!!!!

  6. Vea usted, “insignificancia de las chuzadas”, por ellas esta pagando la funcionaria responsable 17 años de carcel. ll- Como han existido diferentes grupos guerrileros,narcos etc. estan plenamente justificados los “falsos positivos” , las masacres de los uriparacos,los de la campaña la reeleccion con cohecho, enriquecer criminalmente a los hijos, la banda de hampones que fueron sus inmediatos colaboradores (27), En fin los colombianos le salimos a deber al gran titiritero.

  7. Tratar a Uribe como señor presidente 8 años después de terminado su mandato siempre me ha sonado como una actitud servil . Me molesta particularmente cuando da soluciones a los problemas que no quiso solucionar.
    Tarde o temprano la verdad saldrá a flote. Y nadie podrá salvarlo.

  8. La historia es para conocerla. Llevamos muchos anos de violencia, en la cual lis politicos han sacado suculento partido de intereses politicos. Tanto los paramilitares como los guerrilleros son igualmente asesinos. Ideologia ? Pero los mas responsables son los actores intelectuales y determinadores que apoyaro esta violencia. Hoy se encuentra en el congreso fungiendo como redentores. VERGUENZA NACIONAL

  9. Excelente análisis, sereno y objetivo. Lo desesperanzador es que la decadencia moral de nuestras instituciones y la de al menos la mitad de nuestros conciudadanos, allanarán el camino para que AUV, en vez de ser detenido y procesado, refuerce su capacidad de seguir vulnerando nuestra débil democracia.

  10. Importante su propuesta, dar voz a otras opiniones, a otras verdades sin revelar, a causa del poder de los Grandes medios, instrumento de los políticos y los corruptos.
    Informar con ojo imparcial y educar, es una tarea que tiene el periodismo responsable, y ayudarnos a pensar en lugar de fanatizarnos a través del odio, el rencor y la revancha. Adelante los apoyamos.

  11. Quien tiene que condenarlo Corte Penal Internacional. Sólo así, le llega la paz a este país. Pedirle a la C. A. C. R. que lo haga, es como pedirle Uribe su Autocondena, porque es más el pánico físico que le tienen, como el que le tuvieron sus rivales a Alcapone…..

  12. Cayó pinochet. Caerá Uribe espero que no como Somoza, pero sí. Esta sociedad avanzará. Mucha cultura de la muerte… Caigan también sus hijos. Caigan todos los que le hicieron la corte, y todos los que se roban al país.

    Y a los uribestias ponerlos a estudiar historia de Colombia, historia del crimen de estado en Colombia , derechos humanos y que dejen de ser lambones lameculos y lacayos de las ratas politiqueras….

  13. Este Hitler criollo, tramposo, abusivo, corrupto, asesino, traidor a la patria, debe ser juzgado y condenado, para que purgue todas sus bellaquerias.
    Es un BANDIDAZO. Como lo es también Juan Manuel Santos.

  14. Ser pensador significa no tragar entero y reconocer que la clase política ha estado al servicio de la maquinaria política que hace lo que sea por mantener el poder sin preocuparse por sus electores. Eso es lo que nos tiene mal. No me gusta el comunismo, el capitalismo bien entendido es bueno. El capitalismo salvaje que solo mira indicadores sin considerar las personas y su dignidad me parece absurda y es un retroceso en nuestro desarrollo. Si, es cierto. El estado no hace ni ha hecho su tarea bien. Por eso hay territorios del país que son caldo de cultivo para guerrillas, bandas criminales, etc. Esto tiene que cambiar y debemos elegir más a administradores que políticos para que con honestidad el estado mejore para todos.

  15. Concepto personal:
    Álvaro Uribe Vélez y Hugo Chávez frías sondos personajes idénticos, lo que sucede es que Chávez es de extrema izquierda, y Uribe de extrema derecha…
    Se identifican e su Megalomania, querían perpetuarse en el poder, reformando la constitución, Chávez lo logró, sino que falleció, ahí estaría…
    Uribe estuvo a punto de lograrlo, uyyyy ahí estaría…
    Ambos con ínfulas dictatoriales, empuñando el poder en forma omnimoda…
    Uribe pretende apoderarse de la presidencia, por un tercero, para “salvar” a sus funcionarios incursos en hechos delictivo, instigados por él…
    Las ” chuzadas”, el ” Agroingreso seguro”… En fin…
    A través de la historia, los dictadores se han rodeado de mediocres, para ostentar el poder sin oposición…
    Es patético lo que sucedió en Venezuela…
    Y… Aquí íbamos para lo mismo…
    Gracias a DÍOS NUESTRO SEÑOR , muchos Colombianos, tenemos conciencia e inteligencia política…
    Uribe Vélez es un “encantador de serpientes””, y… Aún hay mucho ” imbéciles que lo siguen en sus oscuros propósitos…
    Esto lo escribo sin pasión, luego de un análisis sensato de los acontecimientos que todos conocen….

  16. Es este señor de verdad Docente? es asi como enseña a sus alumnos? Para arreglar la situación de caos de un país hay que condenar a un político?No sería mas sano juzgar y condenar a las farc que si son verdaderos asesinos, depredadores, violadores y todo lo malo que existe en el planeta tierra? y aplicar las leyes que hacen por montones en el congreso de corruptos.

  17. Ignorantes los que dicen que el país se lo entregaron a las Farc, para eso se lo tendrían que quitar primero a Ardila Lule, a los Santodomingo, a Sarmiento Angulo , a los hermanos Uribe Moreno entre otros. Es natural esta polémica con quien en el Senafo no quiere que se haga la paz, pues recordemos que entre las Farc y los paramilitares ha existido un odio visceral desde siempre, y no quieren compartir curul con sus archienemigos.

  18. Es el artículo más desinformativo -aunque obvio por ser opositor- que he leído hasta ahora sobre las acusaciones a Uribe. Realmente cualquier universitario que lea esta “satanización” del señor Uribe de entrada sin investigar lo que se dice aquí, creerá ciegamente que es un horrible mounstro este señor. No entiendo como personas tan preparadas que no sólo en este artículo sino en general le tienen tanta tirria al señor Uribe y viven y se desviven por atacarlo de toda forma posible. Si bien hay situaciones y circunstancias que se viven en el alto gobierno durante cada periodo presidencial no sólo en Colombia sino en el mundo, también es cierto la manipulación mediática por parte de los poderosos y la “élite”. La verdad es que Alvaro Uribe fue controversial en su gobierno pero el hecho que se abrieran tantas “ollas podridas” en su Gobierno no significa que se tengan que achacar a él. Gracias a su transparencia y austeridad en la ejecución del poder fue posible desentrañar toda esa suciedad corrupta que ya estaba bien enmarañada en la Nación. El autor de este artículo, respetable por su formación, al parecer sólo se centra en desfigurar la imagen del ex Presidente y no mostrar los resultados contundentes que trajo en su lucha contra las FARC. Encuentro que también se contradice al nombrar el paramilitarismo como fortalecido cuando en realidad se desmovilizó, se desarmó y sus Cabecillas fueron extraditados. En el caso de FARC se acabaron los secuestros, se desmovilizaron muchos soldados rasos y sus fundadores fueron dados de baja por nuestras fuerzas militares, las cuales fueron fortalecidas como ningún presidente antecesor lo había hecho y unidas contra el narcotráfico y los grupos subversivos y criminales. Operaciones de alto talante como la Operación Jaque donde se liberó a Ingrid Betancourt, soldados colombianos y ciudadanos Estadounidenses que hasta en EE. UU. y Europa reconocieron esta gran operación. Las guerrillas se vieron obligadas a irse a refugiar a las fronteras de países con gobiernos de izquierda como Venezuela y Ecuador. Los periodistas extranjeros en el mundo entero, profesionales y políticos admiran el gobierno Uribe en su lucha contra el narcotráfico, cuya administración del patrimonio público fue de gran austeridad. Esta situación produjo incremento en la economía del país y del turismo ya que los extranjeros encontraban en Colombia ahora un lugar más seguro del cual disfrutar. Un hombre que hizo el proceso de “Justicia y Paz” contra paramilitares y guerrilleros, que logra reducir increíblemente el narcotráfico, que trae inversión extranjera; ¿ahora tildado de paramilitar y vinculado con narcos? No me crean tan ingenuo. Se trata de una persecución política contra un hombre que logró hacer que una causa perdida como lo era Colombia en el año 2002, donde el país estaba despejado a las FARC quienes ocupaban gran parte del país con un arsenal de armas fuertísimo, donde la única candidata a presidencia de la República, Ingrid Betancourt, que representaba la esperanza para el pueblo colombiano fue vil y cobardemente secuestrada por las FARC porque el ex Presidente Pastrana no fue capaz de garantizar su seguridad en un viaje por tierra; llega este antioqueño con voz fuerte y determinada a hacer de esta causa perdida un verdadero país seguro y comercial y que es elegido por el pueblo dos veces arrasando históricamente en votaciones; ¿Ahora me vienen a decir que es el villano? No hermanos, no me crean tan ignorante o tan bruto, perdónenme la expresión. Además le rectifico que la reeleción de Uribe fue mediante un proceso democrático llamado referendo, donde la gente votó a favor de su reelección, no fue por Decretos o Leyes Habilitantes como lo hizo Chávez en Venezuela -y ni nombrar que lo primero que quiere hacer Petro en su mandato es convocar una Asamblea Nacional Constituyente para cambiar nuestra constitución a su antojo-.

    Entonces reprocho totalmente este artículo y resalto que el pueblo colombiano por primera vez en muchos años se sintió respaldado por un hombre que además de lo ya mencionado en tema de seguridad, creó confianza en el extranjero y a nivel nacional, donde las personas no les daba miedo denunciar, no les daba miedo viajar por carretera y ser secuestrados por una “pesca milagrosa”, donde las personas vieron las Fuerzas Militares fortalecidas y defendiendo la población civil y un Estado garante de la seguridad de la nación tal como dicta la Carta Política de nuestra Colombia. Campesinos que pudieron regresar a su tierra luego de años de desplazamiento forzado, guerrilleros y paramilitares rasos que pudieron desmovilizarse para llegar a la ciudad a hacer empresa, ciudades seguras y colaborativas en la denuncia, policías con nuevos automotores, ejércitos con nuevos elicópteros y equipamentos que les ayudarían a enfrentar a una de las guerrillas mejor armadas del mundo. Todos estos hechos hablan mucho más que mil palabras.

    Por estas y muchas otras razones, se demoraran años en desdibujar al héroe que es Alvaro Urive Vélez y en hacerle tal persecución infame e injusta. Que Dios ayude a Colombia y a Alvaro Uribe Vélez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Germán Ayala Osorio
Docente Universitario. Comunicador Social y Politólogo. Cursando Doctorado en Regiones Sostenibles.